18.4 C
Tijuana
sábado, enero 7, 2023
Publicidad

Marino municipal intentó liberar a “El Alacrán”

Un mes antes de que agentes Estatales de Investigación de la Procuraduría General de Justicia de Baja California Sur detuvieran a Juan Manuel Beltrán “El Alacrán”, ya lo habían ubicado en Ciudad Constitución. También a su jefe de seguridad, un hombre apodado “Coyote”.

Sabían que los criminales estaban protegidos de alguna manera, porque se movían por el municipio de manera impune. Lo que desconocían, era que elementos de la Marina comisionados a la Dirección de Seguridad Pública de Comondú, protegían -e intentaron liberar- al “Alacrán”.


Publicidad


La tarde del 5 de diciembre cuando los agentes estatales llegaron a Ciudad Constitución para cumplimentar la orden de aprehensión por secuestro y por el delito de ultrajes a la autoridad (por una golpiza a agentes municipales), que les fue otorgada contra Juan Manuel Beltrán “El Alacrán”, criminales y autoridades al servicio de éste, pretendieron liberarlo.

Sin efectuar un disparo, cuando descendió de su vehículo para internarse en una casa de seguridad, “El Alacrán” fue aprehendido. Los agentes estatales de la PGJEBCS que le investigaban, estaban escuchando la frecuencia del criminal. Los familiares o secuaces que fueron testigos de la detención, alertaron por comunicaciones sobre la misma y solicitaron refuerzos para liberarlo.

A la escena de la aprehensión llegó un carro Kia, con cuatro hombres enfundados con armas cortas. Dispararon contra los vehículos de los agentes estatales aun desde el vehículo en movimiento, para posteriormente intentar cerrar el paso a los policías del Estado, bajar del carro y arremeter a balazos contra la autoridad.

Los agentes estatales repelieron la agresión, y los delincuentes huyeron a pie, dejando abandonado el vehículo Kia. Los estatales lograron la captura de uno de ellos que, herido, no logró la escapada. Por la misma frecuencia utilizada por los criminales, escucharon que alertaban que “para los de armas cortas” ya estaban en camino los refuerzos con “armas largas”.

En efecto, a los minutos arribó al lugar y una camioneta pick up Lobo color blanco se estacionó a un lado del Kia. Sin insignias ni logotipos, dos hombres la tripulaban. Iban armados con dos armas cortas y dos armas largas. El copiloto, vestido con una camisa blanca, descendió del pick up y disparó contra los agentes estatales, quienes repelieron la agresión.

El hombre de la camisa blanca, gritó a los agentes estatales, que “les entregaran al jefe”, en un intento por liberar al “Alacrán”.

Por respuesta, los elementos de la PGEBCS repelieron la agresión.

El piloto de la Lobo también bajó del pick up y comenzó a disparar, pero se resguardó con el vehículo. Este hombre vestía una camisa con insignias de la Policía Municipal.

Al final del enfrentamiento, los elementos de la Agencia Estatal lograron inmovilizar a los criminales que acudieron al rescate del “Alacrán”. Se trataba de dos elementos comisionados a la Policía Municipal de Comondú, uno de ellos perteneciente a la Marina de México, específicamente en calidad de escolta del director de Seguridad de la misma, el también miembro de la Armada de México, capitán de corbeta Julio Heladio Clavel Nicolás.

Uno de los identificados como escoltas del capitán de corbeta, el de camisa blanca, quedó herido en el enfrentamiento. El otro, el que portaba la camisa oficial de la policía municipal, cayó muerto.

Cuando los agentes estatales resguardaban la escena, llegó el capitán de corbeta y director de Seguridad de Comondú, Julio Heladio Clavel Nicolás, y sin comunicación alguna, procedió a llevarse dos armas cortas y un arma larga; además recogió varios casquillos de la escena y también se los llevó, junto a otros objetos no identificados que sustrajo de la pick up Lobo blanca.

Al cierre de edición, Juan Manuel Beltrán “El Alacrán” permanece detenido con ampliación de término. Lo mismo el criminal que quedó herido en la escena de la detención y el enfrentamiento, y el marino que fue lesionado en el mismo encuentro a balazos que tenía por objetivo liberar a “El Alacrán”. Estos dos últimos, por el delito de homicidio en grado de tentativa acabada.

