18.9 C
Tijuana
domingo, enero 8, 2023
Publicidad

El ego

Conocido es que los diputados del Congreso de Baja California, aprovechan las fechas decembrinas para gastar el recurso etiquetado como “gasto social” (250 mil pesos al mes), y de comisión (150 mil pesos al mes) y no rendir cuentas del mismo. Opacos como son, y populistas como pretenden serlo, gastan en diciembre en dádivas para la población, despensas, artículos para el hogar, vestido, útiles y demás, aprovechando el presupuesto para generar simpatías políticas y votos para sí mismos o sus partidos. Pero el que de plano no se midió fue el legislador de Morena, Ramón Vázquez Valadez. El 7 de diciembre presumió en sus redes sociales, el “apoyo” que entregó a la señora María Consuelo Hernández, de la colonia Esperanza ubicada en el Distrito 12 de Tijuana. Según la publicación, la “beneficiada” le solicitó a Vázquez Valadez apoyo para organizar una posada con motivo de las fiestas decembrinas. ¿Y con qué la apoyo el diputado? ¡Con una piñata de sí mismo! Y una bolsa de dulces de origen desconocido, para llenar la piñata de Ramón Vázquez Valadez que, sin pena alguna, llama la piñata del “Súper diputado”, refiriéndose, otra vez, a sí mismo. El legislador de Moreno no solo entregó un miserable apoyo para posada a una residente de su distrito, sino que aprovechó para hacerse campaña con una piñata a su imagen y semejanza física. ¿En qué se gasta el resto del dinero de gasto social, que sumado a sus otras prerrogativas llega a los 600 mil pesos? Quién sabe, eso permanecerá en la opacidad. Lo único bueno de este monumento al ego del diputado de Morena, es que sus electores podrán desahogarse apaleando la piñata del “súper diputado”. Algo es algo.


Publicidad


El peligro

El domingo 4 de diciembre, en los juzgados penales que están a un lado de la penitenciaría de La Mesa en Tijuana, criminales dejaron una hielera con una cabeza cercenada en su interior. En la parte exterior, sobre el refractario, montaron una cartulina que decía:

“Director de la penitenciaría y gobernadora del estado de B.C., trasladen de este penal a Esteban Gutiérrez Coronado alias negrito y al sOplOn e Santiago Cuesta Niebla o les voy a m4t4r a personal de este penal, este es un pequeño aviso atte: La maña” [sic]. Cuando las autoridades llegaron, se presume que lo primero que retiraron fue la cartulina en la que se menciona a la gobernadora, pues no dieron parte de la misma en imágenes y reporte del hallazgo, a pesar que existen fotografías donde se aprecia. Tampoco hubo reacción alguna por parte de la Comisión Estatal del Sistema Penitenciario de Baja California, que mal dirige la amiga de la gobernadora, María Elena Andrade. Donde sí hubo reacción, fue al interior de la penitenciaria de Tijuana. El miércoles 7 de diciembre, tres días después de la amenaza, presos desconocidos realizaron un motín. Como es de harta opacidad lo que sucede al interior de las prisiones en el Estado, no se sabe si fue sofocado, o si los propios reos acordaron concluir con la reyerta: lo que sí, es que se han quejado de autogobiernos en la penitenciaria, que rebasan a las autoridades o las reducen a mensajeros. Se sabe en de nueva cuenta en el motín del 7 de diciembre, los reos tomaron como rehenes a custodios. Al final, lograron su cometido y concluyeron el motín. La cuestión es que las amenazas apenas comienzas, y que, efectivamente, los hombres referidos en la cartulina dejada a la gobernadora, están encarcelados por homicidio y secuestro en el CERESO de Tijuana. La penitenciaría es un peligro inminente. No es el primer motín, y las quejas sobre venta, distribución de droga y tratos inhumanos al interior de la prisión, han subido de tono. Especialmente aquellas que refieren que el control de la cárcel no lo tiene la autoridad, sino los grupos criminales. A ver cuánto tarda en reaccionar la gobernadora Marina del Pilar Ávila Olmeda, antes que los motines, pasen a mayores.

El palo

Fotos: Cristian Torres

No importa que tan desaparecido esté el ex gobernador Jaime Bonilla Valdez, encuentra la forma para seguir perdiendo procesos judiciales, como los que sufrió durante su administración estatal. Ahora, el Tribunal Electoral del Poder Judicial Electoral fue el encargado de desechar una queja que interpuso contra una determinación. El bachiller Jaime Bonilla Valdez fue denunciado por el funcionario del Congreso del Estado, Francisco Javier Tenorio Andujar, de haber violado los estatutos de Morena al acusar, sin sentido y sin pruebas, a la gobernadora Marina del Pilar Ávila Olmeda en el Pleno del Senado de la República, a escasos días de regresar a su escaño. Entre otras lindezas, la señaló de tener ligas con el narcotráfico. La queja de Tenorio Andujar fue recibida por la Comisión de Honor y Justicia de Morena, y se otorgó como medida cautelar que Bonilla no emitiera ningún señalamiento falso contra la mandataria estatal. Ahora sí que el partido amordazó al que ha sido el gobernador más buleador y hostigador de Baja California, por lo que el todavía Senador, presentó un recurso de revisión ante la Sala Superior para que desechara la medida cautelar y el proceso de expulsión en su contra (Tenorio solicitó que lo “corrieran” del partido). Bonilla se inconformó en el recurso SG-JDC-254/2022, pero los magistrados electorales le dieron “palo”, por lo que ahora la Comisión Nacional de Honor y Justicia de Morena decidirá si “corre” al ex gobernador del partido. Como dato, Bonilla argumentó que sus señalamientos contra Ávila Olmeda fueron en pleno uso de sus facultades como Senador para denunciar lo que ocurría en su entidad, además de afirmar que no había interés jurídico del denunciante. Así que solo queda esperar la resolución de Morena sobre la permanencia en ese instituto político del ex gobernador de Baja California, que por cierto, tiene al PT por si se queda sin partido.

- Publicidad -

Autor(a)

Redacción Zeta
Redacción de www.zetatijuana.com
- Publicidad -

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas