Narco ataques y levantones en BCS

Edición Impresa martes, 29 marzo, 2022 12:00 PM

En el más violento incidente, dos niños de 4 y 9 años fueron baleados mientras jugaban beisbol en La Paz. No hay detenidos

Mientras el gobernador Víctor Castro Cosío se encontraba en Ciudad de México para acompañar al Presidente Andrés Manuel López Obrador en la inauguración del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, en La Paz, dos pequeños de 4 y 9 años de edad fueron baleados mientras jugaban beisbol en un campo del arroyo El Piojillo.

“Agentes Estatales de Investigación Criminal y peritos adscritos a la Dirección de Servicios Periciales, se trasladaron al lugar para corroborar lo anterior, donde se entrevistaron con el padre de los menores, quien informó que se encontraba en el campo del Piojillo, donde sus hijos, de 9 y 4 años, estaban jugando beisbol, escuchando de repente un ruido muy fuerte y después a sus hijos quejarse, dándose cuenta de las heridas en  ambos, por lo que los subió a su vehículo particular para llevarlos al hospital”, informó la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Ni la alcaldesa de La Paz, Milena Quiroga, ni el mandatario estatal, emitieron un posicionamiento al respecto, y lo que es peor, no se ha detenido al o los responsables del hecho.

Alrededor de las 11:50 horas del domingo 20 de marzo, y de acuerdo con el testimonio del padre de los menores de edad, de nombre Juan Jordán, que se entrevistó con policías municipales como primeros respondientes a las afueras del Hospital Medical Center, los niños se encontraban jugando en uno de los campos ubicados en el Arroyo El Piojillo.

“Escuchó detonaciones de arma de fuego, refiere él un tronido muy fuerte sin saber de dónde provenía, seguido al quejido de sus dos menores hijos, observando las heridas de ambos; fue entonces que los tomó y subió a su vehículo Cherokee de color negro para llevarlos al hospital”, refirió una fuente de Investigación Criminal.

Una vez en la unidad médica, uno de los menores fue diagnosticado con lesión en pómulo izquierdo de tipo rozón, mientras que el otro presentó herida en pierna derecha, arriba de la rodilla. Ambos se reportan fuera de peligro.

Agentes de investigación de la PGJE acudieron al sitio para recabar información, sobre todo para “tratar de identificar de dónde provenían los disparos para realizar recorridos de vigilancia en los alrededores para focalizar la fuente”, y así establecer el motivo de las detonaciones.

Mariela Diarte Ramírez, de 26 años fue levantada el 15 de marzo en Todos Santos por cuatro encapuchados, la sacaron a golpes y empujones

En torno a los hechos, se filtró un video justo después de que los menores habían sido lesionados por proyectiles de arma de fuego. En la grabación se observa a otras familias huyendo del lugar y otros escondidos detrás de los autos, envueltos en pánico.

“Tírense todos… Ah, no mames güey, ¡empezaron a tirar balazos aquí en el campo de Guaycura!”, exclama uno de los testigos en la grabación de 17 segundos.

La Mesa de Seguridad Estatal no ha brindado mayores datos sobre el incidente. El único informe oficial fue por parte de la PGJE, confirmando que se trató de balas perdidas que lesionaron a los dos niños en el campo de beisbol.

Otro hecho armado se registró durante la madrugada del miércoles 23 de marzo, cuando sicarios arribaron hasta el domicilio ubicado en Manuel M. Diéguez, entre Normal Superior y Márquez de León, Colonia Los Olivos en La Paz, en unos cuartos de renta.

A las 04:34 horas, sicarios llegaron hasta la vivienda ocupada por Jovany Alejandro Agúndez González, de 28 años y originario de Tijuana, Baja California, disparando en múltiples ocasiones desde afuera, provocando daños en las ventanas y cristales de un vehículo tipo Honda Civic modelo 2000 que se encontraba estacionado.

El afectado indicó que fueron despertados por las detonaciones de arma de fuego, él y su familia se resguardaron detrás de una pared; refiere que sólo escucharon voces de masculinos, pero se marcharon.

