Los 26 basificados

Foto: Internet
Cachanillaz lunes, 10 enero, 2022 12:00 PM

Suele suceder que todo dirigente estatal o municipal del Sindicato de Trabajadores Burócratas tiene la creencia que la nómina es de su propiedad, y por lo tanto, tiene la capacidad para “regalar” plazas como le venga en gana, siempre y cuando encuentre la forma de verse respaldado por el patrón.

Manuel Guerrero Luna, el actual dirigente sindical, no fue la excepción. Replicó lo que han hecho sus antecesores y se dispuso a obsequiar plazas a personas que no tenían un solo día de trabajo cumplido dentro de la administración municipal.

De las 100 bases que entregó el Ayuntamiento de Mexicali a trabajadores burócratas -según una petición de Transparencia realizada por un servidor-, un total de 26 -es decir, más de

una cuarta parte- fueron otorgadas de manera directa el mismo día que ingresaron a laborar, sin importar que existe una gran fila de trabajadores que aspiran a ocupar dichas vacantes.

Evidentemente esto no es una violación a la Ley de Servicio Civil, pues permite este tipo de esquemas, debido a que el propio gobierno consiente que -a cambio del apoyo del sindicato- hagan lo que quieran con el erario.

Durante 2021 hubo una fecha clave. El 27 de marzo, cuando la hoy mandataria Marina del Pilar Ávila Olmeda ya se había retirado del cargo para contender por la gubernatura y la morenista Guadalupe Mora Quiñónez había asumido, se presentó este esquema masivo de basificaciones para personal -evidentemente con familiares directos o allegados-, donde 26 personas ingresaron a la nómina municipal y el mismo día obtuvieron seguridad laboral para el resto de su vida.

Con sueldos superiores a 25 mil pesos mensuales, estos trabajadores ocuparon cargos de “peón”, “auxiliar administrativo”, “mecánico”, “chofer”, entre otros, sin la necesidad de preocuparse por cumplir al menos un año en el cargo, como lo establece el Artículo 9 de la Ley del Servicio Civil.

Los beneficiados son:

Joshua Trinidad Enríquez Carrillo; inspector de la Secretaría del Ayuntamiento.

Javier Arnoldo Castañeda Durán; auxiliar administrativo de la Secretaría del Ayuntamiento.

Andrea Miramontes López; auxiliar administrativo de la Secretaría del Ayuntamiento.

Jarleth Cinthya Cortez Martínez; auxiliar administrativo de la Secretaría del Ayuntamiento.

Itzel Marina Gómez Castro; auxiliar administrativo de la Secretaría del Ayuntamiento.

Rosa Mercedes Salas Tanori; operadora de radio de la Policía Municipal.

Jaime Alberto Galindo Villa; mecánico de Oficialía Mayor.

Jorge Gómez Miranda; mecánico de Oficialía Mayor.

Luis Alonso Quezada Ramos; mecánico de Oficialía Mayor.

Juan Ricardo Chaira Blanco; inspector de Servicios Públicos.

Pedro Contreras Delgado; peón de Servicios Públicos.

Pedro Correa Cerda; peón de Servicios Públicos.

Javier Alejandro García Soto; peón de Servicios Públicos.

Jesús Alonso Gómez Chávez; peón de Servicios Públicos.

Aarón Edgardo Saavedra Arellano; peón de Servicios Públicos.

Benito Florencio Santillán Olea; peón de Servicios Públicos.

Abel Soto González; peón de Servicios Públicos.

Luz Elena Yepiz Castro; peón de Servicios Públicos.

Lisseth Guatemala Moreno; auxiliar de mantenimiento.

Rosalba Martina Lara Martínez; auxiliar de mantenimiento.

José Manuel Orozco Cañedo; bombero.

Raúl García Pérez; peón de Obras Públicas.

Néstor Gabriel Huante Sierra; chofer de Desarrollo Rural y Delegaciones.

Arturo Serrano Meza; peón de Desarrollo Rural y Delegaciones.

Sergio Ernesto Gámez Bárcena; peón de Desarrollo Rural y Delegaciones, además de militante de Morena.

Raúl Mena Reyes; peón de Desarrollo Rural y Delegaciones.

Tal parece que esas plazas que fueron “congeladas” por la administración de la hoy gobernadora y que el líder sindical Manuel Guerrero le exigía que le fueran entregadas, pero terminaron regalándolas apenas concluyó su gestión, permitiéndole -como ha sido siempre- entregar plazas a su criterio, bajo el pretexto de que la Ley les permite heredar plazas a familiares directos o porque les da la gana.

Todos se quejan del quebranto al Issstecali y de la obesa nómina de los gobiernos, pero al final, todos se benefician de ambas circunstancias, pues la responsabilidad financiera no la tendrán que pagar ellos… sino la ciudadanía.

Comentarios

Tipo de Cambio