Gobierno de EU ofrece 5 mdd de recompensa por “El Guano”, hermano de “El Chapo”

Destacados viernes, 5 noviembre, 2021 4:32 PM

El Departamento de Estado estadounidense anunció, este viernes 5 de noviembre, ofertas de recompensas de hasta 5 millones de dólares, cada una, por información que conduzca al arresto o condena de cuatro narcotraficantes mexicanos que operan en los estados mexicanos de Chihuahua y Sinaloa, entre ellos Aureliano Guzmán Loera, alias “El Guano”, hermano del capo sinaloense Joaquín Archivaldo, “El Chapo”.

Además, el Gobierno de Estados Unidos ofertó recompensas -también por 5 millones de dólares cada una-, por los hermanos Ruperto, José y Heriberto Salgueiro Nevarez, quienes supuestamente “operan bajo el paraguas de la federación del Cártel de Sinaloa”.

Aureliano Guzmán Loera y los hermanos Salgueiro Nevarez están acusados ​​en Estados Unidos por violar las leyes anti drogas estadounidenses, que incluyen conspiraciones internacionales para distribuir marihuana, cocaína, metanfetamina y fentanilo, indicó el Departamento de Estado de EE.UU., en un comunicado.

“Esta oferta de recompensa complementa el anuncio de hoy del Departamento de Justicia de las acusaciones que acusan a Aureliano Guzmán Loera y los tres hermanos Salgueiro Nevarez, por violar las leyes internacionales de tráfico de estupefacientes”, señaló el portavoz Ned Price, citado en el comunicado.

Según el Departamento de Estado estadounidense, una de las acusaciones alega el tráfico de fentanilo, que, según las autoridades de EE.UU., es responsable de más del 63 por ciento de las 96 mil 779 muertes por sobredosis de drogas en los Estados Unidos, entre marzo del 2020 y 2021.

“Juntas, estas acciones son parte de un esfuerzo de todo el gobierno para combatir narcotráfico y crimen organizado transnacional a nivel mundial y en México. Esta recompensa se ofrece bajo el Programa de Recompensas por Narcóticos [NRP, por sus siglas en inglés] del Departamento de Estado”, agregó la institución.

“Más de 75 delincuentes transnacionales y grandes narcotraficantes han comparecido ante la justicia en virtud del NRP y el Programa de Recompensas contra la Delincuencia Organizada Transnacional (TOCRP) desde el inicio del NRP en 1986. El Departamento ha pagado más de 135 millones de dólares en recompensas por información que conduzca a detenciones”, abundó el comunicado.

“La Oficina de Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley administra el NRP en estrecha coordinación con la Administración de Control de Drogas [DEA], la Oficina Federal de Investigaciones [FBI], las Investigaciones de Seguridad Nacional del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE.UU. [ICE]”, y otras agencias gubernamentales”, enfatizó el Departamento de Estado estadounidense.

¿QUIÉN ES “EL GUANO”?

El 20 de octubre del 2016, el diario español El País, publicó un reportaje en el que aseguraba, que Aureliano Guzmán Loera, alias “El Guano”, hermano de Joaquín Archivaldo, “El Chapo”, tomó el control del Cártel de Sinaloa, y era el objetivo número uno de las autoridades mexicanas, “alertadas por su crueldad” y por una guerra contra sus enemigos, “que está desangrando el norte del país en su lucha por el poder”.

Según el rotativo español, mientras que “El Chapo” fue recapturado en enero de ese mismo año y se encontraba recluido en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) No. 9 en Ciudad Juárez, Chihuahua, “El Guano”, cuarto de los once hijos de María Consuelo Loera Pérez, “ya no vive más a la sombra de su hermano menor”.

Pese a ser tres años mayor, fue solo a partir de los sucesivos encarcelamientos de Joaquín Archivaldo, que “El Guano” -que opera en las comunidades de Huixiopa, Arroyo Seco y La Tuna- comenzó a ganar poder, afirmó entonces el diario español en un reportaje publicado en su edición impresa.

La captura de “El Chapo” generó una guerra entre cárteles por el tráfico de drogas al norte de México indicó El País español. Por un lado estaría su antiguo rival, Rafael Caro Quintero, alias “El Príncipe” -fundador del Cártel de Guadalajara en la década de los ochentas del Siglo pasado, y liberado en 2013 tras pasar 28 años en prisión-, quien habría reagrupado a su organización para tomar el poder.

También estaría el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), la organización criminal mexicana de mayor crecimiento en los últimos años, y además, el Cártel de los Beltrán Leyva, “los más sanguinarios rivales” del Cártel de Sinaloa, indicó el rotativo europeo.

Ante estas amenazas, Aureliano Guzmán Loera, enfocado en el negocio de la mariguana, había radicalizado el accionar de la organización fundada por su hermano, “El Chapo”, para que esta no perdiera su estatus y su antigua fuerza, señaló El País.

A pesar de que la organización criminal es una de las más fuertes del país, la detención y la probable extradición a Estados Unidos de “El Chapo”, había hecho que grupos armados disputaran las rutas hacia EE.UU. y el dominio del “Triángulo de Oro”, en donde se encuentra Badiraguato, la mayor zona productora de opio.

