Indigentes se adueñan de parques públicos

Indigentes se apoderan de espacios públicos e invaden calles
Edición Impresa lunes, 14 marzo, 2022 12:00 PM

Tres son los principales puntos donde se concentran las personas en situación de calle en Ensenada: Parque Ignacio Zaragoza (mejor conocido como Parque de la Obrera), Monumento a Lázaro Cárdenas y los alrededores de Plaza Las Palmas

Espacios públicos como parques, monumentos y vialidades se han convertido en refugio de personas en situación de calle, provocando la inquietud de agrupaciones que realizan diversas actividades en estos sitios, al ver acotado su campo de acción.

La cifra más conservadora de personas en situación de calle proviene de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, a través del Departamento de Prevención del Delito, cuya estimación ronda entre 200 y 250 sólo en la Zona Centro.

Otro cálculo lo aporta la Asociación Civil Por Amor a las Calles, que, de acuerdo con su dirigente, Rogelio Castro, por la ciudad deambulan unas mil 385 personas en esta situación, aproximadamente 170 de ellas con enfermedades mentales y/o adicciones.

A raíz de esta situación, grupos organizados han conformado una especie de comité ciudadano para solicitar al gobierno municipal atender la problemática.

Tal es el caso de Guías de México, cuya presidenta de Comité de Distrito, Wendy Pringle, recuerda que de unos tres años a la fecha ha incrementado la presencia de personas en situación de calle y lava carros en el parque de la colonia Obrera, donde se reúnen cada sábado.

Guías de México es un grupo que organiza actividades para niñas de 4 años hasta jóvenes de 18 años, con la misión de desarrollar el máximo potencial de las menores para que sean mejores ciudadanas, conscientes de sus responsabilidades, pero también de sus derechos.

Las personas en situación de calle, denunció, duermen en el parque, cuelgan ropa sucia, algunos andan en estado de ebriedad o drogados, dejan basura, agujas y jeringas; otros sufren trastornos mentales y ha tocado el caso que uno de ellos se desnude frente a la gente.

Aunque hasta ahora no ha habido incidente con las niñas, ya que durante las actividades siempre hay varios adultos, es incómodo para las menores que se les acerquen a molestar mientras realizan sus actividades.

“Puedo entender su situación, no los culpo, pero sí quisiéramos el apoyo de la autoridad, queremos que sean reubicados, que sean tratados de manera digna. Nuestra intención es formar parte de la solución, tampoco queremos que sea guías en contra de los indigentes”, explicó Pringle.

 

FRANELEROS Y EL CAR WASH PÚBLICO MÁS GRANDE

Aunado a las quejas por personas en situación de calle, en el Parque de la Obrera han proliferado actividades al margen de la reglamentación municipal, generando problemas de ordenamiento urbano y ecología.

Tan solo en ese sitio, donde se ubican dos concurridos planteles escolares, se calcula que hay entre 35 y 45 personas que lavan carros en los alrededores, quienes se han adueñado del estacionamiento y convertido las calles en el car wash más grande la ciudad.

Su influencia es tal, que en algunas ocasiones impiden estacionarse junto al parque a quienes no van a lavar sus carros.

Incluso unidades de la Dirección de Seguridad Pública Municipal son llevadas por agentes para que las laven en el parque, como fue el caso de la BC711A-1, captada el martes 8 de marzo aproximadamente a las 14:00 horas, a pesar de que el Artículo 123 del Reglamento de Tránsito del Municipio de Ensenada indica que “con el fin de proteger los pavimentos, queda prohibido el lavado de vehículos en la vía pública…”.

De acuerdo con información de Comercio, Alcoholes y Espectáculos Públicos, hasta enero de 2022, sólo doce personas tenían permiso para lavar carros. El 15 de ese mes se dejaron de renovar los permisos de limpia carros -por indicaciones de Coordinación de Gabinete-, derivado de la implementación del Programa de Bacheo Emergente en diversas vialidades de Ensenada.

Indigentes se apoderan de espacios públicos e invaden calles

Tras implementar una mesa de trabajo entre dependencias como Seguridad Pública, Dirección de Administración Urbana y Ecología, se determinó que la actividad de limpia carros violaba los siguientes artículos:

Artículo 123 del Reglamento de Tránsito del Municipio de Ensenada: “Con el fin de proteger los pavimentos, queda prohibido el lavado de vehículos en la vía pública…”.

Artículo 10 del Reglamento para el Control de la Calidad Ambiental del Municipio de Ensenada: “Se prohíbe descargar o dejar correr a cielo abierto, aguas residuales o sustancias de cualquier índole…”.

El 19 de febrero se llevó a cabo un operativo en conjunto entre Seguridad Pública, Dirección de Administración Urbana y Ecología y Dirección de Comercio y Alcoholes; como resultado, se notificó a una docena de limpia carros que se encontraban tirando agua al momento de la intervención.

Derivado del operativo, Ecología solicitó a Comercio no otorgar permisos para limpia carros, no sin antes dar opciones laborales a través del comercio ambulante o en establecimientos formales de lavado de autos.

 

SATURACIÓN GENERA RIÑAS Y DENUNCIAS

José Ángel León Zumarán, director de Comercio, Alcoholes y Espectáculos Públicos, reconoce que la saturación de limpia carros ha generado conatos de riña, además de las denuncias y quejas de agrupaciones por encontrar jeringas, ropa vieja y alimentos tirados.

Al momento de la entrevista en el sitio, al menos tres personas en situación de calle estaban tendidas en uno de los jardines del parque; según un conteo del funcionario, hay entre ocho y 25 personas en situación de calle pernoctando en el parque.

Como parte de las denuncias ciudadanas, en redes sociales trascendió que la persona que operaba el baño público del parque estaba vendiendo el agua a los lava carros; se comprobó que así era y, por lo tanto, se le removió.

Explicó que en el caso de los lava carros, los permisos autorizados son para realizar la limpieza de vehículos en vía público, en seco, con franela o trapo, sin utilizar agua ni atomizador.

Asimismo, el funcionario presumió un aumento del 500% en entrega de permisos para el comercio durante la administración actual, toda vez que en la zona turística se detectaron vendedores que carecían de la anuencia. A esa gente, dijo, se le ofreció reubicarse en algunos de los 14 parques de la ciudad.

“Sí tenemos una presión social fuerte, al día, Guías de México, Patrulla Juvenil, CESDEM, personas que entrenan perros, jugadores de cachibol, entre ocho y diez grupos están exigiendo una solución para esta área”, reconoció León Zumarán.

 

BUSCAN HABILITAR REFUGIO

María Elena Monreal Mendoza, subdirectora de Prevención del Delito, comentó que este año se pretende contar con un refugio para canalizar a personas en situación de calle, ya que detenerlos se convierte en un círculo, “entran y salen”. En la colonia Popular 1989 hay un espacio con capacidad para unas 200 personas.

Explicó que el tema de las personas en situación de calle es abordado por Atención a Víctimas y Recuperación de Espacios Públicos; se cuenta con información que muchos de ellos son originarios del centro del país que persiguieron el sueño americano.

A la par, la dependencia realiza “jornadas de seguridad ambiental” con entre 15 y 20 personas al mes. Luego son canalizados a centros de rehabilitación, aunque no todos, para recibir refugio, alimento y salir al día siguiente.

De las denuncias hechas por Guías de México y otros grupos, opinó que una persona en situación de calle tirada en un parque inhibe las actividades de las niñas.

A quienes andan en circulación “se les exhorta a retirarse, si no acatan indicaciones, son presentados ante el juez calificador, pero se vuelve un círculo de entrar-salir”, insistió la subdirectora.

 

PROYECTO DE PABELLÓN PSIQUIÁTRICO

Rogelio Castro Segovia, de Por Amor a las Calles, afirmó a ZETA que recibió en donación un terreno en la zona del Libramiento Ensenada para aterrizar el proyecto de un pabellón psiquiátrico sustentable. Para ello se requieren alrededor de 2 millones de pesos, dos empresas asentadas en Ensenada se han interesado en invertir.

Actualmente el albergue que opera, localizado en el ex Ejido Chapultepec, donde además hay migrantes haitianos, se brinda refugio, recuperación física y mental, ayuda espiritual, para que luego salgan a trabajar.

Sin embargo, reconoce que entre las personas en situación de calle hay “infiltrados” que se dedican a delinquir y se hacen pasar por indigentes para no ser detectados por las autoridades.

Compartió que recientemente, la Fiscalía General del Estado se llevó de su albergue a dos hombres con orden de aprehensión.

Comentarios

Tipo de Cambio