Medidas más restrictivas por COVID en BCS

BCS ya ubicado entre los cinco estados del país con efectos de la cuarta ola COVID
Destacadas BCS domingo, 5 diciembre, 2021 7:28 AM

 

Baja California Sur tuvo que disminuir forzosamente los aforos en los comercios, a excepción de Los Cabos, donde los contagios subieron cerca del 90% en la última semana

 

 

 

El Gobierno de México ya considera a Baja California Sur entre los cinco estados que están resintiendo los efectos de una posible cuarta ola de (COVID-19). La Federación estipula a la franja fronteriza y Sudcalifornia en las entidades en semáforo epidemiológico Amarillo, junto con Baja California, Sonora, Chihuahua y Coahuila.

Mes y medio le duró la tregua a BCS frente a la pandemia, en el último informe destacan que corre riesgo medio de incremento en los contagios, sin embargo, el Comité Estatal de Seguridad en Salud está retrasando lo inevitable, debido al aumento de casos.

“Estamos viendo el incremento de casos, aunque no de hospitalizaciones, las medidas de restringir un poco más los aforos y los horarios nos va a permitir contener un poco la propagación, y buscar, en la medida de lo posible, no mover el Sistema de Alerta Sanitario hacia un retroceso”, confirmó Zazil Flores Aldape, secretaria estatal de Salud.

El aumento de brotes del virus SARS-CoV-2 es insostenible, en menos de una semana subieron 11% a nivel estatal, mientras que en municipios como Los Cabos fue de 89.5%, de 38 a 72 casos activos. Mulegé reporta un crecimiento del 52.5% en activos, de 40 a 61 casos, y en Comondú subieron los contagios un 22%, quedando en 83 activos, 18 más que la semana anterior.

Sólo La Paz y Loreto sostuvieron una reducción, de 210 casos activos a 181 en la Capital -16% menos- y el segundo municipio llegó a los 15 activos, tres menos que la semana anterior, también con -16%.

“El Comité Estatal para la Seguridad en Salud acuerda por unanimidad un semáforo diferenciado en el Sistema Alerta Sanitaria para Baja California Sur, al analizar los indicadores estadísticos y de comportamiento de la pandemia de la siguiente manera: mantener el Nivel 1 para La Paz, Los Cabos, Comondú y Mulegé; mantener en Nivel 2 a Loreto. Como segundo acuerdo, derivado del incremento en la medición del comportamiento de la pandemia, La Paz, Comondú y Mulegé, que se encuentran actualmente en Nivel 1, se acuerda un aforo del 50% para las actividades económicas y recreativas, y el cierre de establecimientos a la media noche”, informó la funcionaria.

Con esa ironía, el Comité Estatal de Seguridad en Salud pretende reducir los casos, mientras que el semáforo Verde -afirman- no está detenido para favorecer a la economía. Los especialistas sanitarios dicen que sí, que mantenerlo implica no afectarla.

Entonces, en lugar de generar un ambiente de prevención, sugieren a los ciudadanos continuar con sus actividades normales.

“Al día de hoy tenemos 371 (al cierre 410) casos activos, de los cuales 199 se encuentran en La Paz, 38 en Los Cabos, 65 en Comondú, 40 en Mulegé y Loreto con 18 infectados. De estos pacientes tenemos 44 de 0 a 17 años de edad positivos a COVID, al momento tenemos 19 pacientes hospitalizados y cinco de ellos intubados”, informaría esta semana la directora de Salud.

Tales números corresponden a la última sesión del Comité, y esto refleja que cada semana que pasa, a nivel estatal están aumentando los contagios entre un 10 y un 15%, mientras que en los municipios en lo particular, los activos se duplican cada día.

En la medición nacional, esta comparativa de la velocidad de contagios, BCS se sitúa entre los estados con mayor velocidad tienen de transmisión del virus.

“Los estados con la velocidad de contagio más alta son Michoacán, que se encuentra en un valor de 1.1, que nos habla de que está hacia el alza; Durango, Tlaxcala, Baja California Sur y Zacatecas, se encuentran de igual forma por arriba de la unidad, lo que representa que la velocidad de contagios va al alza en el Estado, sin embargo, se encuentran limítrofes a la unidad, lo cual nos habla de que esto pudiera controlarse”, expresó Miguel Romero Calderón, subdirector de Epidemiología de la Secretaría de Salud.

En la “fiesta masiva” por los tres años de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, al gobernador Víctor Castro y todo su gabinete, incluso a la alcaldesa de La Paz, Milena Quiroga y diputados de Morena, se les vio sin cubre bocas y en horario laboral, mostrando poco interés por su comunidad, cero solidaridad hacia familiares de víctimas mortales, sólo plasmando en su discurso e imagen “Salgan, no pasa nada”.

Los Cabos con un aumento cercano al 90% en los contagios

LOS CABOS DUPLICA CONTAGIOS

371 casos activos la semana pasada a 412, 11% más casos en menos de una semana, hablan de que las cosas deben tomarse con seriedad, es muy probable que en BCS se determine retroceder en el semáforo epidemiológico, pero mientras el gobernador y su gabinete se van de paseo a la Ciudad de México con cargo al erario público, los pobladores siguen padeciendo los brotes COVID.

