20.9 C
Tijuana
sábado, noviembre 26, 2022
Publicidadspot_imgspot_imgspot_img

Caos y escasez en servicios de Salud

“Vamos a incluir a Baja California Sur en el sistema de atención médica universal, pública y gratuita, que significa que se tengan en buen estado los centros de salud, las unidades médicas, los hospitales; que no falten los médicos generales, los especialistas, y que se tenga abasto suficiente de medicamentos, no al llamado cuadro básico, todos los medicamentos no sólo para derechohabientes del ISSSTE o del Seguro, sino para la población sin seguridad social”, afirmaría el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en su reciente visita a Baja California Sur.

A la par que el político tabasqueño daba su discurso en la mañanera del 28 de octubre desde las instalaciones de la Secretaría de Marina en La Paz, decenas de denuncias se hicieron presentes por la falta de personal, medicamentos y clínicas de calidad, dado que BCS se encuentra en una crisis sanitaria jamás vista.


Publicidad


Los hospitales de los institutos de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y del Mexicano del Seguro Social (IMSS) padecen escasez de equipamiento, medicinas y personal.

La denuncia de los habitantes prácticamente desde Los Cabos hasta Guerrero Negro en Mulegé, es que la crisis se está saliendo de control, los propios trabajadores solicitan la intervención de las autoridades para que esta situación se atienda.

Doña Clarita es paciente del ISSSTE, y mientras el Ejecutivo federal hablaba de servicios universales, ella tenía una semana internada en el hospital de La Paz, en espera de una colostomía, sin embargo, su cita se prorrogó por distintos factores.

Irving Cano solicitó su alta voluntaria de la Clínica 26 del IMSS en Cabo San Lucas tras 25 días internado sin atención

“Primero le cancelaron porque no había quirófano, sólo dos funcionan en todo el hospital, uno para citas y otro para urgencias; segundo, no había espacio para ingresarla, que ya que había demasiadas cirugías. Después, porque no tenía los donadores; luego, porque tenían que estabilizarla, ayer nos dijeron que sólo aseguráramos los donadores porque eran obligatorios para realizar su cirugía, los llevamos y ahora nos salen con que no está programada”, denunció Ana Karen, sobrina de la señora Clarita.

Desde el 26 de octubre, la mujer ingresó al hospital del ISSSTE en El Conchalito, fue hasta el martes 1 de noviembre que fue intervenida gracias a la denuncia pública de su familia, “es la única forma de que nos hagan caso, el servicio es deficiente y faltan materiales, debes denunciar para que te escuchen o de plano llegar muriéndote; lo que nos informaron los médicos que la atendieron en primera instancia, era que ella debía atenderse de inmediato, ya que corría el riesgo de infectarse”.

En otro caso, un paciente de la Clínica 26 del IMSS en Cabo San Lucas externó su denuncia, llevaba 18 días internado en el hospital con una pierna rota y no era intervenido porque no había materiales para su operación, haciendo pública su denuncia “para que las autoridades del hospital tomaran cartas en el asunto”, pues según el paciente, había más personas con el mismo problema e internados desde hace más de un mes.

Esta clínica ha sido objeto de múltiples denuncias, sobre todo porque constantemente suspenden las atenciones médicas por falta de personal. De hecho, mientras que este paciente estaba internado cancelaron el servicio vespertino de medicina interna hasta nuevo aviso.

LA DESPEDIDA DE JULIA ROSA

“Les encargo a la palomilla”, fueron las últimas palabras en redes sociales de Julia Rosa Zúñiga Ramírez, paciente que perdió la vida presuntamente por falta de atención de medicina temprana.

La denuncia inicial, la realizó el empresario y líder social Alejandro Rojas el 11 de octubre, al recibir el grito de auxilio de familiares por la paciente internada en la cama 19 de la Clínica 26 del IMSS en Cabo San Lucas, municipio de Los Cabos.

“Se debate entre la muerte Julia Rosa Zúñiga, no hay respuesta de las autoridades del IMSS Clínica 26, cama 19. Está a punto de morir por no ser trasladada a La Paz por temas de burocracia y sensibilidad humana. Se encuentra hospitalizada en la Clínica 26 de Cabo San Lucas. Un llamado respetuoso pero enérgico para el delegado del IMSS en el Estado, Juan Gilberto Pérez”, expresaría Alejandro Rojas.

La cuñada de Julia Rosa compartió un video en el que demanda la falta de atención y explica que ella se encontraba en peligro de vida, que tenía entre 15 y 20 de haber acudido a la Clínica 26 del IMSS y empezaron “los problemas en el riñón, porque como tiene un quiste en el cerebro y le pusieron un medicamento, le provocó que los riñones se le pararan”.

La denuncia se hizo viral, con la esperanza de que recibiera inmediatamente la atención y salvarle la vida a Julia Rosa, quien, a decir de los familiares, “luchó hasta el último momento”, con actitud positiva y una gran esperanza.

“Ya tiene varios días, se pone malita y medio la estabilizan, lo que queremos es que nos den traslado a La Paz lo más rápido posible. Tiene un problema en la cabeza, un quiste, tiene el Síndrome de Guillain-Barré y la silla turca, de alguna manera le están afectando los riñones por unos medicamentos que le pusieron mal”, afirmó José Luis Sandoval.

