Mujeres piden respetar derechos de víctimas de violencia en Semana Internacional sobre periodismo

Destacados viernes, 27 mayo, 2022 5:20 PM

Celebraron jornadas de conversatorios en materia de mujeres en los medios de comunicación, contenidos sexistas y violencia contra las periodistas; se pronunciaron por dejar de mostrar los ataques a mujeres “como un espectáculo”; directora general de ZETA Adela Navarro Bello moderó panel de Mujeres Desaparecidas

 

Durante la Semana Internacional por el Derecho Humano a la Libertad de Expresión de las Mujeres/Periodismo de paz para todas, participantes de distintos países se pronunciaron porque se respeten los derechos de las periodistas víctimas de la violencia.

La jornada comprendió conversatorios en materia de violencia machista en los medios, pandemia, desplazamientos forzados, desapariciones, difusión y fue celebrada del 16 al 20 de mayo bajo la organización Comunicación e Información de la Mujer A.C. (CIMAC), cuya sede se encuentra en la Ciudad de México.

La organización independiente en su momento indicó que la Semana Internacional respondería al objetivo de promover la participación de las mujeres en los medios, eliminar contenidos sexistas y erradicar la violencia contra las periodistas.

En el curso de la jornada la directora de CIMAC, Lucía Lagunes Huerta, afirmó que en la República Mexicana la prensa “muestra la violencia contra las mujeres como un espectáculo” además de responsabilizar a las víctimas en casos de asesinato, violación o desaparición. De ahí que la comunicadora se pronunciara por establecer un modelo de capacitación con perspectiva de género en las redacciones, así como “cambiar narrativas y construir espacios de diálogo”.

La periodista de El País Beatriz Guillen Torres observó que por causa de que no se presiona a las autoridades para evitar la difusión y castigar a los respectivos responsables, se propicia la publicación de fotografías o declaraciones que atentan contra los derechos de las víctimas.

Tal como resumió la coordinadora de Comunicación y el Observatorio de Medios de CIMAC, Cirenia Celestino Ortega: en esa tesitura las participantes apostaron por que se deje de construir “mensajes que relacionen de forma automática las palabras mujer y violencia”, toda vez que dan lugar a experimentar temor y generan “un efecto adverso en la libertad y garantías de las mujeres, niñas y adolescentes”.

La directora general de semanario ZETA Adela Navarro Bello moderó el panel Hasta Encontrarlas/Mujeres desaparecidas, para el cual se programaron las intervenciones de Ixtaro Arteta, Dalia Souza, Balbina Flores y Patricia Monreal.

Navarro Bello resaltó que “hace unos días nos enteramos que en el país llegamos a los 100 mil desaparecidos”. Advirtió que datos de Reporteros sin Fronteras dan cuenta de que “desde 2018 hay 21 periodistas desaparecidas”; que “Artículo 19 para el 2021 contabiliza 21 periodistas desaparecidos, entre hombres y mujeres” y que CIMAC tiene registro de 10 mujeres dedicadas al periodismo desaparecidas.
Ixtaro Arteta, reportera de Animal Político, aseveró que de los 100 mil desaparecidos a los que aludió Navarro Bello, “aproximadamente 25 mil son mujeres”, esto es, “el 25%”. Advirtió que el porcentaje marcó un viraje en la tendencia, en razón de que “por ahí del 2000”, la proporción de personas del género femenino desaparecidas era de 20%.

La representante de Reporteros sin Fronteras Balbina Flores señaló que familiares de las víctimas en este caso deben presionar para que no se cierren las carpetas de investigación. Denunció que pese a mantenerse abiertos los expedientes, no existen mecanismos adecuados para una búsqueda fructífera ni se tiene en cuenta la labor periodística como posible causa de desaparición.

A propósito CIMAC informó que el 11 de noviembre de 2009 María Esther Aguilar Cansimbe desapareció en Zamora Michoacán, con el pormenor de que día atrás había sido amenazada por “un jefe policial a quien removieron del cargo por –se sospecha—investigaciones realizadas por la periodista sobre temas de corrupción y abuso de autoridad”.

La organización independiente indicó que el periódico para el que trabajaba María Esther “tardó una semana en dar a conocer” su desaparición.

En el curso de la Semana Internacional Rosy Rodríguez, representante de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género, alertó que aunado a los casos de desaparición, desplazamiento y asesinato de mujeres periodistas, la criminalización de su labor y la violencia digital que suelen padecer, representan “nuevos tipos de agresiones”.

Por otro lado, Belen Spinetta, de Comunicación para la Igualdad en Argentina, lo mismo que Sandra López de GAMMA Ecuador, hablaron del papel de las editoras de género y se pronunciaron por corregir las prácticas que representen un riesgo para las periodistas así como por constituir los derechos humanos de las mujeres cual principio ético del periodismo.

CIMAC puso de manifiesto que a 27 años de la Declaración de la Plataforma de Acción de Beijing, la organización independiente reafirma el Capítulo J Mujeres y medios, consistente en procurar la participación de la mujer en la expresión de sus ideas así como su toma de decisiones en el ámbito periodístico; abogar por una imagen no estereotipada del género femenino en la labor periodística y abatir la violencia contra las periodistas y comunicadoras.

La agrupación finalmente remarcó que “la desigualdad y violencias que viven las mujeres periodistas son un atentado contra la libertad de expresión y contra la vida democrática del país”.

Comentarios

Tipo de Cambio