“Omegas” y CJNG, las amenazas

Edición Impresa lunes, 28 marzo, 2022 12:00 PM

La semana que concluye, traficantes y homicidas de Baja California que delinquen para Ismael Zambada y Nemesio Oseguera, decidieron advertir públicamente a las autoridades estatales, porque consideran que los están afectando. El reclamo es que la gobernadora Marina Ávila, el fiscal Ricardo Carpio y el secretario de Seguridad, Gilberto Landeros, combatan a sus enemigos. Los de Jalisco quieren que se investigue a los ministeriales que operan con el CAF y les roban droga; y “Los Omegas”, que no detengan a sus operadores y enfrenten a “Los Salazar”   

“No vamos a permitir que delincuentes estén realizando acciones en detrimento de las instituciones, o de las cabezas de las mismas. No vamos a permitir, que, en sus actividades ilícitas, estén usando o mezclando los nombres de los funcionarios que no tienen que ver, que sí están cumpliendo con su trabajo y que no tienen acuerdos con los grupos criminales. Vamos a investigar hasta donde topemos”, declaró el fiscal general del Estado, Ricardo Iván Carpio Sánchez.

Esta declaración se dio tras la quema de una patrulla de la Fiscalía General del Estado (FGE) y el aseguramiento de tres narcomantas, hechos ocurridos en Mexicali en un lapso de siete días.

Video de presunto robo de droga

A las 22:55 horas del jueves 17 de marzo, en el Centro de Justicia de Río Nuevo, Mexicali, se reportó que delincuentes no identificados en ese momento rociaron un líquido inflamable sobre una patrulla de la FGE y le prendieron fuego; al mismo tiempo, dejaron una manta sobre la unidad Ford F150 año 2013, número económico 0044, con el siguiente mensaje:

“GOBERNADORA Y CARPIO AUN CUANDO TU GENTE NO HA RESPETADO COMPROMISOS, NOSOTROS NO GENERAMOS PROBLEMAS, SIN EMBARGO NO TOLERAMOS ROBOS ASI QUE HERMEZ, CHICHARITO, M2 MONTERO Y NIDEZ ……..DEVUELVAN LOS 145 KILOS O ATENGAN LAS CONSECUENCIAS CJNG”.

Unos 40 minutos después, personal de seguridad recibió una denuncia desde la caseta de vigilancia de la zona de Residencial Calzada, donde vive la gobernadora. Habían colocado una manta en las afueras.

Para cuando llegaron los oficiales, la manta ya había sido descolgada. El texto era el mismo que en el de la dejada en el Centro de Justicia. Al ver la amenaza contra la mandataria, el personal civil la entregó a los escoltas de Ávila, quienes la reportaron y relevaron al personal de vigilancia del fraccionamiento, mientras esperaban la intervención ministerial.

Previo a la llegada de los peritos, Celso Rodríguez Peña se acercó al puesto de vigilancia y acceso del fraccionamiento a preguntar quién había quitado la manta, y en ese momento fue detenido.

Lo habían visto llegar en un auto con otras dos personas, quienes también fueron aseguradas como parte del operativo, y liberadas tras  las primeras indagatorias.

Los videos de vigilancia en las inmediaciones del residencial, mostraron que tres varones habían participado en la colocación de la manta. Dos en bicicleta y el tercero en una moto, sólo uno la cuelga mientras dos vigilan.

Manta contra General Landeros

En el seguimiento de la indagatoria, los investigadores encontraron la casa donde vivía Celso, y en ella, una bicicleta y líquido inflamable. La autoridad determinó que el detenido compartía residencia y ocupaciones ilícitas con los otros dos presuntos responsables capturados por las mantas y el incendio: Jorge Iván Meza Iribe, y Jorge Antonio Palacios Vargas.

Adicionalmente, la pareja que acompañaba a Celso al ser aprehendido, expuso que Rodríguez Peña llegó a su casa y después de unos minutos les pidió un aventón al residencial, porque “no había acomodado bien la manta y lo iban a matar”, pero que ellos no sabían ni de qué hablaba, sólo lo acercaron al lugar.

Además, los tres implicados estuvieron en la primera escena y fueron “corridos” del lugar cuando elementos policíacos y bomberos mitigaban las llamas de la unidad Ford F150 de la FGE.

Dos agentes investigadores declararon haber atestiguado que los tres implicados estuvieron en la primera escena, mientras los bomberos trataban de pagar el incendio de la patrulla, e incluso los corrieron.

Tres días después, el 20 de marzo, el juez determinó legal la detención y los tres serán procesados por los delitos de “daño en propiedad ajena agravado por incendio, terrorismo y pandillerismo”.

Contario a lo acostumbrado por los imputados y a lo que les aconsejó su defensor, los acusados decidieron declarar en la audiencia.

Celso dijo que “El Moki” o “El Primo” -narcomenudista de la colonia ProHogar- , lo invitó a “jalar con él”, como se negó, este insistió y le pidió, a cambio de 500 pesos, “un favor”: recoger una lona con el guardia de seguridad de Residencial Calzada. Como se negó, lo amenazó y lo hizo.

Meza y Palacios aseguraron que ellos nunca estuvieron cerca de las mantas y que los detuvieron en un punto distinto al expuesto por la autoridad, en la casa de una amiga, ubicada sobre la calle República de Uruguay, Colonia San Gabriel.

Los tres individuos fueron identificados como Celso Rodríguez Peña, Jorge Iván Meza Iribe y Jorge Antonio Palacio Vargas, quienes están siendo procesados por los delitos de daño en propiedad ajena agravado por incendio y terrorismo agravado por pandillerismo.

CJNG Y EL VIDEO

Como parte de la investigación y trabajo de inteligencia de la Mesa Coordinada por la Paz y Seguridad, en el seguimiento de los contactos delictivos de “Celso” “El Moki” o “El Primo”, las autoridades determinaron que las acciones criminales fueron ordenadas por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), en la célula que actualmente tiene a la cabeza a:

Isaac Alhiu Chávez Cabrera, “El Puma” y/ o “El de los Tenis”. Preso en 2015 por posesión de armas, y actualmente libre, sin orden de aprehensión en su contra.

Javier Adrián Beltrán Cabrera, “El Javi”, “El Pedrito” “El Pit” y/o “El Puma”. Preso en 2011 por posesión de armas, actualmente libre y sin orden de aprehensión en su contra.

Quienes fueran cabecillas de la célula criminal identificada como “Los Erres” , que primero operaron como secuestradores y sicarios con los Arellano, después fueron homicidas, lideres narcomenudistas y trasegadores con José Soto -del Cártel de Sinaloa- y, desde 2021, aliados con el CJNG.

Como las mantas acusaron un robo de droga – delito que no existe-, están verificando la relación con un video publicado en redes sociales, en el que denuncian que agentes de la FGE, en un “falso cateo”, robaron; presuntamente ocurrió la semana pasada, en un taller en la colonia Chula Vista en Tijuana, del cual fueron enterados y cuestionados en la mañanera del miércoles 16 de marzo en Tijuana.

En la FGE no hay denuncias ni en contra de elementos de la Agencia Estatal de investigación, ni por el robo a ningún taller, pero los agentes estatales incluyeron en la carpeta de investigación, el video de una cámara de vigilancia expuesto en una página de redes sociales, mismo que dura un minuto.

En la primera imagen se aprecian seis figuras, al parecer masculinas, vestidas de negro, frente a al portón de una propiedad. A un costado en la calle, dos camionetas blancas.

Tres de los hombres están frente a la entrada, de la puerta con malla de plafón, es evidente que buscan ingresar. Otros dos sujetos se acomodan en el punto medio entre los dos carros – aparentemente patrullas ministeriales- y un sexto se alcanza a ver al fondo del lado derecho del segundo auto en la escena.

En el segundo 16 del video, un hombre sale de la casa que está en la propiedad y se dirige a la entrada, los movimientos de cabeza y manos hacen parecer que intercambian palabras.