El 30 de junio 2020 se escapó paciente con COVID del IMSS Cabo San Lucas y murió en la vía pública

Como pudo, la familia recabó recursos para seguir con la atención rápida, hasta organizaron rifas con causa para gastos médicos de Julia Zúñiga.

“Nos dijeron que le iban a hacer estudios y no le han hecho ninguno, le hicimos una resonancia magnética y estudios de sangre, todo por fuera, cuando se supone que aquí tienen laboratorios”, denunció.

La noche del miércoles 12 de octubre, día en que Sandoval denunció las irregularidades en el IMSS, Julia Rosa fue trasladada a la Clínica 1 de La Paz para recibir una mejor atención.

Sin embargo, el martes 1 de noviembre, las familias Torres Zúñiga y Zúñiga Ramírez confirmaron el fallecimiento de la paciente por complicaciones.

Antes del fallecimiento, Rojas comunicó a través de redes sociales el estado grave en que se encontraba la señora Julia Rosa: “Está a punto de morir por no ser trasladada a La Paz por temas de burocracia y sensibilidad humana. Hacemos responsables al director de la institución, así como al delegado de IMSS por la salud de la señora Julia Rosa Zúñiga”.

Lamentablemente, el caso de Julia en la Clínica 26 del IMSS de Cabo San Lucas no es el único, se ha presentado gran cantidad de denuncias por mala atención y la carencia de materiales para llevar a cabo un procedimiento quirúrgico de cualquier tipo.

ZETA solicitó entrevista con directivos del IMSS a nivel delegación o del hospital, no obstante, a más de una semana, no se confirmó.

25 DÍAS SIN ATENCIÓN

El 25 de septiembre, Irving Cano sufrió un accidente que derivó en fractura de tibia y debían operarlo para colocarle una placa, por lo cual fue llevado para su atención a la Clínica 26 del IMSS; el 19 de octubre decidió que era suficiente de estar en una camilla de hospital en espera de ser intervenido quirúrgicamente.

Desde las primeras dos semanas, Cano se percató de que no había materiales para operarlo, incluso les hizo saber a los directivos del hospital que tenía un hermano en Estados Unidos que le podía donar la placa, pero tajantemente le dijeron que no, que ya tenían lo necesario para la intervención.

Tras 25 días en el hospital y sin atención, tomó la determinación de irse del hospital, pero fue retenido a la fuerza por personal de vigilancia del hospital e interceptado por médicos del IMSS.

“Estoy grabando, déjenme ir, ya son 25 días y nada, ya estoy harto de esta mierda, de que no hacen nada, son puras mentiras y mentiras, ya estoy harto, déjenme ir, ya les dije que me dejan ir, no me van a hacer nada ya, ya estuvo suave, son 25 días, ya es mucho aquí, déjenme ir que los estoy grabando, yo me quiero ir ya, voluntariamente ya”, se escucha decir a Irving en la grabación filtrada por testigos.

El Presidente AMLO reconoció la falta de equipamiento, personal y medicamentos en unidades médicas de BCS

En la puerta, médicos de la Clínica 26 le informaron que ya estaba su material, que tardaría unos cuantos días más en llegar y entonces procederían a su atención.

Una vez en la puerta, aun portando la bata del IMSS, Irving dijo “no quiero regresar”, y por más insistencia de los médicos, incluso le pidieron que firmara su alta voluntaria, pero se negó, pues no se iba porque se sintiera bien, sino por la negligencia médica a la que estaba sujeto.

“Tengo dinero para atenderme en otro lado, son 25 días y no me han operado, de aquí no me voy a mover, aquí me van a tener hasta que se den cuenta que tengo cáncer, si ustedes quieren darme un alta voluntaria y después regreso a que me operen, pero no voy a regresar hasta que no tengan ese material, llevo 25 días y toda esa gente se la lleva mintiéndonos, puras mentiras (…) Déjenme ir antes de que salgan en las noticias y tengan problemas ustedes, no me pueden retener aquí contra mi voluntad, están violentando mis derechos, ya hay una demanda de que me tienen 25 días aquí, la última vez no me atendieron de mi cáncer y me tuve que atender en Estados Unidos”, reitera el paciente en la grabación.

Seis días después, se confirmó que Irving fue intervenido quirúrgicamente, y luego de 31 días del accidente, se le colocó la placa en la tibia. No obstante, calificó como “preocupante” que un paciente con fractura deba esperar tanto para recibir atención médica, pues el hueso puede soldar de manera equivocada y generar una deformación permanente.

El 14 de octubre, otro paciente decidió abandonar esa clínica por falta de atención y fue interceptado al cruzar el bulevar, tuvieron que llegar refuerzos de la Policía Municipal de Los Cabos para controlarlo y regresarlo a las instalaciones.

En tanto, el 30 de junio de 2020, otro paciente, en este caso infectado de COVID-19, escapó de la Clínica 26, lamentablemente murió a unos metros de la unidad de Medicina, ya que tenía serios problemas pulmonares generados por el virus… Y así continuarán las historias de desatención, hasta no cubrir las necesidades de los derechohabientes.

- Publicidad -spot_img

Autor(a)

- Publicidad -spot_img
Antonio Cervantes
Antonio Cervantes Antonio Cervantes Antonio T 42 antonio@zetatijuana.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas