Denuncian ciudadanos abusos de piperos en La Paz

Fotos: Gilberto Santiesteban Flores
Ezenario BCS martes, 2 agosto, 2022 12:00 PM

Ayuntamiento de La Paz no ha regulado precios a pesar de denuncias de integrantes del gremio. Los más vulnerables pagan la omisión, ante escasez que se agrava día con día

La crisis hídrica en la ciudad de La Paz ha escalado a nuevos niveles este año, según mencionan habitantes de la capital. No solo se trata de la falta de agua potable, sino también de las afectaciones que caen sobre la economía familiar ante el hecho de que nadie regule los precios de venta de los transportistas.

A través de diversos testimonios de ciudadanos se han recopilado historias de abusos en el precio del servicio de transporte de agua en pipas; y es que contratar a piperos se ha convertido en todo un lujo, relatan habitantes de La Paz.

El precio se ha disparado después del conflicto que estalló entre transportistas y el Ayuntamiento de La Paz, que provocó el cierre de purificadoras durante más de 24 horas debido a que los piperos entraron en paro, como manifestación para exigir otro pozo para extracción.

Ciudadanas como Sinahí coinciden con el testimonio de otras personas, en que al llamar para solicitar el servicio les explican que la pipa de 10 mil litros tiene un costo de mil pesos aproximadamente; sin embargo, una vez en la vivienda los transportistas modifican el precio a conveniencia.

“El abuso” varía según los testimonios. Algunos casos comentan que, al llegar al domicilio, el pipero incrementó en 600 pesos el precio; en otros casos hasta en mil 200. El problema reside en que ciudadanos están pagando hasta más de dos mil pesos para tener agua -que ni siquiera es potable- en sus tinacos.

La situación no termina con “la extorsión”, sino que tampoco pueden decidir qué hacer con toda el agua que compraron.

Aunque piden la pipa de 10 mil litros, los piperos apenas acceden a llenar un tinaco y lo demás se lo quedan para revenderlo en otras colonias al mismo o a un precio más elevado.

Cuando han cuestionado el porqué de esta práctica, los transportistas reviran advirtiendo que si el quejoso o quejosa no quiere comprar bajo esos precios y esas normas, que no importa, ya que sobra gente que quiera agua en medio de la crisis hídrica que vive La Paz.

“A mí me dijeron que si no estaba de acuerdo que no había problema porque, a como está La Paz, sobra quien quiera comprar agua bajo las condiciones que ponen los piperos. Y ya no me quedó de otra porque tengo tres semanas sin agua en la casa”, comparte Sinahí.

La problemática es grave, ya que el acceso al suministro digno de agua es un privilegio en estos momentos en la ciudad capital, insisten sus habitantes.

El vital líquido que ofrecen los piperos a veces solo sirve para ciertas actividades del hogar, como descargar en el baño, debido a la mala calidad del agua que venden.

 

Cada quien le pone su precio: líder de piperos

Ante las denuncias de ciudadanos que acusan abusos por parte de transportistas de agua en medio de la crisis hídrica de La Paz, miembros del gremio de transportistas reconocieron que esta situación es real.

Expusieron que, aunque se deslindan de las prácticas de sus colegas, es cierto que en estos momentos cada pipero le pone el precio que quiere al servicio de venta particular de agua, lo que ha repercutido en la economía de las familias paceñas.

Joel Ceseña Castro, representante del gremio y portavoz en las manifestaciones, enfatizó que si esto sucede es debido a que el Ayuntamiento de La Paz no ha regulado los precios que imponen los transportistas en el municipio.

“Yo en lo personal, y muchos compañeros, estamos manejando el mismo precio, es lo que puedo contestar. En la cuestión de los precios cada quien le está poniendo el precio, desafortunadamente”, reconoció.

Cabe mencionar que transportistas de otros sectores, como la construcción, también han denunciado la falta de interés por parte del Ayuntamiento de La Paz para regular los precios de los servicios.

Además, aseguró Joel Ceseña, no se trata únicamente de que el Cabildo regularice los costos, sino también de implementar mecanismos de vigilancia y sanción para que se cumplan por el bienestar de la ciudadanía.

“Yo no puedo meter las manos por los demás compañeros, no estamos regularizados para un precio. No es nada más las pipas, sino todo el transporte de carga que entrega. Es un sector que tenemos que ir viendo a la par junto con los transportistas”, agregó.

Por su parte la alcaldesa de La Paz, Milena Quiroga Romero, ha emprendido una campaña titulada “Alianza por el Agua”, con la que ha reunido apoyo de instituciones de los tres niveles de gobierno, así como de empresas privadas para suministrar el vital líquido a las colonias más vulnerables.

Ahora cuenta con auxilio de pipas de la Secretaría de Marina (Semar), Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Gobierno del Estado, Administración Portuaria Integral de Baja California Sur (APIBCS) y del Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (Oomsapas).

No obstante, hasta el momento no ha manifestado interés por regular la situación que viven a diario los habitantes de La Paz con el abuso de precio con las pipas.

Comentarios

Tipo de Cambio