“Mulegé tiene un aumento de 21 casos con relación a la semana anterior, Loreto aumenta a cuatro casos con relación a la semana anterior, Comondú presenta un aumento de cinco casos en esta semana y se suman dos defunciones; La Paz presentó un aumento de once casos activos y se le suman dos defunciones, y Los Cabos presenta 10 casos activos más con relación a la semana anterior y se suma una defunción. Un total de 40 casos activos para Mulegé, 18 para Loreto, 69 para Comondú, 210 La Paz y 38 Los Cabos, y en el Estado 371”, confirmaría el epidemiólogo Romero Calderón.

Los Cabos es el que más está resintiendo los brotes, prácticamente duplicó los casos en menos de una semana, es de preocuparse, pues se trata del sitio con más turistas extranjeros visitan y en plena temporada alta.

“El grado reproducción efectiva por municipio, en el que Comondú disminuye con relación a la semana anterior de 1.45 a 1.05, La Paz disminuye de 1.20 a 1.05; Loreto disminuye de 1.15 a 1.1, Los Cabos aumenta ligeramente de 1.05 a 1.10 y Mulegé aumenta de 1.08 a 1.15”, complementó el funcionario.

Hace un mes se veía venir el incremento y el propio Comité Estatal de Seguridad en Salud fue omiso, cuando se tenían 84 casos activos, las proyecciones a la siguiente semana eran al alza, y ahora, en comparación a la Semana 43, en la 47 hay un aumento de 352% más activos.

Gobernador del Estado y su gabinete se fueron a evento masivo en CDMX

Los pronósticos siguen aumentando conforme pasan los días, pues lo que se pensaba que “la pandemia estaba en meseta”, hoy es todo lo contrario e implicaría una cuarta oleada de contagios de coronavirus.

“Podemos ver que la Semana 44 cierra con 122, la 45, con corte al día de ayer, lleva 249 casos; la semana 46 lleva 237 casos que iniciaron con signos de síntomas durante esa semana, y la Semana 47, en curso, lleva al corte del día de ayer 21 casos. Los pronósticos para la Semana 47 son de 380 casos, por arriba del cierre de la 46, que serían 321; y la Semana 45 se espera que cierre con 267 casos”, estimó Miguel Romero.

“Efectivamente ha habido un incremento progresivo de los casos, sabemos que el incremento de los números puede ocurrir  de dos a tres semanas después de que tomamos alguna acción respecto a la movilidad, sabíamos que podía haber un incremento y es consecuencia del cambio evidentemente a semáforo Verde, de cinco semanas a la fecha se comienza la socialización relacionada con Día de Muertos y Halloween, y posteriormente El Buen Fin, posteriormente veremos el incremento de casos, de acuerdo con las siguientes fechas que también tendremos movilidad”, reconoció por su parte Zazil Flores Aldape.

Los contagios que se están registrando y mantienen en incremento los números, derivan de la carrera fuera de camino Baja Mil, que culminó el 20 de noviembre con concentraciones masivas, además, Gobierno del Estado y el Ayuntamiento de La Paz están organizando eventos masivos, en los que seguramente potencializarán los contagios.

“En la Semana 42 cerramos con 155 casos, en la 43 con 84 casos, y a partir de ahí hemos tenido un incremento, cerrando la 44 con 122, y con una probabilidad de que cerremos la Semana 45 con 267; tenemos también que los números de las últimas semanas en el número total de activos, aunque ha habido un incremento, no ha sido tan rápido como hace algunas semanas, es por eso que el Comité decidió limitar a los aforos aun en Nivel 1”, reiteró la secretaria estatal de Salud.

ASINTOMÁTICOS ELEVAN ACTIVOS

Es urgente que el Comité Estatal de Seguridad en Salud se tome muy en serio su papel como organismo encargado de velar por la salud de los sudcalifornianos, y es que en Estados Unidos ya se confirmó el primer caso de coronavirus de la variante Ómicron, detectada en el Continente Africano.

Se registró el 29 de noviembre, en un pasajero proveniente de Sudáfrica en California, Estado norteamericano que tiene una estrecha relación con el turismo sudcaliforniano.

“Es una alerta que tenemos, y es precisamente con base a esa alerta que estamos viendo con este número aumentado de casos, donde muchísimos son asintomáticos, que se llegó al acuerdo en el Comité de restringir los aforos y horarios, con la finalidad de contener la situación y evitar que en un momento dado no solamente sea el número de casos positivos, sino de asintomáticos, graves, intubados, y lamentablemente, que haya fallecimientos”, manifestó la funcionaria.

Los escenarios los está planteando el Comité, como dicen, “se están poniendo el huarache antes de espinarse”, ya iniciaron con el discurso que al aplicar más pruebas están buscando más casos, pero no reconocen que se les salió de las manos, que fueron malas decisiones y, por consiguiente, hay más contagios.

Lo cierto es, que están aplicando más pruebas porque hay más activos, muchos ya no creen en las autoridades porque propician violentar los lineamientos.

