Colegio de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Baja California

Foto: Internet
Opinionez lunes, 20 junio, 2022 12:00 PM

“Mientras todos van en post del poder y de la riqueza como medio de alcanzar aquél,

la cultura corrige la teoría del éxito”.

– Ralph Waldo Emerson.

 

La Asociación Profesional denominada Colegio de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Baja California, A.C., nació a la vida jurídica el día 25 de marzo de 1993, ante la fe del notario público número 9 de la municipalidad de Tijuana, B.C., señor licenciado Guillermo González Herrera. Es una asociación profesional legalmente constituida conforme a las leyes mexicanas, según su escritura pública, que contiene su acta constitutiva y debidamente inscrita de igual forma ante el Registro Público de la Propiedad y el Comercio de la Ciudad de Tijuana, B.C.

A lo largo de los 29 años que tiene de existencia ha logrado reunir en su seno a todos los médicos legistas y peritos de la hoy Fiscalía General del Estado; igualmente son miembros asociados profesionistas de las diferentes ciencias, pero que convergen con la Medicina Legal, y las Ciencias Forenses, tales como Abogados, Médicos Legistas, Peritos Médicos como lo expresábamos con antelación, Criminólogos, Criminalistas, Odontólogos Forenses, Químicos Forenses, Psicólogos etc.

El objeto del Colegio de Medicina Legal y Ciencias Forenses del Estado de Baja California es, entre otros: vigilar el Ejercicio profesional con el objeto de que este se realice dentro del más alto plano legal y moral; incrementar el acervo cultural y científico de todos sus asociados, conscientes que como profesionistas de las diversas ramas del conocimiento  de las ciencias forenses, siempre habrá algo nuevo que aprender, descubrir, saber, a fin de  ensanchar más los horizontes culturales de los asociados; además de pugnar por que sus asociados tengan acceso a la actualización de sus conocimientos a través de Conferencias Magistrales, Reuniones Académicas, Jornadas, Cursos y Congresos, ya que en la actualidad la Fiscalía del Estado, como el Poder Judicial de la Entidad no se preocupan en lo absoluto por capacitar y actualizar al personal forense que trabaja en dichas instituciones.

Es menester señalar que en cada ocasión que el colegio sesiona lleva a efecto una sesión académica con un tópico específico tratado por algún profesionista; aquí cabe destacar que igualmente el Poder Judicial del Estado tiene una lista de profesionales auxiliares en administración de justicia, quienes prestan sus servicios a los abogados y a los ciudadano que requieren de los mismos, pero cobrando honorarios profesionales, que no son en lo absoluto nada baratos y que no se encuentran en muchos casos dentro de las capacidades económicas de quienes requieren de sus servicios profesionales, tales como grafólogos, odontólogos forenses, peritos en balística, peritos valuadores en bienes muebles, etc. Pero entiéndase que cada perito debe de ser un profesionista con título y cedula profesional y que ocurra a la convocatoria que se publica, a fin de acudir al llamado para ser designado peritos o conservar la calidad de que ya han alcanzado en otras convocatorias. Aunque aquí cabe preguntarse qué órgano académico o que colegio de profesionistas certifica efectivamente la excelencia de conocimiento de quien acude a un concurso para ser perito; ah, y por supuesto, eso para el Estado no tienen ningún costo (esto es, cero inversiones en educación, capacitación y conocimiento científico).

También el Colegio de Medicina Legal y Ciencias Forenses presta sus servicios como auxiliar en la Administración Pública; igual realiza labores de colaboraciones con el Poder Público con el cuerpo constructor y representa a los médicos agremiados entre las autoridades, entre otras funciones.

 

Benigno Licea González es doctor en Derecho Constitucional y Derecho Penal. Fue presidente del Colegio de Abogados “Emilio Rabasa”.

Correo: liceagb@yahoo.com.mx

Comentarios

Tipo de Cambio