13.7 C
Tijuana
jueves, diciembre 8, 2022
Publicidadspot_imgspot_imgspot_img

Asesino serial de mujeres

Al homicida que priva de la vida a tres o más víctimas en un lapso mayor a un mes -con períodos de enfriamiento-, con un modus operandi establecidos y que elige víctimas con características similares, se le conoce como asesino serial. Y en Tijuana, uno de ellos ha estado matando.

El objetivo de sus ataques, es uno de los grupos vulnerables: mujeres, trabajadoras sexuales entre los 20 y 30 años, delgadas, alrededor de metro 60 de estatura, morenas claras, de rasgos finos, bonitas.


Publicidad


Foto: Ramón T. Blanco Villalón

Aunque a algunas las ha conocido en centros nocturnos de la Zona Norte -de tolerancia-como Adelita y Hong Kong, de donde es visitante asiduo, prefiere contactarlas por teléfono.

Se llama Brayan Rivera y/o Brayan Andrade Rivera, es ciudadano estadounidense, tiene 30 años, nació el 23 de abril de 1992 y las autoridades le registran tres domicilios al cruzar la línea en el sur de California, pero no ha sido localizado en ninguno.

Es moreno claro, con sobrepeso, cara ovalada, nariz recta grande, orejas sobresalientes, labios medianos, cabello oscuro, corto, aparenta tener más edad. Luce tosco y bultoso al lado de las chicas a las que contrata, a quienes prefiere menuditas.

Frágiles, las mujeres le representaron menos resistencia al momento de asfixiarlas hasta la muerte; además las golpea, las lesiones en pecho y cara son parte de su marca. Dos de tres fueron encontradas desnudas, la chica que estaba vestida parece haber luchado más, ya que presentaba mayor cantidad de lesiones.

Foto: Ramón T. Blanco Villalón

Las autoridades identificaron al ciudadano estadounidense como el autor de un homicidio cometido en febrero de 2022 y posteriormente lo ligaron con otros dos asesinatos: uno perpetrado en enero del mismo año, y otro más en septiembre de 2021. En las tres carpetas, los jueces otorgaron órdenes de aprehensión que están activas, y actualmente trabajan en la solicitud de extradición.

Dese hace ocho meses, la Fiscalía General del Estado (FGE) solicitó y obtuvo el apoyo de policías e investigadores del otro lado de la frontera, pero no lo han encontrado.

Las autoridades locales aún se encuentran rastreando en los expedientes a partir de 2019, para ver si localizan más víctimas y muertes similares, donde las imágenes de vigilancia de hoteles y moteles puedan coincidir con el mismo depredador.

Saben que no ha vuelto a cruzar con su pasaporte de Tijuana a San Ysidro desde finales de febrero, pero ignoran si regresó al lado mexicano. Entonces, están investigando la posibilidad de que el victimario tenga documentos con otra identidad.

Por los tres feminicidios, Rivera enfrenta una condena de 180 años de prisión; 60 años, la pena máxima, por cada una de las muertes.

Doble homicidio en Tijuana y amenazas con restos humanos contra la Policía seguir leyendo

DESCONFIARON, TOMARON PRECAUCIONES… PERO NO FUE SUFICIENTE

Las familias de por lo menos dos de las victimas que atendieron a Brayan, comentaron que las chicas manifestaron preocupación “porque sabía de asesinatos recientes” de jóvenes mujeres en hoteles de paso, y porque el hombre insistía en llevarlas a Motel Hacienda Soler, localizado en el fraccionamiento del mismo nombre, espacio que ellas desconocían y, por lo poco que sabían, no tenía nada de especial y eso las puso en alerta.

Adicionalmente, a una le ofreció 5 mil pesos, menos del dinero que había pagado en ocasiones anteriores, porque la llevaría a pasear.

Previo a los asesinatos, el homicida acostumbra convertirse en cliente habitual, ser atento y económicamente generoso para entablar confianza.

Para los encuentros fatales, las muchachas decidieron tomar la precaución de compartir su ubicación en tiempo real con un hermano, madre y una amiga, les informaron la hora, a dónde las llevarían y acordaron reportarse al salir del hotel y llegar a un punto seguro.

Pero al día siguiente no aparecieron.

Al final, para lo que sirvió el seguimiento de las rutas, fue para que los investigadores, solicitaran y obtuvieran imágenes de vigilancia de diversos puntos, y con ellas identificar al agresor, el auto que conducía, un Hyundai Accent (Hatchback) color oscuro registrado a su nombre, además, las placas del mismo.

Compartidos estos datos con el Gobierno de Estados Unidos, pudieron saber que las fechas de los tres homicidios coincidieron con los días de los cruces de Rivera por la garita.