Los otros dos detenidos, aparte de “El Alacrán”, son “Fortino Zamora Vargas, parte del grupo criminal (herido a bordo del Kia), y Luciano Juárez Rodríguez, un marino que no registran los sistemas como activo (aparece como inactivo de la Guardia Nacional); el primero hospitalizado en el IMSS, y el segundo en el hospital general”.

En lo que respecta al director de Seguridad Pública de Comondú, Juan Heladio Clavel Nicolás, será acusado de manipulación y sustracción de la escena del crimen.

El delincuente herido en el enfrentamiento, confesó a sus captores que ambos marinos eran conocidos del grupo criminal, y que, desde la Policía Municipal, eran los encargados del servicio de halconeo, es decir, de avisar a los criminales de “El Alacrán” cuando había operativos que tuvieran por intención detenerles.

De los dos elementos de la escolta de Juan Heladio Clavel Nicolás, el que fue identificado como marino es el de nombre José Eduardo Tavera Martínez, quien murió en el enfrentamiento.

Aunque el Gobierno del Estado ha manejado el caso de manera discreta, como la muerte de un marino en “un fuego cruzado”, no fue tal, sino un claro y directo enfrentamiento de los marinos asignados a la municipal de Comondú, para liberar a “El Alacrán”. La investigación de los hechos, que iniciaron a raíz de la detención de Juan Manuel Beltrán por parte de agentes estatales, y que encabezaba la PGJEBCS, fue entregada a la Fiscalía General de la República, para que se indague sobre la participación de los marinos y la policía municipal de Comondú con el grupo criminal.

El mismo lunes, horas más tarde, la PGJEBCS envió un comunicado de prensa en donde expone que una persona del sexo masculino identificado como Juan Manuel “N”, de apodo “El Alacrán”, imputado por los delitos de ultrajes a la autoridad y secuestro, fue aprehendido, mediante operativo especial efectuado por elementos de la Agencia Estatal de Investigación Criminal, adscritos a la Unidad de Atención a Delitos de Alto Impacto en el municipio de Comondú.

Con la denuncia de la parte ofendida, los agentes de investigación criminal comenzaron sus labores y obtuvieron distintos elementos de prueba, que llevaron a conocer la identidad del probable responsable de los delitos de ultrajes a la autoridad y secuestro, por lo que el Juez de Control determinó que existió lo necesario para librar las órdenes de aprehensión en su contra.

“Las respectivas órdenes de aprehensión se cumplimentaron la tarde del lunes 5 de diciembre en la Ciudad Constitución por elementos de la Unidad de Atención a Delitos de Alto Impacto, de la PGJE”, dice el Boletín 844-2022.

La instancia reiteró que durante el aseguramiento efectuado en calles del fraccionamiento Renero, un sujeto accionó un arma de fuego en contra de los agentes, “por lo que se vieron precisados a repeler el ataque, con los protocolos de seguridad establecidos, con lo que lograron el sometimiento del imputado”.

Refieren que en dicho enfrentamiento resultó una persona del sexo masculino sin vida y un lesionado, sin embargo, se omiten detalles, como el hecho de que el individuo que falleció era un marino en activo y escolta del director general de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito Municipal de Comondú.

“La PGJE continúa con las investigaciones y reitera su compromiso con la ciudadanía de realizar acciones que den certeza al Estado de Derecho y poner a las personas que transgreden el orden jurídico, a disposición de la autoridad correspondiente”, se limita a decir el comunicado.

LOS ANTECEDENTES

Información de un elemento de la Agencia de Investigación da a conocer que “El Alacrán” es identificado como el líder criminal de una célula de sicarios que opera en Ciudad Constitución, municipio de Comondú y de Loreto.

“El Alacrán”, originario de Sinaloa, es hermano de Daniel “N” apodado “El Tiburón”, quien se encuentra prófugo de la justicia. En su ausencia, “El Alacrán” comanda un grupo de 15 a 20 personas armadas que están a su servicio.

El líder criminal está vinculado con diversas carpetas en investigación, incluyendo el homicidio del profesor Alfonso Noé “N”, de 55 años, y las lesiones en contra del hijo del profesor, José Antonio “N”, de 31 años.

Estas víctimas fueron atacadas a balazos la madrugada del 6 de marzo del 2021 en su casa en la colonia Vicente Guerrero, en Ciudad Insurgentes, municipio de Comondú. Tras estos hechos, dos personas, identificadas como Felipe de Jesús “N”, cuñado de “El Alacrán”, y Omar Humberto “N” fueron detenidas y vinculadas a proceso.

