Playas de Tijuana y Rosarito, más contaminadas que nunca

Fotos: Jorge Dueñes
Edición Impresa lunes, 29 agosto, 2022 12:00 PM

La contaminación del agua en los litorales de Tijuana y Rosarito preocupa debido a los escurrimientos de fraccionamientos sin conexión a la red sanitaria de ambas ciudades, arroyos y el Río Tijuana con desechos, así como la deficiente operación de la planta de tratamiento Punta Bandera en San Antonio de Los Buenos: ambientalistas. Datos del primer laboratorio comunitario de Latinoamérica indican que los niveles más altos de enterococos en El Faro se registraron el 3 de febrero, con 7 mil 701 MNP por 100 ml. En el Parque México, el 8 de julio, con 19 mil 863. En Cañada Azteca, el nivel máximo encontrado (24 mil 196) fue el 25 de marzo, y en El Vigía (2 mil 909) el 8 de febrero

Fey Crevoshay, directora de Comunicaciones y Políticas Públicas de Costa Salvaje, considera que, lejos de resolverse, la contaminación del agua del mar en Tijuana va en aumento, ya que cada vez hay más gente viviendo en la ciudad, lo que implica más aguas negras llegando al Río Tijuana, y a la insuficiente planta de tratamiento de Punta Bandera.

Aun cuando la reciente firma del Acta 328 entre México y Estados Unidos ha dado ciertas esperanzas en que disminuirá la contaminación al comprometerse a invertir 474 millones de dólares en proyectos de saneamiento, la realidad es que aún falta ver que el gobierno mexicano asigne los recursos y comience a actuar en medidas concretas como el reúso del agua tratada de las plantas La Morita y Arturo Herrera, que son tiradas a la canalización del Río Tijuana y se mezclan con los escurrimientos de aguas negras.

Otra acción urgente es la construcción de la planta de tratamiento de Punta Bandera (cuya licitación ganó la empresa israelí Odis Asversa en el gobierno de Francisco Vega) y resolver los escurrimientos de aguas residuales de fraccionamientos y colonias como Los Laureles, Cañón del Matadero y Cañón del Yogurt, que no están conectados al drenaje de Tijuana, indicó la ambientalista.

En tanto, Fernanda Rochín Boch, encargada del monitoreo de calidad de agua del mar en Tijuana en la organización civil Proyecto Fronterizo Educación Ambiental, destacó que a partir de 2020 la contaminación del mar se recrudeció, al revertirse la tendencia de las muestras que salían aptas para recreación.

En 2019, 80% de las muestras resultaban aptas para uso recreativo. Un año después, en 2020, 87% de las muestras fueron no aptas, al encontrarse la bacteria Enterococcus faecalis (materia fecal) en una cantidad superior a 100 NMP (Número Más Probable) por 100 mililitros.

En 2021, 77% resultaron no aptas para uso recreativo, y en lo que va de 2022, 65% de las muestras no han sido aptas, refirió la ingeniero químico.

Cada semana, el programa Tijuana Waterkeeper lleva a cabo muestreos y análisis de agua en cinco puntos de la costa de Tijuana (El Faro, Parque México, Cañada Azteca, El Vigía y Playa Blanca), bajo lineamientos nacionales e internacionales en la medición de parámetros físico-químicos.

El más reciente análisis, del 18 de agosto, muestra que en cuatro de las cinco playas de Tijuana la calidad de agua fue apta para uso recreativo. Con 309, Playa Blanca fue el único punto con resultado negativo.

Los peores datos de Playa Blanca resultaron de los muestreos del 20 de mayo de 2022, con 19 mil 863 enterococos por 100 mililitros, y el 15 de abril, en pleno Jueves Santo, con 6 mil 131. A lo largo del tiempo, en “más de 20 ocasiones se ha alcanzado un nivel de 24 mil 196 MNP en 100 mililitros en este punto”, destacó.

Este punto se encuentra en medio de los fraccionamientos San Antonio del Mar y Playa Blanca, a una distancia cercana de la descarga de la planta de tratamiento de aguas residuales de Punta Bandera, a cargo de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (CESPT).

Los datos del primer laboratorio comunitario de Latinoamérica indican que los niveles más altos de enterococos en El Faro se registraron el 3 de febrero, con 7 mil 701 NMP por 100 mililitros. En el Parque México, el 8 de julio, con 19 mil 863. En Cañada Azteca, el nivel máximo encontrado (24 mil 196) fue el 25 de marzo, y en El Vigía (2 mil 909), el 8 de febrero.

Luis Hernández, jefe de la División de Rescate Acuático de Bomberos de Tijuana, indicó que alrededor de 3 mil personas acuden a la playa en un fin de semana en verano. Ha habido casos de enfermedades de la piel y gástricas causadas por la contaminación del agua, y en ocasiones se percibe un olor a caño y el color del agua es turbio.