FERGIE, EL ORIGEN DE LA BÚSQUEDA

El más mediatizado de los casos y que sirvió para identificar al homicida, fue el de Elizabeth, de 25 años, cuyo alias de trabajo en el bar Hong Kong era Fergie. Mucho tuvo que ver la cooperación de sus compañeras, el reclamo y las investigaciones de la familia, quienes no permitieron a la autoridad evadir la responsabilidad o ignorar el caso en el mar de homicidios cometidos en Tijuana.

Foto: Ramón T. Blanco Villalón

La reportaron desaparecida, la buscaron y la encontraron, los investigadores siempre fueron detrás de ellos.

Rivera la citó el Día del Amor y la Amistad. El 14 de febrero, ella lo recogió en las inmediaciones de la garita de cruce en El Chaparral, y el 17, su cuerpo desnudo, golpeado y asfixiado se localizó en el interior de la cajuela de su camioneta Jeep Liberty, estacionada sobre Calle Niños Héroes esquina Sánchez Ayala, de la Zona Norte.

Tenía más de 24 horas muerta.

La ubicación compartida reveló que el teléfono de la joven estuvo en El Chaparral, en las inmediaciones del restaurante Pampas en Zona del Río, en el motel Hacienda Soler y en el hotel Aqua Río. Como no respondió desde la noche previa el celular, a ese punto fue a buscarla su hermano el 15 de febrero, pero no encontró la Jeep en el estacionamiento.

En la camioneta dejada por el asesino en la Zona Norte, los peritos encontraron huellas y los investigadores varias imágenes del homicida en su ruta, fotos a través de las cuales otras trabajadoras de la Zona Norte identificaron a Rivera como el cliente y agresor de Fergie.

KAREN TENÍA MIEDO

La veracruzana Karen tenía 28 años, una hija pequeña y vivía en la sección Jardines de Playas de Tijuana. Había empezado como trabajadora sexual un año antes de su asesinato en los bares Adelita y Hong Kong en la zona de tolerancia de Tijuana. Pero le dio miedo y decidió laborar sólo a través de citas telefónicas directas, y en el inter trabajaba en una estética poniendo uñas en la misma Zona Norte.

A Rivera lo conoció desde que empezó como meretriz y desde entonces era su cliente, así que no le resultó raro que el 30 de agosto de 2021 la citó, pero igual le dijo a un miembro de su familia y a una amiga lo que haría y el lugar. Cuando se encontraron, Brayan la llevó al Motel Hacienda Soler, al día siguiente no regresó a su casa y su familia no la pudo localizar.

La búsqueda concluyó con dolor, la encontraron muerta el 2 de septiembre, luego que una persona reportara haber encontrado el cadáver de una mujer en un basurero del Cañón del Matadero. Estaba estrangulada, muy golpeada; vestía blusa guinda y un pantalón corto blanco.

Este es el caso más añejo localizado hasta el momento, el año pasado las cámaras de video les permitieron identificar al auto y al dueño. Adicionalmente, una de las amigas de Karen identificó visualmente al agresor, pero en 2021 no solicitaron orden de aprehensión.

ÁNGELA: SE LLEVÓ SU CELULAR A RIVERSIDE

Ángela también era menuda y bonita, con ella Brayan se citó por teléfono el lunes 24 de enero del presente 2022. La mujer informó a un integrante de su familia a dónde iría y que regresaría a dormir, pero no fue así.

El martes 25, su cuerpo desnudo, con huellas de ahorcamiento y rostro golpeado, fue encontrado en el interior de una de las habitaciones del Motel Cascada en Zona Centro, contrario a los casos de Elizabeth y Karen, los investigadores no encontraron el celular entre sus pertenencias.

Cuando las autoridades rastrearon su teléfono, se dieron cuenta que se lo habían llevado a Estados Unidos y estaba en Riverside, California.

Hay vínculo entre multihomicidio y ataque a Estación Barcelona de Mexicali: FGE seguir leyendo

MÁS MUJERES ASESINADAS EN HOTELES

La FGE no tiene un registro de cuántos asesinatos de féminas se han cometido en hoteles en Baja California, es un dato que está analizando en la búsqueda de otras posibles víctimas de Rivera.

En una revisión de prensa, ZETA localizó otros ocho casos entre 2018 y 2022. El más reciente, Mónica, de 33 años, quien ponía uñas en una estética, tenía tres hijos y llevaba seis años separada de su pareja y estaban platicando para regresar. Una de sus amigas aseguró que llevaba poco tiempo atendiendo sólo llamadas sexuales por teléfono, para tener mayores ingresos.

