Narco amenaza área rural de La Paz

Lesiones que recibieron asistentesa festival de El Pescadero por la delincuencia organizada
Edición Impresa martes, 7 junio, 2022 12:00 PM

Grupos criminales asedian a las

comunidades remotas de La Paz;

ya no es sólo la pesca en Comondú,

ahora cobran piso en festivales,

peleas de gallos y a negocios con

venta de alcohol

Desde la tableada a la que fueron sujetos Rolando Castillo, de 47 años, originario de Sinaloa, y Juan José Villalobos, de 22, oriundo de El Pescadero en pleno Festival del Chile y la Fresa en la comunidad de El Pescadero, municipio de La Paz, las fiestas en la zona rural son vistas de otra manera.

En los hechos registrados el primero de mayo, Rolando resultó con posible fractura de cráneo y su compañero con fractura de rodilla y fémur.

De acuerdo con información brindada por las unidades que acudieron al evento, testigos informaron de una riña campal entre trabajadores del campo agrícola El Botones y El Peinado, cuando de pronto llegaron por lo menos tres camionetas cargadas de hombres armados: dos vehículos tipo pick-up Cheyenne color blanco, de reciente modelo; y un vehículo tipo pick-up Tacoma color gris, “repletos de personas en la caja de carga y cabina, siendo aproximadamente como unas 40 personas”, refiere el Informe Policial Homologado.

“Estos descienden, portaban armas de grueso calibre, ni la Policía las tiene, los únicos dos compañeros de la Comercial que estaban, no portan armas, ven a los sujetos y se repliegan; lo que hicieron estas personas fue, a dichos de la gente, darles una lección, amagados los llevaron a la parte trasera de donde se celebraba el baile del pueblo, con palos y bates de beisbol los tablearon, dos resultaron con graves lesiones”, informó uno de los agentes municipales que acudió en apoyo desde Todos Santos.

Los oficiales se quedaron atónitos ante la presencia del comando armado. Incluso, “nos superaban en gran cantidad”, por lo que solicitaron refuerzos.

Tras recibir el reporte de gente armada, se movilizaron policías de Todos Santos, El Carrizal, Pescadero, San Antonio, San Pedro y de la misma Capital; sin embargo, cuando llegaron los agentes, los hombres armados ya se habían retirado a eso de las 23:30 horas.

Marina encargada de investigar la presencia delincuencia organizada en rancherías y zonas agrícolas

El reporte ingresó a las 22:55 del domingo primero de mayo, y desde ese evento la situación cambió para las comunidades rurales. La inseguridad no sólo se sintió, sino que quedó evidenciada frente a cientos de personas y el evento tuvo que ser cancelado debido al incidente.

“Nos alertan con preocupación de la presencia de un tal Omar, que está afectando Los Barriles, San Antonio, Pescadero, Todos Santos; todo inició desde Pescadero, adonde llegaron camionetas con personas fuertemente armadas, eso ha generado impacto en nuestro Estado y ya llegó hasta otras esferas”, refirió un agente de Investigación Criminal de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Aunque los oficiales reportaron el hecho como una riña entre personas que disfrutaban del festival, tratando de ocultar la presencia de gente armada, el incidente llegó hasta Palacio Nacional por otra vía.

Dos días después de la golpiza ocurrida en el festival, el 3 de mayo, hombres armados se hicieron presentes para buscar a algunas de las víctimas en el Rancho Silvestre en El Pescadero, allí los maleantes privaron de la libertad a Jorge Guadalupe “N” y su padre, los llevaron a un paraje y los golpearon brutalmente.

Abandonados con serias lesiones, pidieron ayuda y su traslado al Puerto de Pichilingue para abandonar BCS por amenazas de muerte, pero en la terminal, Jorge Guadalupe se desvaneció y vomitó sangre, lo que llamó la atención de agentes de la Marina en el punto de revisión secundaria del puerto.

Al brindarles ayuda, los elementos recabaron la declaración de los lesionados, tomaron fotografías y elaboraron un informe detallado que se envió directamente a la Mesa de Seguridad Nacional a manos del secretario de Marina, José Rafael Ojeda Durán, y expuesto al Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Los afectados fueron presentados en una serie fotográfica con las lesiones que sufrieron, golpeados con tablas, bates y con el costado de un machete, así como lesiones en espalda, piernas y pecho; los que resultaron con lesiones graves en cráneo y piernas fueron hospitalizados.

“Es muy preocupante lo que nos está pasando como Estado, comunidades tan pequeñas están resultando las más afectadas, y no estamos hablando sólo de servicios públicos, son demasiadas las quejas de los habitantes por intromisión de delincuentes, aconsejamos que acudieran a presentar su denuncia correspondiente, ya que la autoridad no considera un daño si no hay denuncia, pese a como dicen, ‘Si el río suena, es que agua lleva’’”, apuntó un integrante del Colegio de Abogados de La Paz.

La respuesta no se hizo esperar, pues tras el retiro de inversiones agrícolas de la zona de El Pescadero, dieron la orden de destituir al secretario de Seguridad Pública Estatal, Capitán Javier López García, quien llegó en septiembre junto con el gobernador Víctor Castro Cosío.

A poco más de nueve meses en el cargo, fue separado y sustituido por Luis Alfredo Cancino Vicente, quien es Capitán de Navío de Infantería de Marina y ocupaba el cargo de comisario de la Policía Estatal.

 

SAN ANTONIO EN LA MIRA

“Se ha instruido a las instancias estatales trabajar en un plan de acción de Inteligencia para abatir la inseguridad en esas zonas, particularmente blindar a las comunidades rurales; se está reestructurando al personal para que puedan abarcar los recorridos y reforzar esas zonas”, expuso una fuente desde la PGJE.

