10.3 C
Tijuana
sábado, enero 28, 2023
Publicidadspot_imgspot_img

‘Si hay que ir al panel, nos vamos’, dice AMLO ante amago de EU por maíz transgénico

El presidente Andrés Manuel López Obrador reveló, el 29 de noviembre de 2022, que planteó al secretario de Agricultura estadounidense, Tom Vilsack, ampliar por dos años más la importación de maíz transgénico para forraje, pero no para el consumo humano.

Sin embargo, durante su conferencia de prensa matutina, el mandatario nacional restó importancia al amago que realizó el Gobierno estadounidense de llevar el asunto a un panel de controversias dentro del Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (TMEC).


Publicidad


Desde el Salón Tesorería del Palacio Nacional, el titular del Poder Ejecutivo Federal explicó que el Gobierno de México hará un análisis del maíz amarillo que se importa desde Estados Unidos, con el objetivo de descartar que no implique riesgos para la salud humana.

“Estuvimos ayer con el secretario de Agricultura de Estados Unidos, platicamos bien, tiene toda la información, se está buscando una salida. Nosotros fuimos muy claros en que no podemos permitir el maíz de importación, ya sea amarillo, que se sostiene es transgénico para el consumo humano”, dijo.

“Nosotros somos autosuficientes en maíz blanco y no vamos a permitir la importación de maíz amarillo para consumo humano. Se ha hecho para forraje y en ese caso también estamos planteando que tengamos un plazo para revisar el contenido de ese maíz amarillo si no es dañino para la salud”, añadió.


Publicidad

 


“Aun cuando se use como forraje, como eso lleva tiempo, ofrecimos ampliar el plazo a dos años para el caso del maíz amarillo que se utiliza para forraje, o sea, se puede importar pero no para consumo humano, no aceptamos maíz transgénico para consumo humano”, sostuvo López Obrador.

“Estamos buscando la forma de que ellos entiendan que una cosa es lo mercantil, la ciencia que permite mayor productividad y otra cosa es la salud. Si se tiene que decidir entre la salud y el mercantilismo nosotros optamos por la salud”, agregó

“Hay mecanismos para dirimir estas diferencias en el tratado pero nosotros tenemos elementos para defender por qué no se permite el maíz transgénico. Vamos a esperar a ver si hay un acuerdo. Esperemos llegar a un acuerdo, pero si no se llega a ese acuerdo, pues hay paneles, y no alarmarnos y se acuda a un tribunal, pero nosotros no podemos ceder en esa solicitud”, finalizó.

SECRETARIO DE EU HABLA CON AMLO DE VETO A MAÍZ TRANSGÉNICO; AMAGA CON RECURRIR AL TMEC

El Gobierno de Estados Unidos podría considerar acudir al TMEC, si es que no logra una resolución favorable a la disputa sobre maíz transgénico con México, dijo, el 28 de noviembre de 2022, el secretario de Agricultura estadounidense, Tom Vilsack.

En 2020, el Gobierno mexicano anunció la eliminación gradual del maíz transgénico y el herbicida glifosato para 2024. No obstante, tras la culminación del plazo del decreto, el Gobierno encabezado por el presidente Joseph Biden externó sus preocupaciones. El comercio entre EE.UU. y México alcanzó un valor récord de más de 63 mil millones de dólares en 2021.

Durante la reunión entre Vilsack y el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, la autoridad estadounidense aseguró que le planteó “las profundas preocupaciones” de su Gobierno y de los productores en torno a la norma que entrará en vigor en enero de 2024.

“El decreto […] tiene el potencial para interrumpir sustancialmente el comercio, perjudicar a los agricultores en ambos lados de la frontera y aumentar significativamente los costos para los consumidores mexicanos”, dijo Vilsack, citado en un comunicado del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

“En ausencia de una resolución aceptable del problema, el Gobierno de Estados Unidos se vería obligado a considerar todas las opciones, incluida la adopción de medidas formales para hacer cumplir nuestros derechos legales en virtud del TMEC”, agregó el funcionario estadounidense.

Vilsack sostuvo que la relación comercial entre los vecinos también sería “significativamente impactada” por el decreto. Además, a pesar de que dijo que durante la reunión se lograron “algunos avances”, el funcionario estadounidense también aseguró que “se está acabando el tiempo”.

Esta fue la segunda reunión de Vilsack con López Obrador en lo que va del 2022, tras una visita del funcionario estadounidense en abril del mismo año, en la que hablaron de seguridad alimentaria.

“Sí, seguramente [se tocará el tema con Vilsack], pero ya está claro, no queremos maíz transgénico para consumo humano, no queremos, no lo vamos a permitir”, indicó el mandatario mexicano, el 28 de noviembre de 2022, durante su conferencia de prensa matutina.