Su cadáver fue localizado el 26 de octubre en uno de los cuartos del hotel Cucapah en la calle Loma Bonita de la colonia Buenos Aires. Había objetos tirados por toda la habitación como reflejo de una pelea, fue estrangulada y golpeada del pecho hacia arriba.

El hombre llegó antes y al salir también fue grabado por las cámaras, está en sus treinta, estatura y peso medio, frente amplia, ceja delgada, ojos pequeños, nariz recta tipo aguileña, boca grande y labios delgados, cabello negro corto de los lados y largo de arriba, con peinado tipo envaselinado hacia atrás. 

En cuanto a los asesinatos cometidos previo a los tres feminicidios de Brayan, los datos son escasos, y a la fecha, la justicia nula.

La mujer que fue apuñalada el 18 de junio de 2021en una habitación del Hotel Villa de Santiago en la colonia Lomas Misión, ni siquiera ha sido identificada. Tenía entre 30 y 35 años, su cuerpo presentó heridas en cara y cuello. Ella ingresó al lugar con otra mujer y un hombre, quienes por la madrugada huyeron en un vehículo Jetta color gris con placas de California.

Tenía varios tatuajes: clavícula izquierda, leyenda “XV MMXI HARMONY”; antebrazo derecho, “CONTRERAS RUBEN”; muñeca derecha, “TANIA”; muñeca izquierda, “EDNA”.

El 19 de noviembre de 2018, en la habitación 120 del hotel La Joya en Delegación La Mesa, localizaron estrangulada a Yemi, de 41 años. Ella tenía empleo en una empresa del Centro Industrial Pacífico y llegó al lugar acompañada de un hombre, sus allegados coincidieron en señalar a su pareja como posible responsable, sólo lo identificaron como “El Pájaro” con quien “tenía muchos problemas” y resultó el que sujeto abandonó su domicilio justo el día de los hechos, diciéndole a sus amigos que “se iba a Estados Unidos”. Dos años después, la indagatoria no registra mayores avances.

De la mujer de entre 40 y 50 años, asesinada el 7 de febrero de 2018 en una habitación del Hotel Sol en la Zona Centro de Tijuana, la FGE no aportó mayores datos. La misma falta de información fue para la carpeta por el asesinato de la joven de 20 años asfixiada con una bolsa en Hotel Leyva el 24 de marzo de 2021.

SÓLO UN HOMICIDA DETENIDO Y SENTENCIADO

Kelley Logan Mattew, estadounidense de 27 años, es el único asesino de una trabajadora sexual sentenciado en fecha reciente, en agosto lo condenaron a 22 años de prisión y el pago de 937 mil 700 pesos por concepto de reparación de daños, por el feminicidio de Isis Atalia, joven de 19 años con un hijo menor, cometido el 21 de febrero de 2021.

La pena original era de 40 años, pero le dieron beneficios, le redujeron porque se declaró culpable, aunque la FGE no necesitaba que lo hiciera, ya que la degolló frente a testigos y cámaras de vigilancia en el hotel del bar Adelita, donde fue detenido por guardias de seguridad y entregado a las autoridades.

DOS QUEJAS EN CEDH

La Comisión Estatal de Derechos Humanos de Baja california sólo tiene registradas dos quejas relacionadas con trabajadoras sexuales y son de años pasados: una en contra de la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Ensenada, por hechos ocurridos en 2018; y la segunda contra la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Mexicali, por un caso de 2020.

Los principales derechos humanos presuntamente vulnerados han sido a la Seguridad Jurídica y a la Libertad. Asimismo, entre los principales hechos violatorios se encuentra el faltar a la legalidad de las funciones, así como la detención arbitraria.

AGRESIONES SIN DENUNCIAR

ZETA peguntó en asociaciones relacionadas con trabajadoras sexuales, así como en la FGE, y en ninguno de estos lugares pudieron dar cuenta de algún registro de las agresiones padecidas por este grupo vulnerable, sean agresiones físicas, lesiones o robos.

Baja California ocupa el tercer lugar en el delito de trata de personas relacionada con la esclavitud sexual Al respecto, la fiscal Adriana Lizárraga ha repetido el último trimestre las mismas cifras: de noviembre de 2021 a octubre de 2022, han rescatado a siete menores, judicializado 40 carpetas de investigación, obtenido seis órdenes de cateo, 47 órdenes de aprehensión, vinculado a proceso a 27 personas y logrado dos sentencias condenatorias con una pena mínima de 25 años.

- Publicidad -spot_img

Autor(a)

- Publicidad -spot_img
Rosario Mosso Castro
Editora de Semanario ZETA.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -spot_img

Destacadas