Les abre, ingresan, lo encañona, camina unos pasos hacia el interior del patio, lo obligan a hincarse, después a tirarse al piso, a un lado de un coche tipo sedán gris verdoso estacionado dentro del predio.

Cuatro de los hombres de negro que irrumpen, caminan del lado derecho del sedán, y uno más corre por el lado izquierdo, para dirigirse al frente de la casa amarilla con teja roja, mientras uno de ellos permanece sometiendo al sujeto que les abrió.

Después, lo que parece ser un séptimo hombre corre al fondo del patio, por el lado derecho de la imagen de la cámara de vigilancia.

En la siguiente toma, cuatro de esos sujetos están frente a la puerta, traen chalecos antibalas, uno se cubre con gorra y los otros con pasamontañas; en sus manos se distinguen algunas armas cortas. Detrás de ellos, un quinto elemento se les une, este empuña un arma larga y se preparan para invadir la casa.

Al tiempo que uno de ellos le da una patada a la puerta para abrirla, se aprecia que empiezan el ingreso al inmueble, y lo que parece un octavo hombre, con un arma larga, entra de la calle al patio y corre hacia el fondo del terreno, frente a la casa.

Esas escenas quedaron grabadas en un lapso de 47 segundos.

La información se publicó en redes sociales como una denuncia, aparentemente de un grupo de narcotraficantes, en contra de agentes de la FGE, a quienes acusaron de haberles robado 145 kilos de cocaína, propiedad Fausto “El Chapo” Isidro Meza Flores, traficante cabecilla del Cártel Beltrán Leyva.

Sin tener elementos de prueba, los investigadores incluyeron este material para investigarlo como móvil del acto terrorista y dar seguimiento en contra de los autores materiales:

– Quienes ordenaron de la amenaza en contra de la gobernadora y el fiscal, porque, aunque no hubo señalamientos directos, incendiaron una patrulla y colocaron una de las mantas en el fraccionamiento donde reside la mandataria.

– Quienes ordenaron los actos de corrupción y falso cateo.

 

FGE INVESTIGA A AGENTES CORRUPTOS

De los nombres mencionados en la manta, Fausto Esteban Nides, es un ex agente de la FGE que en su momento fue identificado como parte de un comando negro dedicado al robo de droga y privaciones de la libertad, quien sobrevivió a un ataque armado en  2015.

Javier Adrián Beltrán Cabrera, “El Pedrito”,Cartel Jalisco Nueva Generación, Cartel de Los Erres / Isaac Alhiu Chávez Cabrera, “El Puma, Cartel Jalisco Nueva Generación, Cartel de Los Erres

Hermes García Santoyo está activo desde 2005, fue detenido y sancionado en 2018 por manejar y disparar su arma en estado de ebriedad. Lleva más de 670 días de incapacidad, otorgados por el doctor Luis Manuel Romero -quien está analizando otorgarle “invalidez por la secuela”-. Las ausencias están justificadas en un accidente automovilístico ocurrido en mayo de 2020 que, de acuerdo con el expediente oficial, resultó en “una fractura con luxación de la cabeza del fémur de cadera derecha”, que fue operada en el hospital particular Velmar de Ensenada. Su última incapacidad, emitida el 14 de marzo de 2022, es por 28 días.

Jesús Fernando Ramírez Castro “Chicharito”, activo desde 2011, inició con las incapacidades en 2019, después de una investigación sin resultados por corrupción, tras la cual decidieron comisionarlo a Mexicali para “congelarlo”.  Pero la más prolongada data de febrero de 2021, inicialmente se incapacitó por COVID-19 y lumbalgia. Desde julio de ese año, por “neuralgia del trigémino”. La última incapacidad emitida, es del 21 de febrero del año en curso, por 30 días.

Ramírez Castro fue detenido en 2018 por manejar y disparar en estado de ebriedad, y lo arrestaron por no presentarse al examen toxicológico; en marzo de 2020 lo suspendieron por posesión de metanfetamina y lo reinstalaron el noviembre del mismo año.

