La caída de “El 80” en la Zona Dorada de Mexicali

Edición Impresa lunes, 11 abril, 2022 12:00 PM

Rubén Benítez Ponce era considerado uno

de los principales generadores de violencia

en Mexicali, y de los operadores cercanos a

Jesús Alexander Sánchez Félix alias “El Ruso”,

presunto líder de la agrupación delictiva que

mantiene hegemonía en las operaciones

ilícitas en el Valle y gran parte de la ciudad.

Curiosamente, la caída de los últimos tres

operadores de “Los Rusos” se ha dado en la

Zona Dorada de Mexicali

De gran plusvalía, con residenciales privados y considerada la zona económica más pujante en la actualidad, la llamada “Zona Dorada” de Mexicali, donde reside la gobernadora Marina del Pilar Ávila Olmeda, ha sido en los últimos meses epicentro de operativos contra miembros del crimen organizado en la Capital del Estado.

El 4 de abril se dio un incidente más, cuando elementos de la Fuerza Estatal de Seguridad Ciudadana (FESC), en coordinación con elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), capturaron a Rubén Benítez Ponce, de 38 años de edad, conocido como “El 80”, presunto sicario y distribuidor de drogas que había cobrado alta notoriedad en el último año por presuntos actos sanguinarios cometidos en las zonas Poniente y Sur de la ciudad, en contra de presuntos narcomenudistas y traficantes de personas independientes que operaban en el municipio.

La tarde del 4 de abril, “El 80” salió de su domicilio ubicado en Casa Maya, al Oriente de la ciudad, y se trasladó a bordo de su vehículo sobre Calzada CETYS cuando fue interceptado a la altura de la intersección con Bulevar Carranza.

Sin realizar disparos, “El 80” fue detenido en posesión de cuatro armas de asalto, por lo que ahora enfrentará la acción de la justicia por hechos delictivos considerados federales.

Ricardo Iván Carpio Sánchez, Fiscal General del Estado en La Mañanera

Fuentes de Inteligencia lo ubican como operador directo de Alfonso Peralta, alias “El P1” y/o “Ponchito de la Lima”, brazo armado de Jesús Alexander Sánchez Félix “El Ruso”, quien sostiene una lucha encarnizada con sicarios de los hermanos Iván Archivaldo y Alfredo Guzmán Salazar; además de su medio hermano Ovidio Guzmán López “El Ratón”, los tres, hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, ex líder del Cártel de Sinaloa.

En lo que va de la administración de la gobernadora Marina del Pilar Ávila Olmeda, se ha capturado a cuatro objetivos prioritarios para el combate a la inseguridad, tres de estos, identificados como operadores de “Los Rusos”; sólo uno se reconoce como aliado de Los Salazar y “La Chapiza”, que pretende apoderarse de la frontera desértica de la región.

 

LA CAÍDA DE “EL 80” 

Fuentes de Inteligencia ya ubicaban a Rubén Benítez Ponce como un objetivo prioritario emanado de la célula de “Los Rusos”, pero desde hace unas semanas, se presume que ya no era bien visto por los líderes de la agrupación, debido a los crímenes de alto impacto que había cometido en los meses previos.

A diferencia de la detención de su compañero de célula, Felipe Eduardo Barajas Lozano “El Omega”, Benítez  no tuvo ni convoy de seguridad ni una custodia excesiva que paralizara la ciudad durante su traslado. El jueves 7 de abril, sólo dos unidades de la Policía Municipal lo llevaron desde la subdelegación de la Fiscalía General de la República (FGR) en Calle Novena, hasta las oficinas del Poder Judicial de la Federación.

De manera oficial, la FGR dio a conocer que la acusación en su contra es por portación de armas de uso exclusivo del Ejército, debido a que el momento de su captura se localizaron cuatro fusiles de asalto dentro de su unidad, según consta en la información proporcionada por el Ministerio Público durante la audiencia de control de detención.

Según sus dichos, la captura se llevó a cabo al filo de las 13:02 horas del 4 de abril, cuando dos unidades de la FESC marcadas con los números 0364 y 1041, tripuladas por dos agentes, circulaban sobre Calzada CETYS en la Zona Dorada de Mexicali.

Los uniformados vieron frente a ellos un automóvil Chevrolet Blazer color blanco, modelo 2019, placas APV569-A de Baja California, el cual cambió de forma agresiva del carril de máxima velocidad al de mínima, poniendo en riesgo a otros conductores de la zona.

La versión oficial refiere que los uniformados le dieron alcance y le ordenaron detenerse por medio del uso de código y sirena.

El hoy imputado estacionó su camioneta en las instalaciones de la farmacia Benavides ubicada en el cruce de Calzada CETYS con Bulevar Venustiano Carranza, a escasos metros de la casa de la gobernadora y a aproximadamente un kilómetro -en la misma vialidad y Zona Dorada-  de donde se capturó al “Omega” el 27 de diciembre de 2021.

