12.7 C
Tijuana
sábado, diciembre 3, 2022
Publicidadspot_img

Masonería (Segunda parte)

El objeto de la colaboración de la semana pasada y la presente que usted amable lector ahora percibe, es que aportarles una idea de lo que es la Orden Masónica y probablemente disipar algunas dudas que se tengan. La información que usted recibe esta recopilada de distintos medios, como libros y plataformas web masónicas que son de uso público. Así podríamos afirmar que la masonería es una institución muy antigua, iniciática, discreta, con bases en el estudio, el arte y la ciencia; una escuela de perfeccionamiento constante donde la moral y la ética importan. Es una institución filosófica y progresista, que trasmite su conocimiento a través de sus símbolos y las alegorías. Cabe destacar que a pesar de que es el estudio de un grupo de personas, la finalidad es el perfeccionamiento personal de cada miembro, de tal suerte que cada masón debe de construir su propio templo interior.

La ideología de esta institución es la libertad, la igualdad y la fraternidad. Podemos afirmar entonces que la masonería no es una sociedad secreta, sino una sociedad discreta. No es una institución religiosa, ya que no busca adeptos y no discute los principios teológicos de ninguna religión; al contrario, respeta todas las religiones. Respecto de las herramientas masónicas encontramos que en todos los templos -que es el lugar en donde se reúnen los masones- hay un altar en donde se encuentra el Libro Sagrado de la ley (Biblia), que en todos los actos solemnes es utilizada, y un compás y una escuadra.


Publicidad


Hay diversos instrumentos que comúnmente suelen confundirse, puesto que no son de uso exclusivo de la institución masónica, por ejemplo, el cincel que simboliza que hay que devastar inteligentemente las irregularidades del individuo en busca de su perfección y junto con otros instrumentos, como el martillo, simbolizan juntos la fuerza de voluntad en ese camino hacia el progreso de cada individuo; hay otros, como la regla, que está relacionada con la necesidad de medir el resultado de nuestros actos, del trabajo o los impulsos. Mide su prudencia y el alcance de sus actos.

Es importante destacar que quienes tengan deseos de pertenecer a esta institución, tendrán que hacerse las siguientes preguntas: ¿Qué es la masonería?, ¿Qué me puede ofrecer y significar para mi ingresar a esta institución?, ¿Qué le puedo ofrecer yo, a la masonería?, ¿Es realmente lo que quiero para mí?

En suma, la masonería es una institución para el progreso moral del individuo y en esto se identifica igualmente con otras instituciones que persiguen el mismo fin; definitivamente es más que una fraternidad, es la filosofía que todos los hombres deberían experimentar ya que representa una alegoría a las virtudes que todos los hombres deberían de practicar, independientemente de su país de origen, de su sistema político, de sus creencias religiosas, de la profesión u oficio que ejerzan. Es una forma de predicar con rectitud, con conductas apropiadas y con una clara congruencia entre lo que se dice y lo se hace. No es una institución para hacer negocios u obtener beneficios particulares; quienes así ingresan se van después de la institución porque obviamente no encuentran lo que “buscaban”.

La masonería facilita y posibilita el entendimiento entre todos los hombres a pesar de su cultura, costumbres, ideología política o religiosa, enseña a quienes ingresan a esta institución a entender la posibilidad magnifica de que todos, absolutamente todos los hombres, son iguales.

Benigno Licea González es doctor en Derecho; actualmente preside el Colegio de Medicina Legal y Ciencias Forenses de B.C.

Correo: liceagb@yahoo.com.mx

- Publicidad -spot_img

Autor(a)

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -spot_img

Destacadas