“La escritura es el terreno de lo travesti”: Camila Sosa Villada en FIL

Foto: Cortesía FIL Guadalajara / Natalia Fregoso
Cultura sábado, 4 diciembre, 2021 12:27 PM

“La escritura es decir cosas por otras, es hacer pasar belleza en lo terrible”, expresó a ZETA la escritora travesti en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara

Guadalajara, Jalisco.- La escritora Camila Sosa Villada presentó en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) su tan celebrada novela “Las malas”, editada por el sello Tusquets de Grupo Editorial Planeta en 2019, a su vez ganadora del Premio Sor Juana Inés de la Cruz 2020.

Cabe recordar que, integrado por Ana García Bergua, Ave Barrera y Daniel Centeno Maldonado, el Jurado concedió el Premio Sor Juana 2020 a Camila Sosa (Argentina, 1982) por “la gran destreza narrativa, la originalidad del ambiente y la fuerza de los personajes que retrata” en su novela “Las malas”.

“‘Las malas’ es ficción y realidad trabajada en el molcajete del oficio y la inspiración. Su texto es rudo y a la vez hermoso, este extraño equilibrio lo convierte en una obra sobresaliente, cargada de lirismo, rabia y redención”, se lee en el acta del Jurado del Premio Sor Juana Inés de la Cruz 2020.

En “Las malas” (Tusquets, 2019), Camila Sosa cuenta la historia de la dadivosa Tía Encarna que daba alojamiento a las travestis que ejercían la prostitución en el Parque Sarmiento de la ciudad de Córdoba, Argentina, logrando con ellas, “las malas”, una especie de familia o hermandad; por otra parte, narra cómo las travestis rescatan y crían a un niño abandonado en el parque al que nombran “El Brillo de los Ojos”. En “Las malas”, Camila Sosa narra cómo la Tía Encarna y las travestis enfrentan la homofobia y la persecución, logrando una tensión y suspenso al grado de que el lector querrá saber la suerte final de las protagonistas.

Durante su presentación literaria en el Salón 4 de la Expo Guadalajara, por la noche del viernes 3 de diciembre de 2021, Camila Sosa (Argentina, 1982) estuvo acompañada de Gina Jaramillo. Durante la mañana, la narradora concedió una entrevista a ZETA a propósito de su novela ganadora del Premio Sor Juana Inés de la Cruz 2020.

Entre otras preguntas, también se le planteó que en “Las malas” de repente aparecen algunos pasajes memorables donde abunda la fantasía: “María finalmente cedió y me llamó a su lado, y se levantó la blusa toda bañada en lágrimas, como debe haber estado el manto de la Virgen María cuando vio morir a su hijo en la cruz, y me mostró todo su costillar izquierdo, del que brotaban unas plumas minúsculas de color gris, como de gallina bataraza”, se lee en alguna parte de “Las malas”.

– ¿De dónde viene la fantasía presente en tu obra”, inquirió ZETA a Camila Sosa.

“Siempre dicen del libro que tiene relámpagos de realismo mágico. Yo creo que el libro es de ciencia ficción en verdad, porque todo lo que tiene que ver con la realidad, con lo más real y crudo que es la prostitución y los clientes está invitado a esa magia de las travestis. Pareciera que a las travestis no nos permiten hacer ficción, que sólo tenemos que hablar de nuestra tristeza, de nuestra miseria. Esa interpretación de que yo he escrito una crónica o una autobiografía no es más que transfobia, es seguir confinándonos a un mundo de miseria y no permitirnos hacer la ficción”.

– ¿Qué relación haces entre escritura y travestismo?

“La escritura es el terreno de lo travesti”, expresó contundente Camila Sosa Villada para finalmente sentenciar.

“La escritura es decir cosas por otras, es hacer pasar belleza en lo terrible, es la experiencia de los crímenes, la experiencia del sexo, la experiencia de la sangre, del amor”, sentenció Camila Sosa Villada.

Comentarios

Tipo de Cambio