CESPE en bancarrota

Fotos: Enrique Botello.-
Edición Impresa lunes, 4 julio, 2022 12:33 PM

Las 427 demandas laborales y de usuarios del organismo han dejado un fuerte déficit que tiene operando a la paraestatal -en los últimos cinco años- con más egresos que ingresos, refiere un estudio de la organización ObserBC

La falta de una estrategia de cobranza, la contratación desmedida de empleados y la necesidad de aportaciones extraordinarias por parte del Gobierno del Estado, han llevado a la bancarrota a la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (CESPE).

En el documento Análisis de los Estado Financieros de la CESPE del Ejercicio Fiscal 2016 al 2021, elaborado por Observatorio Ciudadano de Baja California (ObserBC) con información del Portal Nacional de Transparencia, se detallan los vicios administrativos que han llevado a la paraestatal a operar con más egresos que ingresos.

El contador público Víctor Manuel Ávalos Figueroa, responsable del proyecto ObserBC, declaró a ZETA que tienen diez años realizando análisis financieros de instituciones públicas y, en el caso particular de la CESPE, llama la atención que en los últimos seis años ha realizado 95 convenios de apoyo económico con el Gobierno de Baja California, con el fin de mantener las deudas.

Uno de los conceptos que resalta es el de “Otros Servicios Generales”, pues en 2019 gastaron 227.02 millones de pesos. Posteriormente, en 2020, 228 millones, y en 2021 un total de 238.61 millones de pesos.

“No está muy definido qué significa el ‘Otros’, normalmente se ponen los gastos con una sola definición y, al final, unos poquitos que no alcanzamos a definir, pero en este caso representa el 30% del total del presupuesto”, estimó Ávalos.

La Secretaría de Hacienda ha salido al rescate del organismo del agua con diversos apoyos económicos que suman 886 millones 484 mil 366 pesos, cantidad que ha generado intereses por 117 millones 574 mil 405 pesos.

José Armando Fernández Samaniego, titular de la Secretaría del Manejo, Saneamiento y Protección del Agua del Estado (Seproa), se refirió a una deuda de la CESPE que ronda los 2 mil millones de pesos, además de reconocer la importancia de “desmembrar” bien cada uno de los pasivos y priorizar los asuntos legales.

Las acciones inmediatas implican revisar las deudas por pagar en materia de laudos, así como demandas laborales y de usuarios.

 

LITIGIOS DE EX EMPLEADOS HUNDEN A CESPE

Una estrategia inmediata para revertir los daños a corto plazo dentro de la CESPE, es la de revisar y controlar -en coordinación con asesoría jurídica del Gobierno del Estado- los 427 litigios, consideró José Armando Fernández Samaniego.

Por años, los asuntos legales fueron dejados a una cantidad reducida de personal, pero estos no pueden con tanto trabajo.

El titular de la Seproa consideró necesario cambiar todas las metodologías internas, de acuerdo con los resultados de los análisis financieros de la paraestatal.

Además, indicó la posibilidad de implementar mejores reglamentos internos para proteger al organismo de las demandas laborales, por lo que a partir de esta administración revisarán los perfiles de las personas que ocupen cada puesto.

Fernández Samaniego resaltó la importancia de que esté la persona idónea en el cargo, pues será por mucho tiempo, aunado a que se requiere profesionalizar al personal para evitar rotaciones, laudos y demandas laborales.

“Queremos que no deje a los organismos en estado de indefensión, y así evitar que se sigan causando daños patrimoniales”, afirmó a ZETA el funcionario.

¿Van a contratar un despacho jurídico para que desahogue los litigios?

“No estoy planteando contratar un despacho jurídico en conjunto con la consejería jurídica, para atacar los problemas desde acá (Seproa). No lo haría de manera externa”.

José Armando Fernández Samaniego.

¿Qué resultados dejó Fisamex en la CESPE?

“Hasta ahorita se siguen haciendo los análisis en los organismos. Lo que planteamos es hacer una mesa especializada en este tema de Fisamex y sentarnos con las empresas que, en su momento, se les cobró y comenzar a revisar saldos, así como cada caso, (ver) si estuvo bien cobrado o hay un saldo por aclarar. La gobernadora Marina del Pilar Ávila Olmeda nos pidió dialogar y buscar una reconciliación total en materia del agua, no sólo con los empresarios, sino con todos los usuarios y recomponer relaciones”.

¿Cuáles son las medidas a corto plazo?