Los Barriles, Los Planes, El Pescadero, Todos Santos y ahora San Antonio están en la mira del narcotráfico. Habitantes enviaron un correo a esta redacción para relatar su versión de lo que acoge a sus habitantes y que delegados están enterados, pero atados de manos por temor.

La denuncia de las familias de San Antonio relata el cobro de cuotas por venta de alcohol, peleas de gallos y actividades en festivales. La información ya fue entregada a la delegada del pueblo, Paola Manríquez.

“Inmediatamente que se supo de las fiestas tradicionales del pueblo, un grupo de desconocidos se hicieron presentes, preguntaron quiénes serían los encargados de la venta de cerveza, y así obtener un porcentaje de lo que se vaya a vender. Se determinó incluso no cobrar en el baile, ya que tradicionalmente se hace un cobro simbólico a las parejas en la cancha para sacar el costo del grupo, pues no se quiso hacer para evitar eso (cobro de piso)”, refiere la denuncia de habitantes.

Por fortuna las fiestas tradicionales de San Antonio cambiaron de sede por un brote de COVID-19 y la fiesta se trasladó al Malecón de La Paz.

Los habitantes están preocupados, es poca seguridad la que tienen, y están a merced de los delincuentes; esperan que el gobierno pueda brindarles protección.

“En Los Planes ya están cobrando por las peleas de gallos, acá (San Antonio) por la venta de cerveza, en Pescadero lo que ya todo el pueblo sabe, Los Barriles igual, también en el poblado de Las Casitas; lo de los torneos de gallos, nadie puede traer cerveza de fuera, deben consumir ahí, y, si los cachan de otro lado, los golpean”, dijo el denunciante.

A pregunta expresa al gobernador del Estado respecto a cómo está la estrategia de seguridad en la zona rural, Víctor Castro Cosío respondió que no hay inconvenientes, que la zona rural se respeta.

Las fiestas tradicionales de El Pescadero evidenciaron el control del narco en la zona rural

“El asunto de nosotros, es que nos aumenta por la tasa de 100 mil habitantes. No justifica que no tengamos a diario el análisis de las Mesas de Seguridad, hay todo un sistema operativo, ha funcionado mucho la decisión en seguridad en la zona rural por el abigeato, todavía se siguen robando ganado, pero es mucho menos la denuncia. Vamos bien, en la zona rural no hay tanta incidencia de robos, hay atención, los delegados y subdelegados están muy atentos a reportar cualquier cosa, y hay una tradición en Baja California Sur, en la zona rural se respeta más”, opinó el mandatario.

En sus informes de 2019 y 2020, la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2021 revela el crecimiento de la tasa por cada 100 mil habitantes de casi 4 puntos en la tasa de victimización; en 2019, de los habitantes de 18 años y más de la zona rural, 10.3 eran víctimas del delito, y para el año siguiente, la cifra subió a 14.2.

En el Índice de Paz México (IPM), a cargo del Instituto para la Economía y la Paz (IEP), elaboraron un informe del impacto económico por persona que deja la delincuencia, data de 2021 y revela que en BCS a los ciudadanos les cuesta más de 38 mil 300 pesos al año, a cada persona.

ASESINAN A PROFESOR OCTOGENARIO

El 30 de mayo, el profesor José Edmundo Patrón Espinoza, de 80 años, fue reportado como desaparecido por su nieta. En redes sociales, informó que el adulto mayor salió a un cajero automático a retirar su pensión y que se le vio por última vez en el Mercado Madero.

Pasó casi un día desde el reporte, y al mediodía del 31 de mayo, el profesor fue encontrado sin vida en el interior de la habitación marcada con el número 30 del Hotel San Carlos, en el corazón de la Zona Centro de La Paz.

“La víctima fue localizada tendida en el suelo, envuelto en una sábana, bocabajo, su rostro lucía al parecer golpeado y el informe preliminar habla de posible muerte por fractura craneoencefálica; es muy probable que hayan planeado robarle y lo golpearon, pero se les pasó la mano”, reveló un agente de Seguridad Pública.

El hotel ubicado en Calle 16 de Septiembre y Revolución fue abordado por agentes de Seguridad e Investigación, quienes inmediatamente recabaron datos sobre el incidente, solicitando al encargado si había visto algo raro, ya que ellos reportaron el hallazgo de la persona que en primeros reportes vestía las mismas prendas que el desaparecido, hasta que se confirmó.

“Al hacer una inspección del lugar, pudimos constatar que hay cámaras de vigilancia en locales aledaños, además de cámaras en el hotel que apuntan hacia la habitación número 30, se le ve junto a una persona de apariencia joven, todas las cintas de videovigilancia fueron cargadas en discos duros para su análisis y buscar al o los sospechosos”, añadió el agente de Seguridad.

La información recibida es que la persona que acompañaba a la víctima era de aspecto joven y alta, es muy probable que haya sido asaltado, su cuerpo estaba en un charco de sangre y presuntamente muy golpeado.

El gobernador Víctor Castro Cosío presumió que en mayo la incidencia en homicidio doloso fue de cero, sin embargo, los medios de comunicación lo corrigieron sobre el asesinato del profesor de 80 años, a lo que rectificó de última instancia.

“Se murió un profesor, pero el reporte de hoy no sé cómo se murió, si fue por ataque al corazón o tiene signos de violencia, no tengo el reporte, si fue así, va a haber uno, porque fue el 31 de mayo, espero que no, fue buscado por su familia, entró a un hotel, no tengo el reporte a detalle”, dijo.

Según los informes de la PGJE, entre los principales delitos que se han registrado en La Paz en lo que va de 2022, el 30% ha tenido lugar en la zona central o colonia Centro, siendo la de mayor incidencia delictiva.

Comentarios

Tipo de Cambio