“El Chef”, sicario impune

Jorge Alfredo Romero Hernández El Chef de 36 años, imputado por el asesinato de Carlos Alonso Martínez Pinto alias El Bebeto
Edición Impresa martes, 16 agosto, 2022 12:00 PM

Desde 2016, Jorge Alfredo Romero Hernández fue visto en acción, capturado y liberado. En 2022 lo recapturaron tras la caída de un operador del Cártel de Sinaloa, dedicado a levantar gente

El 29 de julio, miembros de la Mesa de Seguridad Estatal revelaron la captura de Jorge Alfredo Romero Hernández alias “El Chef” de 36 años, imputado por el asesinato de Carlos Alonso Martínez Pinto “El Bebeto”, de 27, ocurrido hace seis años en un restaurante del Malecón de La Paz.

Jorge Alfredo ya había sido capturado el día del homicidio, sin embargo, fue puesto en libertad por el mismo sistema de justicia en Baja California Sur.

“Elementos de la Agencia Estatal de Investigación Criminal, adscritos a la Unidad de Mandamientos Judiciales, lograron su ubicación para así dar cumplimiento a la orden de reaprehensión, en operativo coordinado con efectivos de Operaciones Tácticas de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, en el poblado de El Sargento”, informó la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

El 29 de julio del 2016 fue asesinado a balazos Carlos Alonso alias El Bebeto en el restaurante El Bismarkcito

Se cumplimentó la orden de reaprehensión contra el presunto responsable del homicidio calificado en el restaurante El Bismarkcito de la barra maleconera, la propia autoridad judicial reconoció que el presunto sicario gozaba de libertad y se ubicaba en la comunidad de El Sargento, municipio de La Paz.

Mediante un operativo conjunto entre autoridades estatales, lograron la ubicación de “El Chef” en el Corredor Isla Cerralvo esquina con calle sin nombre de la colonia Teso en El Sargento. El delincuente fue asegurado por los agentes y llevado ante la autoridad judicial para dar cumplimiento al mandamiento LPZ/6200/2016, del 29 de julio de 2016.

“El Chef” es familiar de Víctor Manuel Navarrete Mondragón, detenido el 3 de julio en Cabo San Lucas y sospechoso principal de privar de la libertad a la joven Valeria Daylin Carrillo Jasso, de 20 años. El cuerpo de oriunda de Jalisco fue localizado el 8 de julio gracias a los datos revelados, en tanto, podría tratarse de una red de sicarios que mantenían operaciones y se está desarticulando.

Al estar relacionado directamente, por ser familiar, todo parece indicar que tras la detención de Víctor Manuel, de 33 años, imputado por el delito de desaparición cometida por particulares -según carpeta NUC SJC/209/2022-, se vendrá la captura de múltiples delincuentes vinculados en la desaparición y homicidios cometidos en La Paz y Los Cabos.

En la lista se incluye principalmente al líder de plaza en Cabo San Lucas, a quien Víctor Manuel entregó a la joven Valeria aún con vida, pero también participaron dos personas más para privar de la libertad a la fémina.

“A ambos se les relaciona principalmente como miembros en activo del Cártel de Sinaloa, lo que nos llama mucho la atención es cómo ‘El Chef’ se encontraba escondido en El Sargento sin que nadie haya informado sobre su paradero, ya que desde 2016 era sabido que habría participado en el homicidio del joven en el restaurante del malecón, los mismos medios de comunicación lo revelaron, con anuencia de la misma Procuraduría General de Justicia del Estado”, lanzó un especialista en delincuencia organizada y miembro del Consejo Ciudadano por Seguridad Pública y Justicia Penal.

A decir de los elementos de la PGJE, la captura de “El Chef” no derivó de una llamada anónima y menos de un trabajo de Inteligencia, sino de los datos de prueba que aportó su propio familiar detenido semanas atrás, recabados del teléfono celular del criminal en Cabo San Lucas.

Valeria Daylin Carrillo Jasso, de 20 años, fue privada de su libertad en las inmediaciones de la Zona Centro de San José del Cabo el 26 de enero de 2022, y fue llevada hasta el Puente El Tule, donde la entregaron al líder de plaza, responsable de su desaparición y muerte.

 

LA MUERTE DEL “BEBETO”

Minutos antes de la una de la tarde del viernes 29 de julio de 2016, elementos de las fuerzas de seguridad recibieron el reporte de disparos de arma de fuego en El Bismarkcito, uno de los restaurantes de la Zona Dorada del Malecón de La Paz.

La víctima, Carlos Alonso “El Bebeto”, vestía pantalón color guinda y playera de color negro, su pareja resultó ilesa y fue quien identificó al fallecido en el lugar de los hechos.

Testigos afirmaron que se oyeron por lo menos cinco disparos, seguido del chillido de las llantas de un carro alejándose del lugar en Paseo Álvaro Obregón, entre Hidalgo y Constitución.

PGJE va contra dos imputados por privar de la libertad a Valeria Jasso y el responsable de quitarle la vida

“En una de las sillas quedó el cuerpo de Carlos Alonso Martínez Pinto, de 27 años de edad, originario de La Paz, mientras que en una mesa contigua una mujer resultó lesionada, al parecer en pierna y costillas. La víctima y su pareja acudieron a comer, y justo cuando eran colocados en una mesa afuera, llegó el sicario y disparó a quemarropa con una pistola 9 milímetros”, indicó la fuente de la PGJE.

Los informes del evento señalaron que, al momento del homicidio, una patrulla de la Policía Municipal se encontraba estacionada en 5 de Mayo y Malecón, sin embargo, sus ocupantes no acudieron al llamado.

