22.8 C
Tijuana
jueves, noviembre 17, 2022
Publicidadspot_imgspot_imgspot_img

Muestra Innovamoda verdades sobre la moda

Nacido como un segmento de la plataforma Tijuana Innovadora, ayer viernes 7 de octubre se celebró la décima edición de InnovaModa, en las instalaciones del Hotel Real Inn, con la participación de cabezas de la industria de la moda, Gustavo Prado y Jacob Pulido, piezas fundamentales para el evento y para dicho mercado. Por un lado,

Gustavo, profesor, curador, conferencista, investigador, escritor de “Mextilo”, único libro sobre moda mexicana, y fundador de Trendo.mx, empresa de análisis de consumo y tendencias mexicanas, y por el otro lado, Jacob Pulido, profesor analista de mercados, y fundador y director de Fashion Forward, incubadora especializada en negocios de moda que se enfoca en el desarrollo de nuevas empresas y darle forma a las que ya existen.


Publicidad


ZETA dialogó con ambos cuestiones tanto positivas como preocupantes sobre el estado de la industria de la moda, las tendencias de este y la perspectiva que se tiene. Y a pesar de que su gran presencia en todo el país, ambos tienen muchos años participando en Innovamoda y dicen es algo que realmente disfrutan: “Una de las cosas más sorprendentes de venir a Tijuana son, uno, la calidez de la gente, la calidad del festival, la calidad de las propuestas, la diversidad, y entonces diez años en los que creo que Innovamoda se ha logrado posicionar cómo un faro de atracción para la industria, y no solo local, sino nacional”, declara Gustavo.

“Más allá del posicionamiento, es generadora de un ecosistema, para la industria de este lado del tema moda, desde la perspectiva de negocios, le ha dado la oportunidad a diseñadores que generen marca, yo me acuerdo de la primera vez que vinimos, era mucho más básico, había uno que otro diseñador, y con el tiempo se nota el cambio, es impresionante, ya se ven muchas boutiques, se ve una estructura en las marcas de aquí de Tijuana, los diseños de aquí ya se empiezan a ver en otros lugares, y esa dinámica creo que es gracias a este empuje que la misma Innovamoda ha generado”, subrayó Jacob sobre el gran trabajo que ha hecho el evento de InnovaModa a lo largo de los años, y Gustavo agregó: “es muy importante que en general, Tijuana innovadora es algo que en todo el país se habla, ha sido muy bueno para diversificar, todos sabemos que la zona del norte, Baja California hay muchas cosas buenas como los vinos y la gastronomía, ha tenido muchas revoluciones, y ahora una de esas es la moda”.

Respecto al hecho de que a veces la moda puede considerarse un asunto solo para pocas personas, nos comentan que eventos como este tratan de cambiar esa idea: “esto apoya muchísimo, a veces se cree que la moda es algo banal, superficial o inalcanzable, si solo se ven las pasarelas de Ciudad de México, pero al ver qué hay toda una infraestructura en otros lugares, y que le están apostando, porque la creatividad es rentable y puede ser un negocio para muchas personas, te das cuenta de que la moda es una industria que realmente tiene un peso, que contribuye 3.4% al PIB, y se vuelve una oportunidad de negocios y en áreas que estaban completamente olvidadas, y se puede probar muy bien en zonas como está” compartió Jacob.

Sobre el papel que tienen las redes sociales en esta industria, explicó que es más que importante, ya es necesario: “las redes permiten que con una inversión muy baja cualquiera puede lanzar contenido y puede estar haciendo algo para llamar la atención hacia su marca, esto que suena tan lógico y racional, no es tan común, resulta que muchísimas marcas, y algunas de gran calado no tienen las redes sociales que deberían de tener y particularmente, en el 2022 si no te dio tiempo de subirte a Facebook y a Instagram, pues ya ni te subas porque ahora las redes preponderantes son TikTok, y esto que puede ser una obviedad, en moda en el mundo saben que el principal medio de comunicación y atracción es Pinterest, hay marcas que tienen su Pinterest y lo ven 100 millones de personas al mes, y eso en México todavía no empieza, seguimos con las mismas redes sociales, con el mismo contenido, a pesar de que eso ya cambio, se transformó radicalmente, la industria de las revistas de moda como era antes, sucumbió a las redes sociales, y básicamente no hay vuelta de hoja, ya se abrió la caja de Pandora y al final solo quedó en la caja el TikTok” declara contundentemente Gustavo.

