Del Cártel de Caborca a Rosarito

Foto: Cortesía AGENTEMP / Foto: Cortesía AGENTEMP.- A las 20:10 horas, del viernes 20 de mayo, sobre la calle Monterrey y Poliducto de la colonia Ampliación Constitución, frente al domicilio marcado con el número 3638, quedó tendido el cuerpo de Juan Carlos Real Nieblas, alias “El Mocho
Edición Impresa lunes, 30 mayo, 2022 12:00 PM

Juan Carlos Real “El Mocho”, sicario de “La Plaza”, célula de Francisco Espinoza, brazo armado del Cártel de Caborca de Caro Quintero, fue asesinado en Rosarito. Se le acusó de multihomicidio en 2019

A Juan Carlos Real Niebla “El Mocho” y/o “Gordito de la Barba”, líder de sicarios de “La Plaza”, célula del Cártel de Caborca en Guaymas, Sonora, lo mataron en Rosarito.

Su familia aseguró que tenía cuatro años viviendo en Baja California, pero la Fiscalía de Sonora lo acusa de matar a una familia en el poblado de Empalme en septiembre de 2019.

A las 20:10 horas del viernes 20 de mayo de 2022, los números de Emergencia recibieron el llamado reportando que le habían disparado a un hombre frente al número 3638 de la calle Monterrey, Colonia Constitución en Rosarito. Los policías lo encontraron muerto.

A pesar que le habían disparado donde estaba su familia, el reporte al 911 se recibió de parte de “un ciudadano” que informó haber escuchado detonaciones de arma de fuego e indicó que “al parecer hay una persona lesionada”.

Vecinos refirieron que los presuntos responsables del homicidio, huyeron en un vehículo tipo Charger color gris, del cual no proporcionaron número de placas. En un primer momento los oficiales dijeron que no había cámaras cerca del lugar.

De acuerdo con los primeros reportes, el hombre estaba en el interior de una casa al frente de donde había dejado estacionado su auto. El domicilio tiene cámaras de vigilancia, pero sólo se aprecia que sale del inmueble.

Después, otra cámara casera capta a Real Niebla caminando frente a dos casas ubicadas a un lado de la residencia en la que la víctima estaba antes del ataque, y después cruza la calle con la intención de abordar una camioneta blanca.

Foto: Cortesía atiempoguadalajara.com.- Varias narcomantas fueron dejadas en distintos puntos del puerto de Guaymas. En ellas evidencian nombres, hasta el de un regidor de colaborar con el grupo delictivo denominado “La Plaza”

Las imágenes revelan que un hombre, del que no se pueden apreciar características particulares, se le acercó a pie y le disparó, para luego huir corriendo, “y se sube a un auto compacto de que se ignora la descripción”, reportó un investigador.

En la escena los peritos encontraron casquillos de arma de fuego 9 milímetros, y testigos describieron a un hombre “… de 40 a 45 años de edad -Real tenía 36 recién cumplidos- obeso, moreno, pelo largo color negro, barba y bigote, cejas pobladas, frente mediana, orejas medianas, ojos color café, nariz chica, mentón oval, cara oval, labios medianos, boca grande”.

Como señas particulares, “tatuaje en mano izquierda, figura de un bufón, tatuaje en pierna derecha con leyenda ilegible, tatuaje en brazo derecho con la leyenda mocho, tatuaje en mano derecha con la leyenda 622”.

El cadáver presentaba tres heridas circulares en la parte trasera del hombro derecho y lesiones en pómulo izquierdo, en la base del cuello lado derecho, en la región abdominal lado derecho, en el borde externo de antebrazo derecho, y en la cara posterior de antebrazo derecho.

Entrevistadas, quienes dijeron ser la pareja sentimental y la hermana de la víctima aseguraron que el sujeto baleado no tenía problemas, que era nativo de sonora, pero vivía en Rosarito desde 2018. También, que tenía unas lanchas y se dedicaba a la compraventa de pescado y mariscos.