“Dentro de los escenarios posibles, cuando tengo un número muy grande de pruebas, lo que ocurre es que sí vamos a detectar muchos asintomáticos y vamos a poder contenerlos, pero si yo no tengo este dato, nos vamos a dar cuenta hasta que tengamos los pacientes sintomáticos y hospitalizados, entonces, encontrarlos en el momento que están asintomáticos, me va a indicar que en las siguientes semanas tengo más riesgo de incrementar las hospitalizaciones”, ejemplificó Zazil Flores Aldape.

Con urgencia están solicitando a la población que se tomen muestras en espacios públicos, y es que saben que cada día hay más casos activos, y en semáforo Verde, las familias están socializando más, sin importar que se reduzca el aforo.

“Evidentemente es resultado de estas pruebas que hemos tomado de forma aleatoria, la intención es que la gente se tome la muestra a pesar de estar asintomáticos, detectar gente positiva (a COVID-19), nos va a permitir restringir a personas en casa, evitar que tengan contacto con sus compañeros de trabajo y seguramente también con la familia, y eso contiene y evita que haya más transmisión. Es lo que nos evita en las siguientes dos o tres semanas, tener un incremento considerable y exponencial de hospitalización”, justificó la titular de la Secretaría de Salud del Estado.

Restauranteros solicitaron a Gobernador intervención para no afectar a comercios de La Paz, sino que revisen en dónde está el problema de contagios

RESTAURANTEROS PROTESTAN POR AFOROS

Ante el aumento de casos activos y brotes en BCS, la solución más sencilla del Comité Estatal de Seguridad en Salud, pese a sus malas decisiones, es afectar a los comerciantes, pero no a cualquiera. Sólo a aquellos de La Paz, porque en Los Cabos son intocables.

Ese es el sentir de los comerciantes, principalmente los restauranteros, que cada que hay rebrotes, son los primeros en ser afectados, pese a la gran inversión económica que aplican en protocolos y medidas sanitarias.

“La intención de disminuir los aforos, la posibilidad de contagios, pero sin restringir la economía, porque a final de cuentas, no tenemos incrementos en hospitalización y en pacientes intubados”, argumentó Zazil Flores.

En tanto, Julia Lorena Hinojosa Oliva, representante estatal de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) y su homólogo en La Paz, Luis Alonso Aguilar, hicieron un enérgico llamado a las autoridades sanitarias y al propio gobernador, recalcando que es injusta la afectación que están teniendo, cuando sus comercios cumplen al pie de la letra los lineamientos.

Incluso señalan que, aun cuando los contagios estaban disminuyendo, los restaurantes tenían aforos mayores a los que actualmente se tienen.

“En nombre de toda la industria restaurantera en La Paz, hacemos en una sola voz, un llamado de auxilio ante las medidas de restricción implementadas en la Mesa Estatal de Seguridad en Salud, donde se determinó que el horario permitido para laborar sería limitado hasta las 00:00 horas y el aforo a un 50% de la capacidad, para el caso de restaurantes-bar, bares, salones de eventos, taquerías, cenadurías, etcétera. Esta modificación viene a provocar una afectación económica irreversible y pone en riesgo a las empresas de alimentos y bebidas que subsisten principalmente en horario nocturno”, denunció el organismo.

Enfatizan que los restaurantes son espacios seguros, pues además de cumplir con las medidas sanitarias, se les exigen decenas de procesos para brindar mayor seguridad y calidad a los comensales.

“Entendemos que esta decisión obedece a disminuir el riesgo en los contagios, y por consiguiente, el número de casos; ese también es nuestro objetivo, y definitivamente queremos ser parte de la solución. Los restaurantes son espacios seguros, de esto han dado cuenta diversos estudios nacionales e internacionales”, lanzó la Canirac regional.

Además, solicitan tomar en consideración permitir el cierre de negocios de alimentos y bebidas a las 01:15 horas, teniendo 15 minutos para desalojar totalmente el local, y que acepten un aforo del 70% para tener solvencia para sueldos y compromisos de fin de año, como aguinaldos.

“Hemos sobrevivido solos y sin apoyos significativos, la situación ya no es la misma que en tiempos pasados. Tuvimos que utilizar nuestros ahorros y vender nuestros bienes para hacer frente a los gastos y compromisos adquiridos; las negociaciones particulares que se hicieron con proveedores o arrendatarios ya llegaron a su fin, las obligaciones fiscales y patronales no se terminan, hay presión por ponerse al corriente, sumando a todo esto las mensualidades de los préstamos que muchos de los compañeros restauranteros solicitamos a la banca comercial. La afectación de estas restricciones no sólo afecta los empresarios restauranteros, sino a todos los miles de trabajadores que laboran nuestros restaurantes”, puntualiza el llamado de la Canirac.

La solución -sugieren- no es restringir los aforos y horarios en negocios ordenados y bien establecidos, sino identificar aquellas actividades en las que no se puede tener un control real, como eventos masivos donde se promueve la movilidad.

 

Comentarios

Tipo de Cambio