No es la primera vez que estos agentes, son señalados de participar en un comando que sirve al Pablo Edwin Huerta Nuño “El Flaco”, del Cártel Arellano Félix (CAF). De hecho, los grupos en los que trabajaron entre 2013 y 2019 fueron acusados de esta actividad ilícita en varias ocasiones, particularmente cuando estuvieron asignados a Delincuencia Organizada y Narcomenudeo.

Montero, el cuarto hombre mencionado en la manta, es efectivamente el comandante en la FGE; fue requerido, negó haber cometido delitos, e incluso que se hubiera realizado algún cateo reciente como el denunciado en redes. Lo investigaron y no encontraron contactos recientes con los otros agentes investigados, ni a su patrulla cerca de la colonia Chula Vista.

Consultados, elementos de la tropa en la FGE, señalaron que la presunta participación de Hermes, Ramírez y de otros agentes, incluido otro de apellido Preña, junto a varios más, así como su alianza con el CAF, es conocida al interior de la corporación, pero jamás los han investigado ni imputado.

Cuestionado al respecto, el fiscal Ricardo Iván Carpio Sánchez aseguró los agentes mencionados en la manta, al igual que otros elementos, ya están siendo investigados; en el caso de Hermes y “Chicharito”, también se están investigando el tema de las incapacidades, “no es un señalamiento, son trabajos ministeriales para deslindar responsabilidades y veremos los resultados”, argumentó.

En cuanto al video, “ignoramos si el cateo falso sucedió, o cuándo, en el video no se aprecian rostros, no sabemos si hubo un robo de droga, si se llevaron algo. ¿Cuánto se llevaron, o qué era y de quién era?, cuestionó Carpio.

“Los del mencionado video, sí parecen elementos ministeriales, los autos sí parecen patrullas, aunque no podemos tener la seguridad. Lo que sí sabemos, que hay personal de la FGE robándole a los traficantes, también hay personal de la Fuerza Estatal de Seguridad Ciudadana – antes GESI, antes PEP- y de las policías municipales, de la delegación de la Fiscalía General de la República, algunos hasta se juntan para hacerlo. Tenemos investigaciones abiertas meses antes del mencionado video, y se están iniciando otras, porque estamos convencidos que los funcionarios que delinquen, no pueden traer placas, y estamos trabajando en ello”, aseguró el fiscal.

ZETA fue informado por elementos federales sen la Mesa de Coordinación que las áreas de Inteligencia están investigando un presunto robo de droga cometido en Rosarito a principios de marzo, en el que señalan a agentes de la Fuerza Estatal de Seguridad Ciudadana (FESC).

 

AGENTES TRAEN GPS APAGADOS

El funcionario explicó que, como seguimiento a las indagatorias, revisaron sin alguna de las patrullas habían estado en la colonia Bella Vista en fechas recientes, pero lo que detectaron fue que el sistema de GPS para seguir patrullas no existe.

Primero, de las 50 patrullas a las que se había instalado GPS entre 2017 y 2013, muchas ya están fuera de servicio, y el seguimiento que deberían hacer a través del GPS de los radios Matra instalados en el resto de las patrullas, no funcionan porque la mayoría de los agentes los apagan.

Ante ello, la FGE ya solicitó presupuesto e inició la compra para que las patrullas sean equipadas con un GPS que los elementos no puedan manipular y permitan seguimiento de los autos en un mapa en tiempo real. Estas primeras patrullas serán equipadas en los próximos cuatro meses.

Carpio también informó que las 200 patrullas asignadas a los grupos tácticos con intervenciones en calle serán repintadas en gris, y se solicitó al resto de las corporaciones que no usen ese color. “Ha sido una práctica que elementos corruptos de otras corporaciones usen carros blancos y entren a las casas fingiendo ser agentes de la FGE, con esto quiero evitar confusiones, y poder saber si son mis patrullas. Sabemos que los criminales pueden pintar carros grises, pero lo que buscamos, es que cada corporación oficial se haga responsable de sus operativos”, detalló.