Agentes de Investigación refieren que afortunadamente se encontraba en funcionamiento una cámara de vigilancia de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal en Malecón y Miguel Hidalgo, permitiendo la ubicación del sicario.

“La cámara de vigilancia alcanza a captar el lugar segundos después del incidente, y gracias a las imágenes, se puede observar a un hombre corriendo por Malecón hacia Hidalgo empuñando al parecer un arma de fuego, aborda un automóvil y salen huyendo a toda velocidad. Esos datos fueron entregados a las fuerzas de seguridad para su búsqueda y aseguramiento”, confirmó un elemento del Grupo Operativo Especial de la Policía Estatal.

Los datos de la balacera fluyeron prácticamente al instante, dando tiempo al Comandante Rojas del Grupo Especial de la Policía Estatal de perseguir al presunto responsable, a quien dieron alcance en las calles Héroes de Independencia y Puebla de la colonia Pueblo Nuevo.

“Le dimos seguimiento al reporte, la persecución dio inicio vía remota, el auto identificado por las cámaras de vigilancia lo pudimos detener en la Pueblo Nuevo, al verse superado trató de ingresar a una vivienda, allí fue detenido y se le aseguraron dos armas cortas de diferente calibre”, indicó la fuente policial.

Según información, en esta dirección fue capturado y puesto bajo resguardo Jorge Alfredo Romero Hernández “El Chef”, de entonces 30 años, por la presunción del delito. Tiempo después quedaría en libertad, pese a tener pendientes con la justicia por el delito de homicidio calificado. Y por homicidio en grado de tentativa al herir a Karla del Carmen, comensal que se encontraba en la mesa detrás de la víctima y presentó lesiones en pierna y costillas.

Fue detenido El Chef en el 2016 después de asesinar a El Bebeto y fue puesto en libertad, fue capturado nuevamente en 2022

13% MENOS HOMICIDIOS, SECUESTRO Y DESAPARICIÓN: PGJE

Para la Procuraduría General de Justicia del Estado ha sido franca la disminución de delitos de alto impacto que afectan a la ciudadanía en cuanto a incidencia en homicidio doloso, secuestro y desaparición forzada, aunque los propios ciudadanos denuncien constantemente a través de las redes sociales.

“En resoluciones de casos relevantes que se presentaron por homicidios, secuestro o de desaparición, ya casos resueltos, completamente ya esclarecidos y les vamos a presentar vinculaciones a proceso de los últimos hechos. Por ejemplo, la disminución de la incidencia delictiva de ese 13%, estamos hablando prácticamente de mil delitos menos que se han presentado, y si nos comparamos con el entorno nacional, estamos en la quinta posición de menor incidencia delictiva en la entidad y en segundo lugar de los de menos homicidios dolosos”, expresaría Daniel de la Rosa Anaya, titular de la PGJE sudcaliforniana.

Los homicidios dolosos han tenido una baja considerable en 2022, la mitad del año prácticamente, sin embargo, los números que muestra el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública indican lo contrario.

En 2021, el Secretariado reveló que se cometieron 48 homicidios dolosos, es decir, un promedio de cuatro por mes.

Para ser claros, en los primeros seis meses del año en curso, la administración de Víctor Castro Cosío contabilizó 21 asesinatos y 21 fosas clandestinas en Comondú, falta añadir las de La Paz y Los Cabos. En promedio, siete personas sin vida por mes, un aumento del 75%, pero la PGJE tiene otros datos:

“En homicidio doloso está prácticamente las víctimas que van en lo que va del año, hasta el mes de junio con esas 42, recordemos que de estas 42 prácticamente se han venido reduciendo aún más los homicidios en este año, los que hemos tenido son 21, y los otros 21 recordemos de las fosas que fueron encontradas y correspondían a varios años, inclusive o varios meses en el municipio de Comondú”, reconoció el procurador De la Rosa.

Hasta julio, la PGJE registró cuatro feminicidios, tres oficialmente ante el Secretariado y el de Valeria Carrillo Jasso, turista de Jalisco privada de su libertad en enero y encontrada sin vida el viernes 8 de ese mes.

Confirma PGJE una reducción de 13 por ciento en homicidio doloso, secuestro y desaparición

En este último caso, sólo ha sido capturado uno de los responsables de privarla de la libertad, faltan por lo menos dos personas más que ayudaron a levantarla, además del responsable de “desaparecerla”, asesinarla y enterrarla.

Poco se ha sabido de los imputados del Caso Valeria, las autoridades siguen la pista a los cómplices por el delito de desaparición cometida por particulares agravada.

“En materia de feminicidio, los tres casos que traemos, el último fue el de mamá e hijo aquí de Comondú, entonces, todas, las tres privaciones de vida de mujer, que lamentablemente ha habido en el año de enero a junio, han sido clasificadas como feminicidio, y como tal están detenidos los presuntos responsables de esos casos, sujetos al procedimiento correspondiente”, afirmó el titular de la PGJE.

En lo referente a la reparación del daño a víctimas del delito, de enero a junio se han presentado mil 252 acuerdos reparatorios, que implican más de 25 millones de pesos ya pagados a las víctimas.

“Ese es el diagnóstico que estamos haciendo derivado de esa realidad delictiva o de incidencia, es lo que se ha venido judicializando de enero a mayo, se ha venido incrementando la judicialización de los casos, son las denuncias que se remiten con el juez. Son las órdenes de aprehensión que se han venido otorgando, prácticamente la efectividad es del 84-85% que se obtienen de los mandamientos judiciales”, finalizó Daniel de la Rosa.

Comentarios

Tipo de Cambio