Transporte privado, al servicio de cárteles en Tecate

Edición Impresa lunes, 27 junio, 2022 12:00 PM

70% de unidades que operan de manera ilegal son utilizadas para cometer algún tipo de delito; 30% son víctimas de grupos delictivos, y un 60% han sufrido un asalto

El 9 de septiembre de 2020, Aarón Ramírez, de 22 años, perteneciente a la comunidad cristiana en Tecate, deportista y operador de la plataforma Uber, fue ejecutado en un terreno baldío ubicado sobre Bulevar Encinos y Carretera Tecate-Tijuana, a un costado del Issstecali. Autoridades informaron que había recibido al menos cuatro disparos de un arma calibre 9 milímetros.

La hipótesis de los investigadores, es que Aarón atendió un viaje solicitado por una pareja que, luego de obligarlo a transportarlos para realizar una serie de entregas en tienditas dedicadas a la venta de drogas, lo robaron y ejecutaron.

El 12 de marzo de 2021, otro chofer fue ejecutado en la colonia Lázaro Cárdenas, también de Tecate, sobre Avenida Zamora y Calle Michoacán. Sujetos a bordo de un vehículo lo interceptaron y detonaron sus armas en al menos diez ocasiones. El cuerpo del hombre quedó al interior del vehículo que utilizaba para servicio de transporte público mediante aplicación móvil.

Marco Antonio López Fiscal Regional de Tecate

Hasta ahora, sólo hombres que laboran como taxis privados sin registro, han sido privados de la libertad, un aproximado de ocho personas relacionadas con transporte privado en la ciudad. El último caso en el Pueblo Mágico se registró el 31 de mayo, cuando José Roberto Wong Escalera, de 33 años, fue interceptado por hombres encapuchados frente al Parque Los Encinos, a plena luz del día. Desde ese día, ni familiares ni autoridades saben de Roberto, el último informe obtenido por las autoridades fue que el auto que usaba diariamente para laborar, se localizó con rastros de sangre sobre la autopista Tijuana-Tecate, a unos metros de la caseta.

Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) cuentan con evidencia que vincula a choferes de Uber y taxis con cárteles como Jalisco Nueva Generación (CJNG), Arellano Félix (CAF) y de Sinaloa en Tecate, información que ha sido recabada desde hace meses.

Marco Antonio López Valdez, fiscal regional de Tecate, informó a ZETA que luego del aumento de denuncias por intentos de privación de la libertad, narcomenudeo y robo con violencia que han sufrido choferes que se autodenominan Uber, pero que realmente laboran como transportes irregulares, se han realizado constantes investigaciones que permiten conocer el funcionamiento y uso que se está dando a estas unidades en la ciudad. Los informes arrojaron que sólo cinco vehículos en Tecate están registrados de manera legal en la plataforma Uber, al día uno o dos más realiza algún tipo de servicio al adentrarse a la ciudad, a dejar pasaje proveniente de otros municipios, y permanecen por escasos minutos buscando un servicio de regreso.

El Instituto de Movilidad Sustentable (IMOS), en conjunto con Fiscalía General del Estado (FGE), tiene identificados a entre 18 y 20 taxis Metropolitanos sin sitio y que operan principalmente dentro de plazas comerciales, al igual que los taxis que por años han circulado por la ciudad, ya sean Amarillos, Azules y Cremitas. Cuentan con Código QR y una identificación con una fotografía del conductor, placas del vehículo y características, todos operando de manera legal en el Pueblo Mágico.

La situación que enfrenta Tecate, es que se tiene registro de 150 unidades de transporte pirata detectadas por las Mesas de Paz y Seguridad, que ofrecen sus servicios por Facebook y no cuentan con sustento legal ni medidas que brinden seguridad a quienes los utilizan o al chofer. La FGE tiene registros de que este tipo de vehículos, son manejados por integrantes de grupos delictivos que usan prestanombres para registrar las unidades y utilizarlas a su interés. En otros casos, los cárteles solicitan un servicio para después amagar al chofer y obligarlo a repartir estupefacientes en diferentes zonas de la ciudad, algunos son dejados en libertad, pero otros más son desaparecidos o ejecutados al terminar su encomienda.

Para el fiscal López Valdez, la ciudadanía que hace uso de este tipo de transportes irregulares pone en peligro su integridad, ya que, de presentarse un delito, no existe manera rápida de conocer la ruta, las placas o el vehículo que realizó el servicio, no se cuenta con placas vigentes o si el conductor tiene antecedentes penales. En redes sociales es cuestión de escribir “Solicito Uber” para obtener un sinfín de opciones, todas operando fuera de la Ley, y utilizando logotipos de la plataforma de transporte privado.

Estadísticas obtenidas por la FGE muestran que 70% de las unidades operando de manera ilegal son utilizadas para cometer algún tipo de delito, mientras que el 30% son víctimas de estos grupos delictivos o en un 60% ya han sufrido un asalto de manera violenta.

Hace unas semanas, una pareja fue vinculada a proceso por robo con violencia, robo de vehículo y narcomenudeo, luego de pretender asaltar y robar la unidad de una conductora que opera como taxista mediante redes sociales. Al laborar de esta manera, ellos mismos se exponen a ser víctimas de delitos. De acuerdo con el fiscal López, en diversos aseguramientos se han encontrado armas y drogas al interior de las unidades.

Durante 2020, autoridades registraron que vehículos identificados como transporte privado en Tecate fungían como repartidores, dejando diferentes tipos de drogas en puntos clave de colonias dentro y fuera de la ciudad; otros servían como halcones para vigilar tanto los movimientos y ruta de las autoridades, como de las víctimas que serían ejecutadas por sicarios al servicio de cárteles en la región y, luego de cometer le hecho, se movilizaban en unidades identificadas como Uber para entrar y salir del municipio sin sospecha.

Para los representantes de los clásicos taxis en Tecate, implica un peligro para su integridad y este tipo de transporte privado que se solicita vía Facebook, no sólo es un problema económico de gran impacto, sino que genera la sospecha de que los gremios pudieran ser parte del crimen organizado.

Hasta el momento ninguna unidad de taxis registrado que opera en puntos como Parque Miguel Hidalgo, Avenida Hidalgo, Central de Autobuses o Plaza Los Encinos, ha estado relacionada con delitos de alto impacto en contra de choferes que se han registrado en el municipio. También informaron que tiene identificadas hasta cien unidades que operan entre Tijuana, Rosarito y Ensenada, que entran y salen de Tecate de manera constante, todas en grupos y ofreciendo sus servicios en redes sociales.

Para López Valdez, es urgente la regularización de este tipo de vehículos que operan como transporte privado, por lo que ya se trabaja con IMOS en identificar quiénes y dónde opera este grupo de transportistas. Se efectuarán operativos en conjunto con instituciones de gobierno -como FGE e IMOS- para retirar este tipo de vehículos e imponer multas entre 42 mil y 45 mil pesos por parte del Estado, a quienes presten un servicio sin concesión, además de la multa por parte del Municipio -que ronda los 2 mil 500 pesos-.

Con esa medida, se espera reducir la presencia de unidades irregulares en los municipios bajacalifornianos.

Comentarios

Tipo de Cambio