¿A quién protege la Presidencia en asesinatos de periodistas?

Foto: Ramón T. Blanco Villalón
Columnaz viernes, 6 mayo, 2022 8:00 AM

Con las investigaciones aún en proceso, de los compañeros periodistas asesinados en Tijuana, Margarito Martínez y Lourdes Maldonado, con solo seis presuntos autores intelectuales detenidos y vinculados a proceso, y con la indagación abierta sobre la autoría intelectual y el móvil de los crímenes, la Presidencia de la República que encabeza Andrés Manuel López Obrador ya cerró los casos, concluyó la autoría intelectual y deslindó responsabilidades.

El 28 de abril de 2022, en su conferencia matutina, el Presidente López Obrador tuvo como invitado a Ricardo Mejía, subsecretario de seguridad pública de la Secretaría de Seguridad federal, para que rindiera un “informe” sobre los avances en las investigaciones de periodistas asesinados.

Cuando se refirió a los casos de Margarito Martínez y Lourdes Maldonado concluyó que estaban vinculados, que tuvieron origen en el Cártel Arellano Félix, y un mismo autor intelectual: Christian Adán Velázquez “El Cabo” 16, detenido ciertamente, pero por el homicidio del fotoperiodista.

Aquí textual lo que dijo el subsecretario Mejía:

“En el caso de Margarito Martínez, se mantienen los diez detenidos, todos vinculados a proceso penal; se siguen desahogando diversas actuaciones en la parte de la investigación complementaria dentro del proceso penal. Se puede señalar, ayer hablamos con el Fiscal General Carpio, con quien tenemos una comunicación muy fluida, y ya hay una línea de vinculación entre el homicidio de Margarito Martínez y el homicidio de Lourdes Mendoza (sic)… Maldonado, Lourdes Maldonado, que fue precisamente tres detenidos ya vinculados a proceso, autores materiales. Y hay una vinculación entre el homicidio de Lourdes Maldonado y el de Margarito Martínez, con un mismo grupo criminal, que es un remanente de los Arellano Félix, lideriado (sic) por un sujeto apodado ‘Cabo 16’, que también fue detenido. En ambos hechos, el móvil habría sido que Lourdes Maldonado habría denunciado a narcomenudistas, que estaban haciendo operaciones ilícitas en la parte donde ella vivía; llegaban patrullas, perseguían a estos sujetos, y en represalia por esa actuación, responsable y cívica de Lourdes de denunciar estos hechos delictivos, la habrían victimado. También este mismo grupo fue el que asesinó al compañero Margarito Martínez… la cabeza de este grupo es el ‘Cabo 16’, todos vinculados a los homicidios de la compañera Lourdes Maldonado y de Margarito Martínez”.

Ahora, es necesario puntualizar:

1.- Ni la investigación sobre el asesinato de Margarito Martínez, ni la de Lourdes Maldonado han sido concluidas, de acuerdo a información proporcionada por el Fiscal General de Baja California, Ricardo Iván Carpio.

2.- No hay diez detenidos por el crimen de Margarito Martínez, sino tres: Christian Velázquez, quien fue el intermediario entre el autor intelectual y los autores materiales. Octavio Monzón “El Uber”, autor material del asesinato, y José Ochoa Díaz “El Huesos”, quien contrató a “El Uber”.

3.- No existe, ni en la investigación oficial de la FGE, ni en las periodísticas, una vinculación entre el asesinato de Margarito Martínez y Lourdes Maldonado.

4.- Aunque, ciertamente, los asesinos pertenecen a la base del Cártel Arellano, se encuentran en células criminales distintas. Los asesinos de Margarito delinquían en la zona Este; los de Lourdes Maldonado, al servicio de un hombre identificado como “Alejandro”, con residencia y área criminal de influencia en la colonia Libertad, de donde, por cierto, es originario el ex gobernador, Jaime Bonilla Valdez.

5.- “El Cabo 16”, no ha sido identificado, ni como líder de los asesinos de Maldonado, ni como autor intelectual del crimen contra Margarito, o contra Lourdes, sino como el intermediario del sospechoso de la autoría intelectual del fotoperiodista: David López Jiménez “El Cabo 20”.

6.- De acuerdo a investigaciones periodísticas realizadas por ZETA, Lourdes Maldonado tenía comunicación directa, vía celular, con un miembro destacado de la Policía Municipal de Tijuana, ante quien denunciaba (conforme al mecanismo de protección al que estaba suscrita), los hechos que ella consideraba de riesgo o sospechosos.

Ese funcionario especial comentó a ZETA que Maldonado en ningún momento, nunca, denunció a adictos, narcomenudistas, distribuidores o traficantes de cártel alguno. Las llamadas que realizó, y que están debidamente registradas, fueron para reportar autos sospechosos en su cuadra, hombres sospechosos que descendían de autos llamativos. Nada más. Por lo tanto, no se enviaron patrullas para despejar la zona donde vivía Lourdes de narcomenudistas, sino para vigilarla para su tranquilidad.

7.- “El Cabo 16” no es la cabeza de ningún grupo criminal en Tijuana; sí contrató, por 40 mil pesos, a los asesinos de Margarito Martínez, pero siempre ha sido identificado como miembro de la célula criminal de David López “El Cabo 20”.

8.- Elementos de la Fiscalía General de Baja California (FGE) identificaron a la persona que contrató, les proveyó el arma y, posteriormente, se deshizo de la misma, a los asesinos de Lourdes Maldonado, a quienes pagó 15 mil dólares (5 mil a cada uno de los tres): Kevin Villarino, Guillermo Castro y Erick Contreras, ninguno de los tres con apodo identificado, solo indicando en las indagaciones que “tiraban droga para el CAF”.

9.- La persona intermediaria para contratar a los asesinos de la periodista Maldonado, solo identificada como “Alejandro”, de acuerdo a las autoridades de la FGE, presumen que huyó de Tijuana hacia los Estados Unidos, después de la aprehensión de los autores materiales.

El mismo día que Mejía participa en la conferencia de López Obrador para dar a conocer información evidentemente falsa -dado que, se insiste, las investigaciones no han sido concluidas, y según la FGE no existe un vínculo entre los asesinos de Margarito y de Lourdes, y “El Cabo 16” no ha sido procesado como el autor intelectual de ambos homicidios-, el ex gobernador Jaime Bonilla Valdez aprovechó para, a través de su medio PSN, publicar una nota donde, también falsamente, informó: “Jaime Bonilla quedó eximido del caso Lourdes Maldonado”. Una llamada a la Fiscalía General del Estado de Baja California confirmó que no era así, que se trataba de “una especulación, porque el caso sigue en investigación”, y es probable que se llame a declarar al ex gobernador en algún momento del proceso.

¿A quién protege el Presidente de la República al difundir información falsa en la mañanera sobre los casos de los asesinatos de Margarito Martínez y Lourdes Maldonado? ¿A líderes del Cártel Arellano Félix como David López “El Cabo 20”? ¿A su amigo y ex gobernador, Jaime Bonilla Valdez? Son dudas que se generan a partir de las precipitadas, accidentadas y falsas acusaciones que hizo el subsecretario Mejía, dando por concluido dos casos, con todo y un autor intelectual, que continúan en investigación, y lejos están de ser cerrados.

Comentarios

Tipo de Cambio