“Intentaron hacer creer que era un pescador en Rosarito, por eso tardamos en corroborar la identidad, pero al final aceptaron que se trataba de Juan Carlos Real Niebla ‘El Mocho’ o ‘Gordito de la Barba’, oriundo de Guaymas”, detalló un integrante de las Mesas por la Paz y Seguridad de Baja California.

Las autoridades locales no han definido si “El Mocho” estaba en esa colonia de Rosarito de visita o ahí vivía, ni corroborado si tenía trabajadores, si de verdad poseía lanchas y para qué las usaba.

 

HOMICIDA DE CARO QUINTERO EN SONORA

Real Niebla tiene dos órdenes de aprehensión -una por homicidio en Sonora-, pero al momento, las autoridades locales sólo han sido informadas de uno de los expedientes, el múltiple homicidio cometido en contra de la familia Luna Viera.

Los cargos son “homicidio calificado, homicidio calificado en grado tentativa, allanamiento de morada cometido por incendio con alevosía, premeditación y ventaja, asociación delictuosa y terrorismo”, este último eliminado por un juez.

El contenido del documento fue dado a conocer públicamente en diciembre de 2019 por la periodista Guadalupe Lizárraga.

José de Jesús Luna Franco, ex empleado municipal que en ese momento vendía tacos, había sido advertido en dos ocasiones por negarse a ser reclutado para vender cristal; lo amenazaron que lo iban a dejar “sin familia”

De acuerdo con  las declaraciones de Luna y de dos de las víctimas- su hermano y esposa-, antes de morir, el 10 de septiembre de 2019, al domicilio ubicado en la colonia Libertad de la comunidad de Empalme, entraron cuatro asesinos armados y cargando bidones con gasolina.

Gritaban que “lo quería ver el patrón”, “mátenlos a la verga”. José de Jesús salió corriendo, le dispararon y, al caer vio su casa envuelta en llamas y se escondió.

Con quemaduras en más del 90% del cuerpo, Dayron, un niño de 7 años, falleció el 11 de septiembre; la madre, Verónica Viera, el 23 de septiembre; y tío y cuñado, Cristián Abel, el 20 de septiembre. Keyla, de 2 años, sobrevivió, sin una pierna y con quemaduras de tercer grado en el 90% de su cuerpo.

Los homicidas eran gente de la misma comunidad, así que las víctimas identificaron a Jesús Hernández Esquivel “El Oliver”- convertido en jefe de sicarios de “La Plaza” en diciembre de 2019-, Damián Díaz Romero “El Flaco”, José Ignacio Ruiz Cortez “El Mojarras” y Alejandro Ballesteros Patiño “El Cano Ballesteros”, este último baleado el 17 de diciembre de 2019 y fallecido cuatro días después.

Durante el ataque del 10 de septiembre, en las dos camionetas de los asesinos, se quedaron esperando Juan Carlos Real “El Mocho” -el hombre asesinado esta semana en Rosarito- y Jorge Enrique Cuesta Grajeda “El Caballo”, ejecutado en octubre de 2019 en el Valle de Guaymas, Sonora.

En la revisión de antecedentes del “Mocho” se localizó el reporte del expediente 07/2012, un amparo indirecto promovido por Juan Carlos Real Niebla en contra de Juez Primero de Distrito del Quinto Circuito en Hermosillo, Sonora en el Juzgado Segundo De Distrito, pero se ignora el tema.

 

“LA PLAZA” DEL CÁRTEL DE CABORCA

De acuerdo con información pública de la prensa en internet, la amenaza más reciente en contra de Juan Carlos Real se dio a conocer a finales de julio de 2020, a través de unas narcomantas que se colgaron en diferentes puntos en Guaymas en las que se leía:

“Ivan Acevez Saucedo no te lo vamos a desir 2 veces deja de estarles trabajando a los putos de La Plaza Guaymas ya tiene dueño eres un pinche títere de esos mugrosos, no sabes pinche chile en que te estas sentando es mejor que le digas al compa Leo que ya no le vas a trabajar al puto del Mocho o si no atente a las consecuencias, Guaymas no es de La Plaza”.

