Rusia y Ucrania agravarán crisis en México

Foto: State Border Guard Service/Reuters
Edición Impresa and lunes, 28 febrero, 2022 12:00 PM

Tras la guerra en Ucrania, como efecto inmediato

se tendrá un aumento en el precio del petróleo a

nivel internacional, lo cual generará gasolinas

más caras en el país y, partiendo de ahí, más

inflación: Ramsés Pech

Como rebote de la avanzada militar que encabeza Vladimir Putin en Ucrania, la advertencia para el mundo del costo de una guerra semejante se materializó a primeras horas del jueves 24 de febrero, con el desplome de la Bolsa de Valores y el encarecimiento del barril de crudo, que superó la barrera de los 100 dólares.

La guerra anticipada, sobre todo desde el gobierno de Estados Unidos con Joe Biden en la Presidencia, se aceleró en horas y, ante la posibilidad de que finalmente Moscú someta al gobierno de Volodymr Zelensky en próximos días, las sanciones económicas, principalmente resumidas en exportaciones limitadas de diversas naciones, fueron la primera respuesta para tratar de frenar lo que parece ir en escalada.

Así, a la incertidumbre de la pandemia se ha sumado la zozobra del conflicto armado más riesgoso para Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

Photograph: Pierre Crom/Getty

La inestabilidad financiera es, por consiguiente, una consecuencia inmediata: los mercados reaccionaron con nerviosismo, ante la posibilidad de una parálisis comercial aún más severa que la vivida en los últimos dos años a raíz de la proliferación de la COVID-19 y sus variantes por todos los continentes.

No se sabe, en sí, el plan amplio de Putin, aunque de entrada el orden mundial ya ha sido alterado, como señaló Jens Stoltenberg, secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), mientras que las palabras del mandatario ruso al hacer la declaratoria bélica, acentuaron la gravedad de sus ambiciones.

“Cualquiera que intente interferir con nosotros, o más aún, crear amenazas para nuestro país y nuestro pueblo, debe saber que la respuesta de Rusia será inmediata y lo llevará a consecuencias como nunca antes ha experimentado en su historia. Estamos listos para cualquier giro de los acontecimientos”, amenazó Putin ante las cámaras.

El éxodo y una muy probable crisis humanitaria para el pueblo ucraniano se manifestaron de inmediato, las embajadas buscando la salida segura de sus conciudadanos, y la interrogante de hasta dónde llegará este conflicto, han enrarecido el ambiente, dificultado la recuperación económica, lo cual ya representaba un reto colosal para el gobierno de México que encabeza Andrés Manuel López Obrador, que en aras de lo que viene, se verá obligado a ir más allá de programas sociales condenados a ser efímeros.

 

INFLACIÓN SOBRE INFLACIÓN

Una primera consecuencia de la tensión geopolítica entre Estados Unidos y Rusia por Ucrania, ha sido el incremento del precio del petróleo a nivel internacional, situación que generará un mayor costo de las gasolinas en México, que a su vez repercutirán en la inflación, previó el analista en energía y economía, Ramsés Pech.

Recordó que desde hace un par de semanas el Gobierno Federal otorgó el 100% del estímulo fiscal al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a la gasolina regular, por lo que ahora “no tiene control” sobre el precio de este.

Si esta semana el precio del crudo se mantiene por encima de los 95 dólares, es factible que hoy viernes 25 de febrero, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) determine no cobrar el IEPS, consideró Pech.

Explicó que otorgar el 100% del estímulo fiscal y/o dejar de cobrar el IEPS tendrá un impacto en las finanzas públicas, toda vez que la SHCP recaudará menos ingresos por dicho gravamen. Empero, el país tendrá más ingresos de dólares por la exportación de la mezcla mexicana, cuya producción se mantendrá en un millón 700 mil barriles diarios.

Al cierre de edición, jueves 24 de febrero, el precio del petróleo Brent del Mar cerró en 96.84 dólares, el West Texas Intermediate (WTI) en 92.1 y la mezcla mexicana en 88.53 dólares.

Alicia Zazueta, directora general de E-Service, explicó que en México no se ha visto un incremento “disparado” en el precio de las gasolinas como en Europa o Estados Unidos, ya que el estímulo fiscal al IEPS otorgado por el Gobierno Federal “ha amortiguado”.

La SHCP ya otorgó 100% el estímulo fiscal del IEPS a la gasolina regular, 83% a la Premium y 89% al diésel. “Muy seguramente la gasolina Premium y el diésel también tendrán el estímulo fiscal al 100”, y tras ello, se estaría registrando un mayor encarecimiento de las gasolinas si continúa el alza del precio del crudo a nivel mundial, anticipó la especialista.

Photograph: AP

El precio promedio del litro de la gasolina regular en febrero es de 20.25 pesos, 94 centavos (5%) más que en diciembre de 2021; el de la Premium, de 87 centavos (4%), y el precio del litro de diésel 60 centavos (3%).

“En el caso de Tijuana y Baja California todavía no tenemos grandes fugas de consumidores, porque vemos en el Sur de California, en San Diego, la gasolina todavía está más cara que en Tijuana. Está casi en 5 dólares por galón”, expuso Zazueta. Algunos pronósticos apuntan que llegará a 6 dólares, mencionó.

Con el reinicio de clases presenciales en Baja California -previstas para el próximo lunes 28 de febrero-, el consumo de gasolinas aumentará alrededor del 15%, al haber una mayor movilidad, con lo que se espera la normalización de la venta de los combustibles, luego que disminuyera en enero, por el incremento de contagios de COVID-19.

Comentarios

Tipo de Cambio