México y Estados Unidos acordaron continuar avanzando en temas de seguridad alimentaria, informó, por su parte, Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE). “Fue una conversación cordial”, dijo el canciller, en un mensaje publicado en su cuenta de la red social Twitter.

“Se acordó avanzar en varios temas relativos a la seguridad alimentaria de ambos países […] visitaremos Estados Unidos en las próximas semanas”, añadió el funcionario federal, quien luego dijo a medios que dicho sector “es muy importante, son todas las exportaciones e importaciones de México, [estamos viendo] cuáles son las decisiones o los puntos en los que nos tenemos que poner de acuerdo”.

El canciller mexicano reveló que el presidente López Obrador les pidió trabajar con el equipo de Estados Unidos “en este como en otros temas y que estemos listos antes de la Cumbre, que se va a llevar a cabo, para presentar las opciones o soluciones que haya que presentar”.

“Entonces vamos a trabajar junto con Agricultura, también va a estar las secretarías de Economía, Medio ambiente y la Cancillería”, apuntó Ebrard Casaubón, quien dijo, además, que “probablemente haya otros temas […] se los voy diciendo conforme los ubiquen”.

EN EU ‘’PRESIONAN POR TRANSGÉNICOS, PERO NO ENTRARÁ MAÍZ AMARILLO’ A MÉXICO, INSISTE AMLO

El 22 de noviembre de 2022, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no cederá a presiones de empresas, ni políticos de Estados Unidos, para aceptar el uso de maíz transgénico en México.

Durante su conferencia de prensa matutina, el mandatario nacional fue cuestionado respecto al debate que se generó, ante la decisión mexicana de limitar gradualmente el uso de glifosato en la agricultura.

En respuesta, reconoció que existen presiones desde el extranjero motivadas por el lucro y aprovechó para dejar en claro que México no importará maíz amarillo. Asimismo, el político tabasqueño exigió a los estadounidenses no entrometerse en las decisiones internas mexicanas, en materia de producción y consumo de granos.

Respecto al glifosato, el titular del Poder Ejecutivo Federal reconoció que su política restrictiva ha generado polémica, pero dejó en claro que no habrá una prohibición total sobre su uso, hasta que exista una alternativa para reemplazarlo.

El presidente mexicano insistió en la posibilidad de que se retomen las antiguas técnicas para deshierbar a mano y con machetes. Sin embargo, también aceptó que el planteamiento no tiene viabilidad cuando se trata de grandes extensiones de cultivo. Además, el político tabasqueño informó que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) desarrollaba un proyecto alterno.

El 14 de noviembre de 2022, los senadores estadounidenses Joni K. Ernst y Charles E. Grassley enviaron una carta a la representante comercial de su país, Katherine Tai, para pedir el inicio de consultas bajo el T-MEC por la prohibición gradual del uso de grano de maíz genéticamente modificado. Por lo que sugirieron que en caso de que al final del periodo de consultas México no revierta dicha situación, se solicite un panel de solución de controversias.

“Hay presiones de las empresas extranjeras, de los gobiernos extranjeros, lo vemos con el maíz transgénico, que quisieran que se permitiera la entrada del maíz amarillo, con posibilidades de que sea maíz transgénico, para el consumo humano, y eso no”, reconoció el presidente mexicano.

“Ahora hay, por estas políticas, mucho miedo difundido: ‘nos vamos a quedar sin maíz si no aceptamos el maíz amarillo’. Pues no vamos a aceptar el maíz amarillo, de una vez que se sepa […] No, no existe, no [desabasto]. Tenemos las mejores cosechas de maíz blanco y somos autosuficientes en maíz blanco, y ya somos autosuficientes en frijol, estamos trabajando para eso”, respondió.

“Y sí, los senadores están presionando en Estados Unidos, nada más que, con todo respeto, las políticas de México las decidimos en México, nosotros no vamos a Estados Unidos a decirles qué van a consumir, no vamos a decirles: ‘Oiga, ya no consuman hamburguesas, son mejores las tortas’”, advirtió.

“Hemos limitado el uso, pero no lo podemos cancelar así, de manera tajante, porque necesitamos una opción, una alternativa. Hay, desde luego, el que se utilice más el machete y la tarpala, como era antes. La limpia, los que venimos del campo lo sabemos, se hacía con el machete o con la tarpala, manual; pero eso para la agricultura comercial de grandes extensiones ya no les resulta, se quejan de que no hay jornaleros suficientes”, insistió.

“Todavía no está resuelto lo del glifosato, la propuesta que nosotros estamos impulsando es que se vaya eliminando este herbicida porque en efecto está demostrado que daña a la salud, pero es una situación especial, no solo de carácter mercantil, o de predominio económico donde solo está de por medio el lucro”, justificó López Obrador.

