15.4 C
Tijuana
jueves, diciembre 8, 2022
Publicidadspot_imgspot_imgspot_img

Chillan las parrillas del MaxGrill

El olor y ambiente a leños encendidos provocando el aroma de un asado lento de carnes rojas, chiles, cebollas, y embutidos, inundó la explanada del estadio de futbol profesional en Tijuana, donde se disputó el nombramiento de dos de los mejores equipos de parrilleros, los de carne prime, y los de costillas. Fue la tarde de sábado 1 de octubre cuando se celebró la cuarta edición del MaxGrill, la competencia sobre las parrillas, y festejo de unidad familiar alrededor del carbón.

El encuentro gastronómico, cuyo acceso fue determinado por la compra de 350 pesos en productos participantes, inició desde las 2 pm, y culminó cerca de la medianoche con la actuación del grupo regiomontano Kinky, aunque sin duda, el platillo fuerte rondó en la competencia de parrilleros, juzgados por expertos de la talla de Ruffo Ibarra, y el influencer culinario RobeGrill.


Publicidad


Respecto a su papel como jurado y experiencia, Ibarra relató a ZETA: “Primero que nada mi trabajo es juzgar el trabajo de la gente, pero muy contento porque a los norteños nos encantan los asados y hay 16 equipos participantes, algunos preparan una pieza de prime rib completa, costillas de cerdo, y la salsa, pero muy contento, emocionado, este tipo de eventos como MaxGrill Baja Fest, son muy padres, traen aficionados, y en verdad muy satisfecho de ver y probar las creaciones, y no necesariamente de profesionales, hay mucho amateur que se reúne en sus casas y vienen a compartir un poco de eso con nosotros. Es lo bonito, los asados siempre reúnen amistades, familia y son para compartir. Este encuentro es importante, creo que estamos muy bien acostumbrados a comer bien en el Norte, aquí en Tijuana y en la Baja, y este tipo de competencia empuja a que la creatividad salga y es muy divertido”, enfatizó Ruffo Ibarra, quien celebró el séptimo aniversario de Oryx Restaurante.

Servida como una experiencia para apasionados de la parrilla y comensales, el MaxGrill fluyó entre degustaciones, música en vivo, pero sobre todo entre unión familiar, ensalzar al ingrediente, la parte educativa, y el fuego, así lo enfatizó Antonio De Livier, Hooster del encuentro: “Benditas parrillas que generan curiosidad, por ende, mucha gente comienza a salir a comprar local, alguna excusa para juntarse y ‘parrillear’, y evidentemente uno va comprando insumos, se sacude mucho las ganas de la gente de juntarse, de contribuir a la economía local, son evento que siento yo que le ponen ahí una mecha al cohete para que todo sea, ahora sí que una sociedad más sana, creo yo, porque así mucha gente come de esto, mucha gente también provoca mucho empleo, o sea, puras cosas positivas salen de eventos como este”.

Y agregó: “Aquí hay un tema de aprendizaje, de educar paladares y saberes, es súper educativo para la gente, no nada más vienen a probar, aprenden, y los parrilleros están encantados de compartir experiencias y sabiduría, sobre todo, de esa manera trasciende lo que uno hace…, me sigue sorprendiendo la respuesta de la gente, y hacen que MaxGrill se vuelva un evento tradicional en Baja California, pero evidentemente siento que en el Norte se vive una cultura muy cálida, muy relajada, muy hecha pa’ delante, y también me sorprende mucho los productos nuevos, sin duda, estamos bendecidos tanto en la calle como en mantel, y con los ingredientes. La cocina, la parrilla, el carbón es educación, es familia, porque te reúnes alrededor del fuego”.

De Livier, dueño de 1 / 2 corriente y ahumadora (Rosarito) ha sido hooster y conductor del programa culinario Parrilleros, cuya tercera edición fue grabada en Baja California: “Esta última temporada fue una reafirmación del producto, y como producto televisivo a la gente le gustó mucho, y ha sido una experiencia donde los participantes vienen con más músculo, entonces como a mí me toca competir contra quien gana del primer reto, digamos, pues se me ha hecho más difícil cada vez poderles ganar, contra amateurs, a mí me han ganado amateurs, me ha ganado gente que no se dedica a esto, esto me prende muchísimo, me emociona mucho. Mi oficio es de cocinero y ese va a continuar hasta que las energías de este mundo, hasta que la necesidad o algún otro factor fuera de mi control lo decida, pero hasta donde yo pueda hacerlo, yo siempre primero y antes que nada voy a ser un cocinero norteño”, subrayó De Livier, parte fundamental de la cuarta edición de MaxGrill, celebrada por Calimax, que hicieron chillar las parrillas y gozar con el paladar.

- Publicidad -spot_img

Autor(a)

- Publicidad -spot_img
Roberto A. Partida Sandoval
Licenciado en comunicación por la UABC. Periodista de entretenimiento. Editor de Espectáculos. 22 años en ZETA. Apasionado por el cine, música, viajes, gastronomía, ciclismo, senderismo y aventura.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -spot_img

Destacadas