Elementos de Investigación Criminal iniciaron la carpeta de investigación LPZ/1750/2022/NUC y, con un imputado desconocido, en el sitio recolectaron alrededor de 15 casquillos percutidos, al parecer calibre 9 milímetros. Las unidades de emergencia realizaron recorridos en la zona, sin que hasta el momento se tengan mayores datos.

 

LEVANTADA POR SICARIOS

Alrededor de las 23:00 horas del 15 de marzo, un comando armado ingresó al domicilio ubicado en Calle Barrio El Vuelo de las Águilas en Todos Santos Pueblo Mágico, de donde sacaron a fuerza a golpes y empujones a Mariela Diarte Ramírez, de 26 años, oriunda de Culiacán, Sinaloa. Así lo declaró su esposo, Cruz Alberto Valle Miranda.

La joven fue sometida a punta de pistola frente a sus hijas menores de edad.

En la denuncia, la pareja de la mujer privada de su libertad informó sobre el vehículo y las cuatro personas fuertemente armadas que entraron al domicilio por la fuerza, “encapuchadas, a bordo de una camioneta Tacoma de color gris, para sacar a mi esposa, de nombre Mariela Diarte Ramírez, a base de golpes y jalones se la llevaron estas personas, y desde entonces no sé nada de ella”, compareció el esposo de la víctima ante la autoridad judicial.

Por el levantón, el Agente del ministerio Público adjudicó una carpeta de investigación con el número TS/71/2022/NUC, denuncia que fue apoyada por la testimonial del esposo, quien indicó que momentos antes de llegar a su domicilio, viajaban desde una tienda de abarrotes y habían alcanzado a ver un auto sospechoso.

La hermana de la víctima, Sarissa Isabel Diarte Ramírez brindó una fotografía y los datos generales de la mujer privada de la libertad, refiriendo las siguientes señas particulares:

– Complexión delgada

– Peso aproximado de 60 kilogramos

– Estatura de 1.65 metros

– Tez blanca

– Cabello ondulado, negro, a la altura de la cintura

– Ojos café claro, medianos

– Boca mediana y labios delgados

– Tatuaje de dos colibríes en brazo derecho -a la altura del antebrazo- y, en la parte posterior del brazo, la mitad de un rostro y una rosa. Búho en el brazo izquierdo. Diente de león con cuatro aves y plumas en la espalda. Así como en pecho izquierdo, los nombres Francelia y Héctor.

Desde el año 2015 se han encontrado cuerpos calcinados en San José del Cabo, en Puente El Tule fue encontrado un cuerpo quemado dentro de un tambo

La joven es hija de Héctor Manuel Diarte Aguilar “El Cleto”, ex líder de plaza de narcomenudeo en Todos Santos, privado de su libertad en septiembre de 2012, cuando hombres armados y encapuchados ingresaron a su domicilio en Villas del Encanto en La Paz y se lo llevaron con rumbo desconocido. A la fecha permanece en calidad de desaparecido.

La familia se encuentra desesperada, incluso acudieron a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) para dar visto del incidente y que se vigile el actuar de la PGJE y no se pase por alto la investigación con profesionalismo y cautela, a fin de garantizar los derechos de la víctima y de su familia.

“Acudí a la PGJE ubicada en Todos Santos a presentar la denuncia, donde tomaron mi comparecencia y quedó registrada la denuncia bajo la carpeta de investigación TS/71/2022/NUC. Acudo a esta comisión a que se dé seguimiento a la carpeta y se busque a mi pareja”, dijo el familiar de la joven comerciante.

Por diferentes medios, la familia ha colocado mensajes de búsqueda y desaparición de Mariela, amigos y cercanos a la víctima de levantón se han proclamado por el incidente, solicitando la intervención de las autoridades para que se le localice con vida, pues la investigación se complica con el paso de los días.

“Qué impotencia no saber nada de ti a tantas horas que han pasado, no tengo palabras, hermana, nos haces mucha falta, todos tenemos fe en que vas a regresar a nosotros, te amamos y donde quieras que estés, que dios te cuide”, expresaría en redes sociales Sarissa Diarte, hermana de la víctima.