Agregó que las playas de Tijuana con mayor afluencia están en medio de dos descargas de aguas residuales: las de Punta Bandera, que afectan más cuando la corriente va de Sur a Norte, y las del Río Tijuana, cuando la corriente va de Norte a Sur.

A principios de agosto, la Secretaría de Salud estatal reportó alrededor de doce casos de salvavidas que habían tenido enfermedades derivadas de la contaminación del agua del mar en Tijuana y Rosarito. “No ha habido un incremento ni quejas o situaciones, que se traduzcan a que siguiéramos con el problema activo”, expresó el titular de la dependencia, José Adrián Medina Amarillas, el miércoles 24.

Contaminación de agua en el canal

No obstante, reconoció que “mientras no se controle la liberación de las aguas negras a las playas, se tiene que seguir advirtiendo que son zonas de riesgo, que hay que tener cuidado, pero afortunadamente no hemos tenido casos de complicaciones cutáneas por infecciones debido a utilizar las playas”.

 

RESULTADOS DE COEPRIS DIFIEREN

Erwin Areizaga Uribe, titular de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris) aseguró que desde que inició la administración de Marina del Pilar Ávila Olmeda, personal del organismo lleva a cabo el muestreo y análisis de agua del mar en playas de la entidad de forma mensual. Los resultados se comparten al Comité de Playas Limpias de cada ciudad.

De noviembre de 2021 a la fecha, “ha habido momentos en los cuales sí ha salido fuera de norma en algunas playas, no con niveles extremadamente alarmantes como sucedió en Playa Hermosa, de 24 mil enterococos, pero en Rosarito, en un punto cerca del Hotel Riviera, salió 261 enterococos”, recordó el funcionario estatal.

En la contaminación del agua del mar no sólo tienen que ver los derrames de aguas negras, sino que hay otras fuentes de contaminación como los arroyos, “donde particularmente la gente tiene animales como vacas, cerdos, caballos, y lamentablemente a muchas personas se les hace fácil verter los excrementos a los arroyos, y al final el agua va a llegar y se va a contaminar”.

En entrevista con ZETA, Areizaga detalló que en Tijuana se toma la muestra en el Parque México y La Mojonera. Entre el 15 y 20 de julio se reportaron 30 y 31 enterococos por cada 100 mililitros. En Playas de Rosarito, los muestreos son en el muelle de Rosarito, a la altura de Comercial Mexicana, en el Hotel Rivera y en la Termoeléctrica.

En julio, “el más elevado fue 101 por el Hotel Riviera; después el de 66 por Rosarito I; 13 en Rosarito II y 19 Rosarito III”.

Agregó que por vacaciones de verano (15 de julio al 29 de agosto), el muestreo se ha hecho cada semana en las últimas tres, en Tijuana y Playas de Rosarito. Todos los resultados han estado dentro de la norma, “que son 200 enterococos por cada 100 mililitros”.

La Coepris también hace análisis en situaciones extraordinarias, como la fuga de agua residual en el Cañón del Matadero provocada por una empresa que hacía un análisis de suelo para el proyecto del Viaducto Elevado El Soler-Aeropuerto a principios de agosto. “Las circunstancias por las corrientes marítimas nos dio que a nosotros no se contaminó, pero sí del otro lado de la frontera, porque toda la contaminación fluyó hacia el Norte”, aseguró el funcionario.

Margarita Díaz, directora de Proyecto Fronterizo Educación Ambiental, indicó que a diferencia de la manera en que se hacen los muestreos de la Coepris, el organismo está obligado conforme a norma a hacer un muestreo cada 500 metros en cada playa que es visitada.

“Si tenemos 5 kilómetros en la zona de Playas de Tijuana, debe haber cinco puntos, que es la parte arenosa. Luego tenemos otros 5 kilómetros en San Antonio del Mar, Malibú, que serían otros cinco puntos, entonces estarías hablando de 10 puntos”, ya que desde El Faro hasta El Vigía las playas “son muy visitadas”, refirió la promotora del Comité de Playa Limpia de Tijuana, recientemente instalado.

Más al Sur, en el área de San Antonio del Mar y Playa Blanca, hay una importante comunidad de surfistas que ingresan al mar porque es una playa muy conocida, apuntó la ambientalista, quien también criticó que la autoridad promedie los resultados y dé a conocer la información sólo en la época pre vacacional.

La Norma Mexicana NMX-AA-120-SCFI-2016, que establece los requisitos y especificaciones de sustentabilidad de calidad de playas, determina que para el caso de playas para uso recreativo se debe cumplir con la calidad bacteriológica del agua, la cual debe ubicarse dentro del límite de 100 enterococos NMP/100 ml.