En medio de aquellos enfrentamientos, las autoridades refirieron extraoficialmente como jefes de las células del Cártel de Caborca a:

– Los hermanos Miguel Ángel y Caro Quintero. Estados Unidos ofrece recompensa de 20 millones de dólares por información que lleve a su captura. Aliados al Cártel de Los Hermanos Beltrán Leyva, y presuntamente reclutando a gente del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

– Francisco Javier Espinoza Camacho “El Fino” y/o “Picipi”, principal operador en Guaymas y Empalme.

– Daniel Alejandro Tirado Lizárraga, con orden de aprehensión el 22 de abril por parte de un Juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio, del Centro de Justicia Penal Federal en el Estado de Sonora, con residencia en Hermosillo.

– Rodrigo Páez Quintero “El R”, cabecilla de “Los Páez” y “La Barredora”.

– Jesús Darío Murrieta Navarro “La Cara de Cochi”, cabecilla criminal en la zona identificada como La Perla del Desierto, localidad de la provincia de Caborca, Sonora.

– “El 22”.

– José Gil C. Quintero, responsable del trasiego de droga entre Sudamérica y Sonora.

En el caso de otro de los señalados, Óscar Pascual de la Rocha “El Chapo de la Rocha”, las autoridades no presentaron un informe de confirmación, pero de acuerdo con la prensa local, fue asesinado el viernes 4 de junio de 2021 en un ataque armado perpetrado en las calles Jacarandas Adolfo López Mateos de la colonia del Bosque en Guasave, Sinaloa.

El 28 de agosto de 2020, México recibió un documento del Agregado Adjunto adscrito del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas ​y la Oficina de Investigación del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, advirtiendo que Altar, Caborca y diversos municipios del Norte de Sonora, estaban convertidos en campo de batalla de células criminales encabezadas por los hermanos Quintero, aliados a los residuos del Cártel de Los Beltrán Leyva, y presuntamente reclutando a gente del CJNG, estos enfrentando a los hermanos Guzmán (Los Chapitos) representados por Los Salazar y a los grupos de Ismael “El Mayo” Zambada García.

El 2 de diciembre de 2021, se reportó una serie de narcomantas en la carretera internacional a Hermosillo y en San Carlos, dirigidas a las autoridades federales. En la parte superior tenían los nombres y fotos de algunos de los traficantes antes mencionados. El mensaje fue:

“Estos son los encargados de calentar Guaymas, Empalme y el Valle, a de más de cobrar cuotas a empresarios, agricultores, panaderos, por años es sabido que ellos dirigen las operaciones…”. El resto del contenido no era legible, sólo se entendía que este grupo estaba “aferrado en eliminar al Comisionado de Seguridad de Guaymas, Capitán Andrés Humberto Cano Ahuir, el presunto objetivo del ataque perpetrado, casi un año atrás, el 25 de noviembre del 2020 frente al palacio municipal”.

En la balacera de 2020 hubo dos heridos y tres muertos; Cano Ahuir renunció a su cargo el 20 de diciembre de 2021.

Esa fue una de las decenas de extensas balaceras, levantones, incineraciones y ataques a las autoridades que estos grupos han protagonizado entre 2019 y 2022, como los dos enfrentamientos armados del 12 de marzo en San Luis Río Colorado y Cajeme, en los que dos niños resultaron heridos.

Cuestionados respecto a la posible presencia de otros cabecillas del Cártel de Caborca en Baja California, integrantes de la Mesa de Seguridad respondieron que es posible, “pero la presencia de grupos armados de Los Mayos y Los Chapos, hacen de la entidad un lugar poco seguro para ellos”.

Comentarios

Tipo de Cambio