“Este herbicida permite la limpia de las plantas, los árboles, quitar la hierba, y no se tiene todavía una opción alternativa, vamos a decir, un producto natural, biológico, que ayude a aligerar y abaratar este procedimiento productivo”, finalizó el político tabasqueño.

EU “NO PUEDE PRESIONARNOS POR MAÍZ AMARILLO”, INSISTE LÓPEZ OBRADOR

El 9 de noviembre de 2022, el presidente Andrés Manuel López Obrador subrayó que México no aceptaría presiones desde Estados Unidos para importar maíz transgénico desde dicho país, por tratarse de un producto que puede ser peligroso para la salud humana.

Durante su conferencia de prensa matutina -llevada a cabo desde el Salón Tesorería del Palacio Nacional-, el político tabasqueño reiteró que México tampoco va comprar a EE.UU. maíz de ese tipo por la falta de estudios sobre sus efectos secundarios, aun cuando el país no es autosuficiente en dicho producto.

En octubre de 2022, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) del Gobierno Federal, informó que México estaba estudiando la posibilidad de llegar a acuerdos con agricultores de EE.UU., Argentina y Brasil, para asegurar importaciones de maíz amarillo no modificado genéticamente.

“Lo del maíz transgénico [está] la amenaza: ‘si no me aceptas maíz amarillo no te voy a vender maíz’, hay ahora una supuesta amenaza, habría que ver si es cierto, de un senador republicano que si no comprábamos maíz amarillo iba a denunciarse a México, o que iba a revisarse la ley sobre transgénico”, señaló.

“Con todo respeto eso no lo pueden hacer, o sea, somos un país libre, soberano y no por vender maíz amarillo nos van a enfermar y vamos a hacer a un lado nuestros maíces nativos, si de México es el maíz, esa planta bendita, pues tenemos que cuidar las variedades nativas y no irnos sólo por la rentabilidad”, insistió el político tabasqueño.

“Ese maíz es básicamente forrajero, nosotros no queremos que ese maíz se consuma por las personas, por los seres humanos, porque no sabemos (las consecuencias). Ahora que fuimos a Estados Unidos se hicieron acuerdos y querían ellos vendernos maíz amarillo, ¡No!”, sostuvo.

“Hay un mercado, que se siga sosteniendo, pero el Gobierno no puede hacer una compra de maíz amarillo, porque no queremos los transgénicos, hay investigación sobre eso, sobre los efectos secundarios, los daños que ocasiona”, agregó el titular del Poder Ejecutivo Federal.

“Ojalá y en el Senado se revise todo esto y como en el etiquetado y en todo, lo principal es la salud, hasta los dueños de las empresas, los empleados de las empresas, sus familias ¿Cómo vamos a andar comiendo cosas que dañan, tóxicas, por qué?”, cuestionó López Obrador.

“Tiene que ver mucho con las nuevas enfermedades, nuestra alimentación, mucho, entonces sí es un buen tema. Se pone por delante la salud más allá de lo mercantil, se tiene que cuidar la salud […] Hay una corriente ahora que vamos nosotros a fomentarla de que se consuma más maíz blanco y nativo”, dijo.

“Ya en los restaurantes de comida sofisticada, yo no acudo a esos restaurantes, lo aclaro, pero tengo información, como me llega información de todo tipo, ya la tortilla que dan es de maíz nativo, y la cobran a buen precio. Porque la verdad la tortilla es un alimento excepcional, extraordinario, el taco, imagínense”, abundó el mandatario nacional.

“Se tiene que ir avanzando en la elaboración de fertilizantes y de sustancias no tóxicas para enfrentar plagas; el glifosato yo creo que es un buen modelo de cómo se limita el uso, no se prohíbe del todo, se reduce su uso y al mismo tiempo Conacyt tiene una investigación para buscar un sustituto, no es un asunto sencillo porque también lo están haciendo en otros países y les lleva tiempo y son pocos los avances, pero hay que hacerlo”, enfatizó el político tabasqueño.

“No resignarse a decir: ‘ni modo’, puede producir cáncer, pero necesitamos comer. México, uno de los mayores compradores de maíz del mundo, importa en la actualidad unos 17 millones de toneladas de este cereal de Estados Unidos al año, la mayor parte de ellas de maíz amarillo para consumo animal”, finalizó el mandatario nacional.

- Publicidad -spot_img

Autor(a)

Carlos Álvarez Acevedohttps://www.carlosalvarez.mx/
Corresponsal del semanario ZETA de Tijuana y del periódico Noroeste de Sinaloa, desde febrero de 2016. Durante varios años fungí como editor de opinión y jefe de redacción del diario digital SinEmbargo.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas