En México y Baja California, nada ha cambiado… ¡y todo debe cambiar!

Cartaz lunes, 22 agosto, 2022 12:00 PM

A propósito de los actos terroristas del 12 de agosto de 2022. El viernes 12 de agosto se suscitaron actos terroristas en al menos cuatro municipios de Baja California: Mexicali, Tecate, Tijuana y Ensenada. Que consistieron en incendios de automóviles, tractocamiones y unidades de transporte público. A la fecha, los acontecimientos no han arrojado personas heridas o fallecidas, pero sí una ola de incertidumbre y zozobra entre la población trabajadora.

Estos hechos, al margen de una posterior evaluación, son continuidad de verdaderas tragedias cotidianas anónimas: desaparición forzada; ultrajes a mujeres trabajadoras; abuso y perversión infantil; crímenes impunes en contra de migrantes, trabajadoras transexuales, mujeres, jóvenes y niños. ¿Qué ha cambiado en Baja California? Nada favorable al pueblo. El capitalismo cobra tributo para controlar tasas de ganancia, mercados, rutas, etc.

Los hechos suceden cuando existe una iniciativa nacional para legalizar lo que ya sucede con total desparpajo: la incorporación de la Guardia Nacional a la Sedena. Esto bajo la justificación de combatir el crimen organizado. Las primeras decisiones locales frente a los actos terroristas insisten en esa fórmula, la cual aplicada diariamente no solo no alivia la situación de las colonias obreras, sino que la agrava. Nos oponemos a la militarización. Mientras todo tipo de empresarios puedan acumular y concentrar capital, todo tipo de consecuencias y agresiones contrarias al pueblo serán posibles. La única salida a la barbarie actual es una nueva revolución obrera y popular, de carácter socialista, que sancione como delito la absoluta libertad de la libre empresa capitalista para explotar, para poner en riesgo la vida y el futuro de todos los trabajadores.

El Comité Regional del PCM en Baja California denuncia que las acciones resueltas por las autoridades de todos los partidos burgueses en el estado en nada auxilian a la población. En la noche y madrugada del viernes 12, decenas de jóvenes estudiantes se vieron impedidos para llegar a su casa; trabajadores estuvieron varados de noche en las calles por la falta de transporte público; sectores obreros se vieron obligados a permanecer en las fábricas dada la cancelación del traslado de personal a las viviendas.

El transporte público en la entidad impone una espera cada vez más larga, situación que se ha visto empeorada por la decisión unilateral de los propietarios privados de suspender el transporte de pasajeros; los gobiernos de Morena, como los previos, son incapaces incluso de establecer medidas extraordinarias para restablecer el transporte público y en verdad proteger vidas. Además, los actos terroristas no han sido suficiente motivo para suspender la actividad industrial y comercial, la cual en peores condiciones realizarán el fin de semana obreros y trabajadores. Bajo el capitalismo, con el PRI-PAN-PRD como con Morena, la paz aparente significa el mayor deterioro de las condiciones de vida y de trabajo, obreras y populares.

Llamamos a las y los obreros, las mujeres trabajadoras, los jóvenes, los adultos mayores explotados, a organizarse sindical y socialmente para luchar contra la zozobra, la carestía, la esclavitud asalariada y los planes pérfidos de los políticos burgueses y las élites. Los invocamos a considerar que las personas trabajadoras necesitan de un partido sin compromisos con los capitalistas, organizarse y luchar como clase en el Partido Comunista de México.

 

Atentamente,

Bernabé Guzmán, Comité Regional del PCM en Baja California.

Correo: partidocomunistabc@gmail.com

Facebook: Partido Comunista de México, @PCdeM

Comentarios

Tipo de Cambio