Ucrania

Foto: Internet/Muchas vidas se han perdido en Donbass y Lugansk
Opinionez lunes, 14 marzo, 2022 12:00 PM

La desinformación e ignorancia de lo que sucede en Europa es enorme. Sabemos que los cárteles están expulsando a miles de mexicanos de zonas de guerra en Michoacán, Tamaulipas, etc., que son zonas de guerra con territorios dominados por los criminales abastecidos por las armas del vecino del norte. Mientras, las fuerzas de seguridad pública son infiltradas, insuficientes o incapaces de contener la violencia.

A 10,650 kilómetros de Tijuana tenemos un contradictorio, incompleto y fragmentado pulso de la realidad y su proceso histórico, donde nos ofrecen medias verdades y medias mentiras, que producen más confusión.

Son una caricatura del papel de los medios de desinformación. El Este y Oeste. Ponen un marcado y visible toque de sectarismo y de construcción de grandes silencios en lo que está pasando y ha pasado en Ucrania. Por parte de Occidente, que controla el interés imperial de los EUA, quiere ignorar los antecedentes, como si la historia no fuera una lección de errores y crímenes desde la Primera Guerra Mundial hasta hoy. Para empezar, el bloque de Occidente (a través de la OTAN) inyectó 5 mil millones de dólares para implementar el golpe de Estado de la ultraderecha en 2014.

El bombardeo sistemático del estado de Ucrania a la población de tradición cultural rusa residente en las repúblicas de Donbass y Lugansk, que se declararon independientes, y donde ha habido bajas de vidas humanas, incluyendo 500 niños fallecidos o mutilados, más miles de huérfanos, en una cifra negra de 14 mil víctimas de la agresión nacionalista extrema Ucraniana, desde 2014 a la fecha, por la agresión terrorista de los ultranacionalistas ucranianos.

Son la expresión nazi que se alienta desde el Estado golpista en 2014, que atropelló la legalidad constitucional de neutralidad internacional del pacto de Minsk en desarmamentismo y desnazificación de Ucrania. Donde hoy desfilan miles de nazis con antorchas encendidas, como una expresión de KKK dedicada a asesinar y exterminar huellas de raíces Rusas, en un país con 30% de población exsoviética.

Ucrania tuvo ocho años para implementar los acuerdos de Minsk y no los cumplieron; ahora los fascistas no podrán seguir atacando a las personas de Donetsk. Otra señal fascista: el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, nombró al líder nazi Dimitro Yarosh consejero del jefe ‎de las fuerzas armadas ucranianas el 2 de ‎noviembre de 2021. ‎Fundador del partido ultranacionalista (Sector Derecho), Dimitro Yarosh pertenece ‎desde hace tiempo a las redes secretas de la OTAN conocidas como stay-behind.

En 2007, ‎la CIA estadounidense le confió la coordinación de los grupúsculos nazis e islamistas ‎contra Rusia, durante la segunda guerra de Chechenia, y Yarosh los reunió en Ternopol, ciudad ‎del oeste de Ucrania. ‎En 2014, Yarosh tuvo un papel central en los acontecimientos de ‎la plaza Maidan.‎ A raíz del putsch (golpe) de la plaza Maidan, Dimitro Yarosh fue diputado y candidato a la elección ‎presidencial. Gravemente herido en 2015, tuvo que alejarse de la vida pública durante varios años.

Yarosh reaparece ahora como consejero del jefe de las fuerzas armadas y presunto responsable de ‎haber orientado a elementos del batallón Azov y a jóvenes combatientes extranjeros el ‎bombardeo contra varias localidades del Donbass durante la Conferencia de Seguridad de Múnich, realizada del 18 al 20 de febrero. Entre los combatientes extranjeros que participaron en esa ‎provocación, parece haber varios yihadistas traídos a Ucrania desde Siria.

Un grupo de 450 terroristas yihadistas llegó a Ucrania desde la región siria de Idlib, donde Turquía sigue ‎garantizando protección a grupos armados de terroristas islamistas. Estos 450 yihadistas transitaron por Turquía.

Ya en 2015, según reportaba entonces el New York Times, dos batallones (llamados ‎‎Cheikh Mansur y Djokhar Dudaev), integrados esencialmente por islamistas chechenos ‎provenientes de Georgia y de Uzbekistán, fueron enviados a Ucrania para acabar con los ‎independentistas del Donbass.

Pero desde mucho antes, el 8 de mayo de 2007, el nazi ucraniano Dimitro Yarosh ya organizaba ‎en Ucrania un “congreso” de los neonazis europeos con los islamistas del Medio Oriente. El objetivo era que neonazis e islamistas  lucharán juntos contra Rusia, ‎pero en Chechenia. El terrorista checheno Doku Umarov, que se había proclamado emir de ‎Chechenia, abría aquel congreso.

El nazi Dimitro Yarosh es un agente de las redes secretas stay-behind creadas por la OTAN ‎en Europa. Hoy es consejero especial del jefe de las fuerzas armadas ucranianas. La OTAN, guiada por los norteamericanos crea “perros de pelea” en todo el mundo, incluyendo nuestro México violento, al alimentar con armas de asalto a los cárteles de la droga.

 

M.C. Héctor Ramón González Cuéllar es académico del Instituto Tecnológico de Tijuana.

Correo electrónico: profe.hector.itt@gmail.com

Comentarios

Tipo de Cambio