 

“LOS OMEGAS” DE “EL MAYO”, CONTRA GENERAL LANDEROS

“Landeros Briseño tu eres responsable de la violencia. valle Mexicali aquí no hay paso para chapos y salas como en sonora la violencia sigue hasta que quiero y a tus pepas que se siguen pasando de verga te lo vamos a mandar en pedazos. Mexicali valle 100% Omega atte la Taquiza”, fue el mensaje en la manta localizada a las 07:30 horas del miércoles 23 de marzo sobre el Eje Central, ubicado entre Río Nuevo y Lázaro Cárdenas en Mexicali

“La Taquiza” es un grupo encabezado por Christian Yael Barajas Lozano, hermano de Felipe Eduardo Barajas Lozano “El Omega”, detenido apenas en diciembre de 2021.

Están identificados como una célula de “Los Omegas”, servidores de José Alexander Sánchez Félix “El Ruso”, lugarteniente criminal de Ismael “El Mayo” Zambada en la zona de Sonora-y Mexicali Baja California.

El General Gilberto Landeros Briceño es el secretario de Seguridad Ciudadana de Baja California y anteriormente fue encargado de Seguridad en Hermosillo.

El funcionario atribuyó los mensajes a los resultados positivos que ha tenido en el combate a los generadores de violencia en el Valle de Guadalupe y de Mexicali. “En estos temas, sí ustedes han percibido, en los eventos que ha habido, incluso, en los enfrentamientos hemos participado puntualmente de forma coordinada, con Sedena (Secretaría de la Defensa Nacional), Guardia Nacional y no hemos tenido hechos graves que lamentar. Hemos tenido, como bien se señala, la manera de prevención; por como bien se señala, la violencia no requiere más violencia”, refirió el General Landeros.

“Tenemos conocimiento puntual del contenido que rayaron la sábana con Crayola no sé quién, de manera que iniciamos una investigación formal para revisar de la forma de vida económica y de más esfuerzos, los patrimonios y los trabajos desarrollados por diversos integrantes de instituciones policiales, sobre todo los mencionados en ese escrito, pero la autoridad no se deja intimidar por ningún grupo criminal”, refirió por su parte el fiscal general del Estado, para agregar que peritos ya analizan la caligrafía, la forma de escritura y las huellas localizadas en las mantas.

“Nosotros atendemos en su justa dimensión, nosotros no tenemos acuerdo con nadie más que con la ciudadanía y no le tenemos miedo a nadie más; claro, ahí lo que se entiende es que hay agentes denunciados del robo en contra de los integrantes de ese grupo criminal en particular, y que de alguna manera estaban de acuerdo con algunas personas, y el hecho de colocar nombres de responsables es para que sepamos de gente que no está mal”, concluyó Ricardo Iván Carpio.

De acuerdo con las primeras indagatorias, la narcomanta de los delincuentes de “El Mayo” está relacionada con una serie de hechos que ubican a la corporación estatal como presuntos protectores de “Los Salazar”, grupo que representa a “Los Chapitos”, como identifican a los hermanos Guzmán Salazar:

– Que siendo el responsable de la seguridad en Hermosillo, el General no presentó detenciones de los operadores de “Los Salazar”.

– Que el 16 de marzo, la FESC capturó a quien se presentó como Juan Francisco Rentería Caro, identificado como Diego Rentería Caro “La Wina”, principal operador criminal de este grupo criminal. El sujeto quedó preso, sometido a proceso por posesión de arma.

– Algunos cambios internos de mandos. Los nombramientos en jefaturas de agentes identificados como Alzaga, Apodaca y Quezada, a quienes atribuyen ligas con la célula del lado de “Los Chapitos”, razón por la cual también están investigando la manta como un pleito interno entre agentes.

“Los Salazar” y “Los Garibay”  -la célula encabezada por Luis Alfredo Garibay Félix “El Wicho”, detenido en marzo de 2021- llevan más de dos años enfrentados por las rutas del Valle de Mexicali con “El Ruso”, para posesionarse de las principales zonas de control de “El Mayo” Zambada en la Capital de Baja California.

Comentarios

Tipo de Cambio