A lo que Jacob le suma: “la cuestión no es estar o no estar, ahora es cómo estás y en donde, las redes sociales ya están segmentados por tipos de usuarios, por gusto, por edades, eso también provoca muchísimo que haya una necesidad de entendimiento mucho más profundo, hay una ventaja con las marcas pequeñas, ellos son jóvenes, ellos las viven, por lo que les es más fácil que las atiendan, pero eso no les da el 100% de la solución, pero sí les facilita muchísimo, comparado con una marca de muchos años con un encargado de mercadotecnia de más de 40 años le va a costar más entenderle, fue lo mismo que pasó cuando recién iniciaron las redes sociales, veías a todos los directores de mercadotecnia volviéndose locos, porque decían tengo que hacer eso del Facebook, y ahorita es lo mismo con TikTok, y pasado mañana va a ser con el BeReal o con algo por el estilo, es importante reconocer la magnitud que tienen y seguirles el paso”.

Una discusión muy recurrente en temas de moda, es el uso de elementos típicos de culturas indígenas en la alta costura, y el debate sobre cuándo es inspiración y cuándo es apropiación, en este tema explicaron: “las cosas que existen dentro de sus contextos no deben ser apropiadas, deben de crecer y desarrollarse, es decir la artesanía está muy bien en el medio artesanal, pero en el medio del diseño, el diseño tiene que ser a partir de los términos del mismo diseño, productor en masa, satisfacción de necesidades, y no necesariamente tiene que estar apoyado en la artesanía porque ahí es cuando se apropia, cuando empiezas a usar cosas de una cultura que no entiendes y no deberías estar usando, porque le estás faltando el respeto, usar cosas cuando no están cumpliendo su funcionen creo que ese es el límite”, declaró Prado.

Por su parte, Pulido dijo “es algo que ha pasado siempre con otras cosas, pero creo que a la gente le encanta tener algo que criticar, desde mi perspectiva si tú eres ignorante y no sabes de tu propia cultura, ya de perdida te están explicando que es un textil huichol, o que es una identidad maya, todo radica en la perspectiva de la misma marca, si es un diseñador que nada más lo hace como un cultural washing, usar ciertos elementos para poderse dar a notar, eso no es valioso, pero si es alguien lo utiliza porque le convence está inspiración, tiene información, lo investiga a profundidad y lo entiende, independiente de cómo se fabrique, si es un bordado hecho o una artesanía generada o un estampado, creo que ahí no tendría por qué haber este choque, es un tema difícil porque hay muchas opiniones diferentes, pero desde el punto de vista del negocio y de moda, es una herramienta más”.

Para finalizar, uno de los temas más complicados con los que se ha topado la industria de la moda, es la sustentabilidad, la lucha contra la moda rápida y la contaminación, acerca de esto Prado señaló lo erróneas que están muchas de las posturas de la gente “es que hay que entenderlo en el contexto de México, el 80% de las personas ganan menos de 8 mil pesos al mes, hoy por hoy, el consumidor mexicano empieza a escuchar lo que es sustentabilidad, pero no es algo que haya llegado tal cual, porque el consumidor mexicano no está dispuesto a pagar 10% más para que algo sea reciclado, tú no lo puedes pedir a alguien que trabaja ocho horas, y se transporta durante dos horas, que llegando a su casa recicle y tenga cierto tipo de comportamiento porque no le alcanza la vida, una cosa que hay que diferenciar muy bien, es que todo el planteamiento sustentable de Europa y Estados Unidos aún no llega su momento en México, eventualmente llegará, pero más bien va a partir en una revolución de los materiales, los mecanismos de producción y lo que ofrecen las marcas que en una revolución por parte del consumidor”, afirmó.

Mientras que Jacob trajo a la mesa algo complementario “es importante que haya más información verídica del verdadero significado, no solo de la sustentabilidad, sino de la sostenibilidad, porque es ahí donde radica verdaderamente el punto importante que todo mundo está diciendo de dientes para fuera, no es tanto de utilizar piel de piña o usar algodón reciclado sin agua, es más bien el cómo se están manejando los desperdicios, hasta que tan bien se le paga a la gente para que empiecen a tener una calidad de vida mejor, para que ahora sí tengan oportunidad de decir tengo que separar pláticas, orgánicos y vidrios”, sumó, lo que hace concluir que los individuos no salvarán el medio ambiente, es trabajo de las empresas multimillonarias “algo fundamental es que a veces se sataniza el consumo, dicen ‘ay es que la gente sobre consume’, en México no podemos sobre consumir porque ganamos muy poquito, ¿qué tanto daño puedes hacer con 7 mil 500 al mes? Muy poco” declaró Gustavo.

Respecto al mismo asunto de la contaminación y la ropa de la moda rápida, comentaron que “la culpa ha sido algo fundamental en esto, y eso que se dice que la moda es la industria más contaminante de la tierra, y no es cierto, para nada, esa es la petroquímica, pero siempre quieren a alguien más echarle el muerto, y se lo echan a la moda y no es verdad”, señala Gustavo Prado. (Erika Cortez / Especial para ZETA)

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_imgspot_img

Autor(a)

Redacción Zeta
Redacción de www.zetatijuana.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

Destacadas