Los agentes descendieron de sus vehículos para entrevistarse con el hoy imputado y en ese momento observaron lo que parecía ser un arma de fuego en el portaequipaje de la camioneta Blazer.

Tras una inspección le localizaron tres rifles de asalto, entre estos, una carabina calibre 7.62×39 m de diversos tipos, además de una escopeta calibre .12 recortada, todas consideradas de uso exclusivo del Ejército.

Durante la audiencia presidida por el juez Óscar Molina Zavala, “El 80” intentó declarar que la versión de la detención fue falsa, pero el defensor particular contratado le aconsejó abstenerse de hablar, toda vez que no era el momento procesal oportuno para hacerlo.

General de División, Gilberto Landeros Briseño, Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana del Estado

Lo único que solicitó es que se le otorgara una libertad condicional para cumplir con sus citas médicas, ya que presentaría severas secuelas a causa de COVID-19, el cual contrajo hace más de un mes, por lo cual permaneció con oxigenación durante varios días y, hoy viernes 8 de abril, sería sometido a una serie de pruebas en los pulmones.

“Incluso sí quieren yo me entrego después”, sugirió el hoy imputado, quien vio que su petición le fue negada por el propio juez.

La realidad es que versiones alternas a las proporcionadas por fuentes de la FESC, confirman que no fue una captura casual, sino una detención planeada donde el hoy imputado fue plantoneado, como se conoce coloquialmente a una custodia a las afueras de su residencial ubicado en el residencial Casa Maya.

Uno de los motivos principales por los que se pudo identificar su rango de acción, derivó de la captura de Diego Rentería Caro “La Wina”, otro operador de “El Ruso”, el cual cayó a mediados de marzo durante un operativo realizado en los alrededores de la Zona Dorada de Mexicali.

“La Wina” y “El 80” pertenecían a la misma estructura criminal comandada por “El P1”, brazo armado de “El Ruso”.

 

EL HISTORIAL DEL “80”

Rubén Benítez Ponce, originario de Culiacán Sinaloa, es un hombre de gran tamaño y corpulencia. De ser un operador en el vecino Estado de Sonora, donde fue asegurado en 2011 por robo agravado, en Baja California no contaba con mandamientos judiciales en su contra.

Lo único que la Fiscalía General del Estado (FGE) tenía sobre su historial, es que contaba con dos domicilios en la entidad, uno de estos en Paseo del Real número 20317-B, Fraccionamiento Villa Real Tijuana, y otro en la calle Itzel de la colonia Maya I.

Aunque no registra historial delictivo, integrantes de las Mesas de Seguridad para la Construcción de la Paz refieren que era integrante de “Los Rusos”, grupo delictivo que sostiene una pelea encarnizada por el control de la plaza con sicarios de “La Chapiza”.

La función concreta del “80” era el cobro de piso a traficantes de personas y narcomenudistas en las zonas Poniente y Sur, a los cuales imponía una fuerte suma de dinero a cambio de dejarlos operar y ofrecerles protección.

Los criminales que no cumplían eran asesinados, lo cual desató una serie de asesinatos en comunidades cercanas a la línea fronteriza al Poniente de la ciudad y en comunidades como Villa Lomas Altas, Del Prado, Buenos Aires, entre otras al Sur de Mexicali.

Varios presuntos polleros fueron asesinados a mediados de 2021 y se presume que en la mayoría participó “El 80”. Sin embargo, como ha ocurrido desde la pasada administración, la mayoría de los objetivos prioritarios identificados en Mesas de Seguridad para la Construcción de la Paz, no cuentan con mandamientos judiciales por los hechos que se les atribuyen.

 

CUATRO OBJETIVOS DETENIDOS EN MEXICALI

Durante la administración de Marina del Pilar Ávila Olmeda, cuatro objetivos prioritarios han sido capturados, de los cuales tres pertenecen a “Los Rusos” y uno más a “Los Garibay”, de los cuales parte de su estructura sostuvo una alianza con “Los Chapitos”.

Concretamente Felipe Eduardo Barajas Lozano “El Omega”, detenido por elementos de la Policía Municipal durante una persecución en Calzada CETYS, tras ser descubierto a bordo de una camioneta realizando detonaciones de arma de fuego por diversos puntos de la Zona Dorada de Mexicali.

Mes y medio después, elementos del Ejército Mexicano capturaron en el rancho de “Los Garibay”, en el Ejido Chiapas 3, a Luis Alfredo Garibay Félix “El Wicho”, durante un fugaz operativo que concluyó en un enfrentamiento armado, como informaría la Sedena.

A mediados de marzo, elementos de la FESC realizaron la detención de Diego Rentería Caro “La Wina”, presunto operador de “Los Rusos” en el valle de Mexicali, vin

Comentarios

Tipo de Cambio