“Emitir en conjunto con la Secretaría de Hacienda y la Secretaría de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Reordenamiento Territorial, un plan para recuperar y sanear las finanzas. Me refiero a que, a más tardar, en dos semanas comenzar a contener el gasto. Bajar nuestros costos administrativos para comenzar a utilizar los recursos en infraestructura y hacer frente a los compromisos de los organismos”.

¿Y a mediano plazo?

“Esperamos un trabajo general de todos los organismos coordinados por Seproa para ir a buscar dinero federal, porque en este momento nos alcanza a las dependencias, pero también recursos internacionales a fondo perdido, con distintas instituciones como el Banco de Desarrollo de América del Norte”.

¿Cuáles son las áreas que más les generan gastos en este momento?

“Definitivamente el gasto en nómina es elevado, así que hay que trabajar, revisar y controlar, así como la energía eléctrica. Para esto necesitamos definir el programa de contención del gasto, austeridad y hacer más eficiente la cobranza, porque entre más cobremos la nómina, queda más reducido en presupuesto”.

 

UN QUINQUENIO EN QUIEBRA: ANÁLISIS OBSERBC 

La estructura de la CESPE tiene cinco años operando con más egresos que ingresos, con un déficit acumulado de 876.31 millones de pesos de 2016 a 2021.

El histórico de los egresos es de 4 mil 360 millones de pesos, el 50% se va en gasto de nómina. A esto le siguen materiales y suministros. En última instancia, un pequeño capital se invierte en pagar deuda pública.

También ha aumentado su pasivo en mil 250 millones de pesos: de los 540.34 millones de pesos que tenía en diciembre de 2016, para diciembre de 2021 alcanzó los mil 790.34 millones de pesos.

La paraestatal debe a la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado 886 millones 484 mil 366 pesos, mientras que al Servicio de Administración Tributaria (SAT) corresponden 46 millones 174 mil 512 pesos.

En el análisis se menciona una partida denominada “Otros Servicios Generales”, donde se ha devengado un gasto promedio de 230 millones de pesos por año en los tres últimos ejercicios fiscales. Lo anterior representa el 30% del presupuesto anual, pero no hay explicación en qué se usa este dinero. Según la revisión de los expertos, “es un gasto discrecional”.

 

DEBEN MILLONES EN IMPUESTOS AL SAT Y A SISTEMA DE SALUD

Al 31 de diciembre de 2021, la CESPE mantiene una deuda por 352 millones 329 mil 528 pesos con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Gobierno y Municipios del Estado de Baja California (Issstecali), sin incluir recargos por refinanciamientos, cuotas y retenciones a empleados, de acuerdo a un convenio firmado en agosto de 2013.

La cifra de la paraestatal contrasta con la información de dicha institución de salud, pues esta tiene contabilizada una deuda de 789 millones 275 mil 427 pesos. La diferencia es por concepto de actualización y recargos, generado por adeudos de enero de 2012 a diciembre de 2021.

Además, la CESPE contrajo una gran deuda con una instancia del Gobierno Federal: la Comisión Nacional del Agua (Conagua), mediante el Programa de Devolución de Derechos (Prodder) por los ejercicios fiscales 2011 y 2012, el cual tiene el propósito de asignar recursos federales por la recaudación de derechos para la explotación, uso y aprovechamiento de aguas nacionales que se suministran a empresas públicas y privadas.

De esta forma, el Prodder está exigiendo a la CESPE la devolución de 36 millones 959 mil 621 pesos.

Además de emitir un profundo agradecimiento a Francisco Alberto Bernal Rodríguez por su desempeño al frente de la Secretaría para el Manejo, Saneamiento y Protección del Agua (SEPROA), la Gobernadora de Baja California, Marina del Pilar Avila Olmeda, nombró, como nuevo titular a José Armando Fernández Samaniego.

JUICIOS, EL GRAN PROBLEMA ECONÓMICO

Ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo, actualmente hay 180 asuntos relacionados con demandas laborales y cuatro expedientes en los Juzgados Civiles de Ensenada.

Hay otros 221 casos que se procesan ante Junta Local de Conciliación y Arbitraje, y 42 más en Juzgados de Distrito. En total, el Departamento Jurídico tiene un acumulado de al menos 648 litigios.

El Observatorio Ciudadano de Baja California realiza el análisis de los estados financieros de la CESPE de 2016 a 2021, con el propósito de continuar con la investigación de información financiera, presupuestal y contable de la institución pública.