“La selección de los sitios de muestreo se hace tomando como criterios las características físicas, geográficas e hidrológicas, tamaño y zona de afluencia de turistas, contando como mínimo con tres estaciones de muestreo: una al centro de la playa, y una a cada uno de los límites de ésta”.

La frecuencia de los muestreos debe realizarse por semana y contar con al menos los resultados de 12 semanas continuas durante los tres meses anteriores a la evaluación. Tampoco deben existir descargas de aguas residuales de cualquier tipo en la playa, ni en la zona terrestre adyacente a la playa, entre otros requisitos.

 

ALISTAN COMITÉ DE PLAYAS LIMPIAS EN ROSARITO

La regidora María Ana Medina Pérez, quien preside la Comisión de Salud y Medio Ambiente del IX Ayuntamiento de Rosarito, indicó que el organismo edilicio, junto con la Comisión de Espacios Públicos, buscarán instalar el Comité de Playas Limpias y recuperar la certificación de Playas Limpias.

“Nos gustaría decir que nuestras aguas son monitoreadas y que los resultados excelentes, pero sería cerrar los ojos y hacer caso omiso a lo que sucede”, manifestó la panista, quien atribuye la contaminación a que la operación de las plantas de tratamiento no funciona al cien por ciento.

En Playa del Bebé “nos toca brincar esos charcos de aguas negras que son de la planta tratadora de la colonia Reforma”, precisó la edil panista.

En días pasados, ciudadanos se reunieron con autoridades municipales en el Cañón Rosarito, debido a que la Planta Natura, ubicada al Sur de Tijuana, no estaba operando al cien por ciento. Otro foco de contaminación -ejemplificó- es el Arroyo Huahuatay, que ha arrojado basura al mar y aguas negras de las plantas tratadoras.

Contaminacion de playa en rosarito

CONAGUA ASIGNARÍA RECURSO PARA OBRAS DE SANEAMIENTO

El 18 de agosto se dio a conocer la firma entre México y Estados Unidos, del Acta 328 Proyectos de Infraestructura de Saneamiento en Tijuana, Baja California-San Diego, California, para Implementación Inmediata y para Desarrollo Futuro, con la que el gobierno de México se comprometió a ejercer 144 millones de dólares en proyectos de saneamiento, y EU, 330 millones de dólares entre 2022 y 2027.

De acuerdo con José Armando Fernández Samaniego, secretario del Agua en Baja California, se está gestionando con la Federación para que el 100% del recurso se asigne en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2023, para ser transferido del Gobierno Federal al Estado.

Entre los proyectos contemplados del lado mexicano, se encuentra la construcción de una nueva planta de tratamiento en San Antonio de los Buenos, cuya licitación se celebrará en diciembre próximo, para que pueda iniciar su construcción en marzo de 2023, gracias a la gestión de la gobernadora Ávila Olmeda para obtener 200 millones de pesos del Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin) a fondo perdido, para que “todo el organismo (CESPT) no tenga que cargar con toda la inversión”.

Interrogado sobre la razón de que la empresa Odis Asversa no ejecute el proyecto, ya que ganó una licitación en el gobierno de Vega de Lamadrid, Fernández Samaniego dijo que ésta podrá participar en la nueva licitación y que el equipo de la Consejería Jurídica está revisando esos contratos. “Ya han pasado muchos años, ya hemos tenido reuniones con la empresa, es una empresa seria, pero debemos tener las mejores condiciones para los tijuanenses”, aseveró.

El organismo operador del agua iniciará con la rehabilitación de la PB CILA y la Planta de Bombeo 1 (con una inversión conjunta de 8 millones de dólares) y el próximo año tendría que estar concluido el proyecto de reutilización del agua tratada de las plantas Arturo Herrera y La Morita, el cual figura en el Acta 328 con una inversión de 10 millones de dólares en una primera etapa.

Fernández Samaniego destacó que el gobierno estadounidense invertirá 300 millones de dólares en la ampliación de la Planta Internacional de Tratamiento (PITAR), para tener una capacidad de hasta casi 2 mil 200 litros por segundo.

Según el documento, el costo de operación será dividido entre ambos gobiernos. A partir de 2023, el costo para México será de 1.62 pesos por metro cúbico de agua residual tratada e incrementará anualmente hasta llegar a 1.80 pesos por metro cúbico en 2032. Estados Unidos cubrirá los costos restantes de operación y mantenimiento para el período 2023-2032, estimado en el 80% del total.

Antes del 31 de diciembre de ese año, los gobiernos de EU y México determinarán la forma en que nuestro país cubrirá los costos anuales de operación y mantenimiento que correspondan a partir de 2033. “Si bien los costos aplicables a México se determinarán en pesos, México transmitirá el pago de su parte de los costos a Estados Unidos en dólares”, finalizó el funcionario.

Comentarios

Tipo de Cambio