LA AGRESIÓN DEL BAR MICHELATOS

“No me vuelvas a faltar al respeto”, decían los delincuentes a los oficiales mientras eran golpeados la noche del domingo 25 de septiembre en Ciudad Constitución en el Bar Michelatos.

Un video circuló en redes sociales evidenciando cómo un grupo de presuntos sicarios, conformado por al menos nueve personas, generaron pánico en la población y agredieron a agentes de Seguridad Pública Municipal.

Tras los hechos violentos del lunes 5 de diciembre, autoridades vincularon a “El Alacrán” con este altercado.

El domingo 25 de septiembre, tras recibir una llamada de emergencia al 911, policías municipales acudieron al Bar Michelatos, en donde reportaron a un grupo de personas por alterar el orden en el interior del local.

En una grabación se mostró cómo los delincuentes golpearon a los agentes a cachazos en el rostro con rifles de alto calibre.

Habitantes de Ciudad Constitución confirmaron que no era la primera vez que ocurría y que incluso la presencia de hombres armados al interior del bar es constante.

Los agentes policiacos fueron identificados como Gabriel “N”, Salvador “N” y Alberto “N”, uno de ellos es comandante General de Comondú; los tres policías fueron internados en la Clínica del Instituto de Servicios y Seguridad Social de los Trabajadores del Estado (Issste) con heridas que tardaron más de 15 días en sanar.

Derivado de este acontecimiento, la Unidad Especializada en Investigación del Delito de Comercio de Narcóticos Destinados al Consumo Final y su Judicialización y elementos de la Subprocuraduría de Atención a Delitos de Alto Impacto en Comondú detuvieron a dos personas identificadas como Victoriano “N”, de apodo “El Tocallo”, y Abelardo “N”, de apodo “El Becerro”

En el operativo aseguraron: una bolsa de plástico transparente tipo Ziploc que contenía un vegetal verde y seco con las características del narcótico conocido como marihuana; un arma de fuego tipo fusil color negro con gris con un cargador abastecido con 15 cartuchos de color gris; una arma larga tipo fusil color negro con la leyenda Colt Defense Hartford Conn USA, así como Colt M4 Commando, cal 5.56mm con cargador abastecido con 15 cartuchos de color gris; un  arma de fuego tipo pistola de color gris con negro con la leyenda Smith & Wesson Made In Usa Marcas Registradas Smith & Wesson Springfield Mass A87299939, modelo 469, Calibre 9mm con cargador abastecido con 5 cartuchos de color dorado; y un vehículo tipo Pick Up, marca Ford, Línea F150 Tritón, color blanco, modelo 1998.

Victoriano “N” cuenta con antecedentes por delito de secuestro en Nogales, Sonora. Anteriormente cumplió una condena de 8 años en el Cereso, en 2019 por delito de Secuestro.

FGR INVESTIGARÁ EL CASO: GOBERNADOR

El Gobernador del Estado de Baja California Sur, Víctor Castro Cosío, declaró a medios de comunicación que el caso, por decisión de la Mesa de Seguridad, está ahora en manos de la Fiscalía General de la República (FGR).

Será la autoridad federal quien determine si hubo fuego cruzado o no entre agentes ministeriales y marinos, o qué clase de confusión se suscitó.

“Ya atrajo el caso la FGR para evitar que la investigación quede en manos de la PGJE; se decidió en la Mesa de Seguridad. Ellos nos darán a conocer a todos, cuando tengamos nosotros todos los estudios periciales; entonces ya tendríamos una información que seguramente le corresponderá al señor Procurador dar”, reiteró.

Recalcó que se logró la detención de “una persona generadora de violencia en Comondú”, lo que ocasionó una respuesta “dura” por parte de sus cómplices.

“Tenía mandamiento judicial, se estaba trabajando cada semana porque ya les dije que no queremos que haya impunidad. Y bueno, llegaron a respaldarlo y querérselo quitar a las autoridades, armados con armas largas y armas cortas”, respondió.

“Esto generó un tiroteo para defenderse. Desafortunadamente, en ese fuego cruzado estamos investigando porque murió un policía municipal en Constitución y otro está muy grave”, finalizó.

- Publicidad -

Autor(a)

- Publicidad -

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas