Guardar y hacer guardar la Constitución

Foto: Internet
Opinionez lunes, 21 febrero, 2022 12:00 PM

De Trez en Trez

 

 

 

 

Uno.- “Protesto guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen, y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de Presidente de la República que el pueblo me ha conferido, mirando en todo por el bien y prosperidad de la Unión; y si así no lo hiciere que la Nación me lo demande”.

Así establece el Artículo 87 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que debe protestar el Presidente, al tomar posesión de su cargo ante el Congreso de la Unión o ante la Comisión Permanente, en los recesos de aquél. Con muy pocas dudas me atrevo a decir que, hasta la fecha, ninguno de todos los titulares del Poder Ejecutivo ha cumplido a cabalidad con esta protesta.

¡Vaya que si hay ejemplos de ello a lo largo de la historia! Claro con sus matices (es decir unos más, otros menos desvergonzados), pero todos se han pasado la Carta Magna por el “arco del triunfo”, según sus conveniencias, los beneficios propios o del grupo que los apoya; y cuando hay cierta resistencia ¡fácil!, se cambia el texto de la Máxima Ley del país y listo: leyes a la medida, aun tratándose de la misma Constitución.

Por eso, casi aseguro (por si los dípteros) que ni uno solo de los presidentes ha desempeñado en forma leal, patriótica, ni mirando en todo por el bien y prosperidad de la Unión el puesto que los ciudadanos les han conferido.

Doz.- Por supuesto que el actual Presidente López Obrador no queda excluido de esta situación, pues desde el inicio de su gestión ha dado muestras de que ignora o hace como que ignora lo que las leyes establecen y pretende hacer lo que le viene en gana; aquí los que deberían ser un contrapeso y equilibrar el posible abuso, serían los otros dos poderes de la federación: el  Legislativo (diputados y senadores) y el Judicial (Suprema Corte de Justicia de la Nación), pero en la práctica resultan ser sumisos e incondicionales del Poder Ejecutivo Federal.

Ejemplos: Reduce salarios a trabajadores del Estado, despide a muchos de ellos en plena pandemia y los obliga a “renunciar voluntariamente” so pena de no recibir liquidación alguna; sabe y conoce de los actos de corrupción de sus cercanos, funcionarios y familiares, reconoce expresamente haber ordenado la libertad de Ovidio Guzmán (hijo del Chapo), avalado por le SCJN promueve el pago de jubilaciones en UMAS y no en salarios mínimo a los jubilados; tiene en su gabinete -entre otras “joyitas”- a Manuel Bartlett, viejo lobo priista que padece de “amnesia inmobiliaria” y olvida declarar todas las propiedades que posee.

Pero no solo eso, sino que también tolera a acusados de violencia contra las mujeres: los defiende “a capa y espada,” los premia, los promueve o les encuentra una salida a su comprometida situación (Salgado Macedonio y su “Torita” hija, gobernadora de Guerrero , David Monreal Ávila el gobernador de Zacatecas, el fallido y rechazado “embajador” en Panamá Pedro Salmerón); dice “todos somos Hugo” cuando se critica otra vez de nueva el papel del Doctor Hugo López-Gatell en la pandemia de Covid-19.

Trez.- Ahora, arreció los ataques a la prensa que no le es afín. Indebidamente da a conocer datos personales del periodista Carlos Loret y solicita, mediante una carta al INAI, se le permita revelar más datos personales sobre ingresos y propiedades del yucateco informador, de sus socios y familiares, pues dice, él ya tiene la información que le hicieron llegar (hágame usted el cabor favón) ¡en “forma anónima”! O de lo contrario, el Instituto le indique cómo hacerle…

Pretende ignorar el procedimiento para obtener información del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, “ignora” que éste solo puede proporcionar información de entes o funcionarios públicos, no de particulares, pues precisamente existe para transparentar la gestión de los gobiernos, no de las actividades de particulares. Le está haciendo al “Tío Lolo” …

Y, en un enfrentamiento que raya en un pleito de esos “a la salida de la escuela”, si no fuera por la gravedad de sus consecuencias, AMLO se enfrenta a Loret, y de pasada pide a todos los periodistas que digan cuánto ganan y hagan públicos sus ingresos, esgrimiendo para esto débiles e incongruentes argumentos. En tanto, continúa atizando fuegos aquí y allá, aumentando las cortinas de humo.

El Presidente López Obrador está dando muestras de su creciente autoritarismo, o de algo más grave, de su incapacidad física o de otra índole para gobernar.

P.D.- ¿Y qué hay de Zacatecas, Guerrero, Michoacán, Estado de México, Quintana Roo, Veracruz, Baja California y otras entidades donde, contrario a lo afirmado oficialmente, el número de ejecutados sigue creciendo? También la violencia y los desplazados por ésta. Como que desde las ventanas de Palacio Nacional no se ven esos estados…solo se divisan sus pleitos personales, la consulta, “sus” obras y la defensa a los suyos.

 

Óscar Hernández Espinoza es egresado de la Facultad de Derecho por la UABC y es profesor de Cultura de la Legalidad y de Formación Cívica y Ética en Tijuana.

Correo: profeohe@hotmail.com

Comentarios

Tipo de Cambio