 

ABANDONAN CUERPO CALCINADO

Siguen sin ser identificados los restos humanos localizados en el camino al poblado San Felipe en San José del Cabo, municipio de Los Cabos, encontrados la mañana del miércoles 2 de marzo por personas que caminaban por El Sendero de El Vato, en el Rancho Chicori, en las inmediaciones del campo de tiro de la Dirección General de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito Municipal. Así lo dio a conocer el Colectivo de Búsqueda de Personas Búsquedas x La Paz.

El reporte ingresó en el C2, la llamada la realizaron vecinos del fraccionamiento Monte Real, informando sobre la presencia de restos humanos, al parecer calcinados, por lo que agentes de la Policía Municipal como primeros respondientes y elementos de la Guardia Nacional se trasladaron al sitio, confirmando el hallazgo.

“En las reservas territoriales de San José del Cabo se encontraba el cuerpo calcinado de una persona. Agentes de Investigación de la Unidad Especializada en la Investigación de Homicidio Doloso, se trasladaron al lugar de los hechos, donde se realizaron las primeras pesquisas bajo los protocolos correspondientes. Peritos de la Dirección de Servicios Periciales llevaron a cabo el procesamiento del lugar, en busca de indicios que se adjuntarán a la carpeta de investigación. La persona occisa aún no ha sido identificada”, reveló la PGJE.

No es la primera vez que sicarios abandonan restos de personas calcinadas en Los Cabos. En octubre de 2015 se localizaron los restos de un hombre en el interior de un tambo, debajo del Puente El Tule, en el Kilómetro 16+700 de la carretera San José del Cabo-Cabo San Lucas.

Hasta el 2019 la PGJE tiene reportadas 595 personas desaparecidas o no localizadas

En julio de 2017, en el Kilómetro 17.5 en la misma carretera y a dos kilómetros de la cinta asfáltica, fueron encontrados dos cuerpos totalmente calcinados, que no se pudieron identificar.

En diciembre de 2020, un hallazgo similar se dio en el fraccionamiento Country del Mar en San José del Cabo.

Entre noviembre y diciembre de 2021, colectivos confirmaron la localización de 22 cuerpos inhumados en fosas clandestinas en San José del Cabo, ubicadas en el Arroyo El Salto. Mientras que el 27 de enero del año en curso, Búsquedas x La Paz reconoció que han estado recibiendo llamadas anónimas que les informan de personas que fueron levantadas y enterradas, y junto con las familias de desaparecidos, han logrado la ubicación de más osamentas principalmente en La Paz y Los Cabos.

“Positivo en un grupo, de una llamada anónima, de unos restos localizados aquí en La Paz, andamos en búsqueda, de una llamada anónima, al parecer positiva, gracias a esas personas que nos están llamando. Como pueden ver los restos, la fiscalía tendría que venir a acordonar, la llamada nos llegó hace dos días. Vamos a buscar a los alrededores del mismo grupo”, comentó Iris Manríquez, representante de Colectivo Búsquedas x La Paz.

Además, recibieron una denuncia anónima de tres cuerpos más que pudieron haber sido enterrados en esa zona, la cual se presume, es pasando el filtro Calafia, a la salida al Sur, en el tramo carretero La Paz-Cabo San Lucas.

“Estuvimos trabajando en campo, dos días buscando y, gracias a Dios, hoy la persona se animó a venir con nosotros y decirnos el punto donde era, un tesoro va a regresar a su casa en La Paz. Ahí están los restos (cráneo y mandíbula)”, concluyó Manríquez.

Ese día de búsqueda, se localizó una fosa más, topándose con tierra blanda y al seguir revisando, más restos humanos fueron encontrados, y así continúan atendiendo los reportes anónimos de puntos donde siguen trabajando en la búsqueda de personas.

De acuerdo con los últimos informes recibidos a través de Transparencia, 75 fosas clandestinas han sido localizadas desde el inicio de la guerra entre cáteles en BCS, iniciada a partir del 31 de julio de 2014; las últimas fueron las ubicadas en San José del Cabo a finales de 2021, con 22 cuerpos enterrados.

Asimismo, de 2016 a octubre de 2021 se han denunciado 404 desapariciones cometidas por particulares o llamados levantones, mientras que sólo de 2016 a 2019, la PGJE tiene registro de 595 personas no localizadas o reportadas como desaparecidas.

Comentarios

Tipo de Cambio