“La población de Baja California está preocupada por la falta de transparencia en la utilización de recursos públicos, así como en la claridad en la rendición de cuentas. En el desarrollo de este análisis hemos buscado utilizar un lenguaje simple y técnico, utilizando la herramienta gráfica como elemento para su revisión de los ingresos y la administración del gasto”, según se desprende de la revisión.

Conforme a la información financiera de CESPE, los administradores han acumulado en los últimos seis ejercicios fiscales un déficit de 876.31 millones de pesos.

Las leyes del Presupuesto y Ejercicio del Gasto Público señalan que los presupuestos de Ingresos y Egresos deben conservar un equilibrio presupuestal.

ObserBC ha lanzado varios cuestionamientos a quienes están al frente de la contabilidad de la entidad, como: ¿Por qué no se respeta lo señalado por la Ley? ¿Cuáles son las razones para año con año operar con déficit? ¿Qué políticas internas piensan implementar para disminuir los egresos en el gasto público? ¿Qué políticas de austeridad piensan implementar en el ejercicio fiscal 2022?

Al 31 de diciembre de 2021, en los estados financieros de CESPE, el saldo total de pasivos era por mil 790.34 millones de pesos. Cantidad que representa casi tres veces el ingreso anual, de aproximadamente 625 millones de pesos.

Existen pasivos contingentes sin reconocer en la contabilidad de CESPE, como la actualización y recargos del adeudo con Issstecali por 436 millones 945 mil 899 pesos, y con la Conagua por 36 millones 959 mil 621 pesos.

 

INSOSTENIBLE GASTO EN DEMANDAS Y NÓMINA

Víctor Manuel Ávalos Figueroa, responsable de ObserBC, explicó que tras realizar el estudio, los analistas consideraron como preocupantes diversas variantes: el crecimiento acelerado del pasivo y el hecho de no existir una estrategia frente a la crisis en el futuro.

La mayoría de las administraciones pasadas recurrieron a la reestructuración de deuda para salir del problema, pero si se pretende seguir con ese patrón, los ensenadenses se quedarán sin lo que más quieren: el agua.

“Les van a llegar los recibos con costos muy altos”, advirtió sobre el posible escenario.

Ávalos Figueroa remarcó que los estados financieros de la CESPE no son sujetos a crédito por parte de ninguna institución bancaria, pues nadie se va a arriesgar a entregar dinero sin una solvencia financiera a corto plazo.

Otro punto grave es que los ingresos propios se han mantenido igual en los últimos cinco años, a pesar del incremento de población y de las tarifas, de esa manera se estaría reflejando la ineficiencia en el cobro.

“No hemos encontrado, en alguna parte, proyectos donde se señale lo qué harán con la cantidad de demandas laborales en caso que las pierdan, porque por historia sabemos que esas demandas siempre son a favor del empleado y con eso sólo se incrementa el pasivo”, recordó el experto.

Agregó la variante “Gasto de Servicios Personales”, que se ha mantenido igual o al alza, y para el que se necesita un estudio de tiempos y movimientos para saber si la persona es suficiente o si hay “gente de más trabajando”.

“No se ve una disminución en el gasto de la nómina: debe haber estrategias porque, si vemos, ese concepto representa la mitad del gasto”, sugirió.

Sobre la posibilidad de recibir apoyo por parte de instituciones internacionales, el analista comentó que hay varias organizaciones que, inclusive, dan dinero a fondo perdido, siempre y cuando sea para una entidad sustentable. “Nadie regala dinero”, argumentó ante la posibilidad de algún rescate financiero.

“Es como cuando usas una tarjeta de crédito para ir saliendo de la deuda: si la sigues usando, llega el momento en que no sabes cómo pagar los intereses, mucho menos cómo abonar a capital”, comparó el contador.

En contraste con el resto de las comisiones de Agua de Baja California, no hay una en el Estado en la misma situación, sin embargo, las circunstancias son diferentes.

Por ejemplo, Mexicali no tiene problema de liquidez a mediano plazo y mantiene una deuda controlada, pues sus problemas son de otra índole administrativa.

“Si gastamos más de lo que ganamos, ¿dónde están buscando el equilibrio y dónde está la estrategia?” cuestionó Ávalos Figueroa para, finalmente, asegurar que en dicha entidad pública debe ejecutarse la Ley del Ejercicio al Gasto Público.

Comentarios

Tipo de Cambio