Los crímenes de “El Guano”, según el medio, incluirían la muerte de Ernesto Guzmán Hidalgo, su medio hermano, por sospecha de traición, además del asesinato de 5 soldados para liberar a uno de sus hombres en Culiacán, y constantes ataques contra los Beltrán Leyva.

Aureliano Guzmán Loera fue culpado por el Gobierno Federal como el autor intelectual de la emboscada acontecida en Culiacán, Sinaloa, el viernes 30 de septiembre del 2016, cuando 5 militares fallecieron y otros 10 resultaron heridos.

Esto lo aseguró, también -con base en “fuentes de primer nivel del Gabinete de Seguridad”-, el periodista Carlos Loret de Mola Álvarez, quien lo reportó, tanto en su columna ‘Historias de Reportero’ publicada en el diario El Universal, como en su programa ‘Despierta con Loret’, transmitido en ese entonces por la cadena Televisa.

La investigación oficial, que llevaba la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), de la entonces Procuraduría General de la República (PGR), “dio un giro”, ya que presumían que fue el hermano de “El Chapo”, quien pudo ordenar el rescate de Julio Óscar Ortiz Vega, alias “El Kevin”, que derivó en el asesinato de los soldados.

Eso hizo hecho que “El Guano”, se convirtiera en el “nuevo objetivo número uno del Ejército de México”, afirmó el rotativo español, reafirmando las diversas versiones periodísticas.

El entonces comandante de la Tercera Región Militar, el general Alfonso Duarte Mújica, responsabilizó horas después de la emboscada a los hijos de “El Chapo”, sin embargo, el abogado del capo sinaloense, José Refugio Rodríguez Núñez, aseguró que los culpables del ataque no fueron Archivaldo Iván y Alfredo Guzmán Salazar, por lo que la indagatoria apuntó a “El Guano”.

Según las mismas fuentes de Loret de Mola, “El Kevin” no sería un alto mando del Cártel de Sinaloa, “pero sí una pieza clave, porque sabe mucho de la organización criminal […] Por esto fue el violento operativo para que no cayera detenido”, aseguró el periodista.

Días antes se conoció una carta de los hijos del narcotraficante sinaloense, en la cual reiteraron que no fueron los autores de la emboscada que sufrió el convoy del Ejército Mexicano en Culiacán.

Con una estructura horizontal, el Cártel de Sinaloa está integrada por células independientes “que se unen dependiendo de sus necesidades”. Bajo el mando de Joaquín Guzmán, estas pequeñas células tuvieron un crecimiento exponencial mismo que fue a la inversa cuando se dio la caída del líder.

Por ello, señaló El País, según informes de inteligencia de organizaciones policíacas mexicanas citadas por el rotativo español, “era un paso lógico que Aureliano [El Guano] tomara el control”.

“A pesar de su perfil bajo y de que ha tenido varios encuentros desafortunados con campesinos derivados de peleas por algunas tierras, todo parece indicar que ahora es Aureliano la figura central que atrae la atención de las autoridades”, dijo el rotativo español.

Unos 150 presuntos sicarios comandados por el líder del Cártel de los Beltrán Leyva, Alfredo Beltrán Guzmán, alias “El Mochomito”, atacaron la residencia de María Consuelo Loera Pérez, en junio del 2015, y según las autoridades, miembros del CJNG secuestraron a los hijos de “El Chapo”, Iván y Alfredo Guzmán Salazar, en agosto, en el restaurante “La Leche”, de Puerto Vallarta, Jalisco.

Beltrán Guzmán es hijo de Alfredo Beltrán Leyva, “El Mochomo”, y sobrino de “El Chapo”. Estos últimos dos capos, actualmente presos, son originarios de la comunidad de La Tuna, municipio de Badiraguato, epicentro de la disputa criminal, situado en los en límites de Sinaloa con Chihuahua y Durango.

En la incursión de “El Mochomito” en La Tuna -comunidad ubicada en las montañas de la Sierra Madre Occidental- fueron asesinadas siete personas y quemadas cuatro viviendas. Incluso, María Consuelo Loera Pérez, madre de “El Chapo”, fue obligada a dejar su vivienda en el poblado.

El Comandante de la Novena Zona Militar, Rogelio Terán Contreras, confirmó al diario La Jornada que “El Mochomito” le declaró la guerra a “El Guano”, hermano de “El Chapo”, cabeza de la célula del Cártel de Sinaloa que opera en la sierra de Badiraguato.

“Todo para tener el control de los medios de producción, que son los sembradíos de enervantes que quieren ellos controlar”, señaló el mando militar, ya que es en la zona serrana del “Triángulo del Sol”, donde se encuentran los municipios en los que las fuerzas federales han hallado la mayor cantidad de plantíos de mariguana y amapola de todo el país.

DETIENEN A HERIBERTO SALGUEIRO, OPERADOR DEL CÁRTEL DE SINALOA

El 5 de febrero del 2015, elementos del Ejército Mexicano, en apoyo a la ahora extinta Policía Federal y a la Subprocuraduría Especializada en Investigación en Delincuencia Organizada (SEIDO), de la ya desaparecida Procuraduría General de la República (PGR), detuvieron a Heriberto Salgueiro Nevarez, en Culiacán, Sinaloa.

Según información oficial de ese entonces, Salgueiro Nevarez era el presunto encargado de las actividades del Cártel de Sinaloa para una organización delictiva que opera en el estado de Chihuahua y parte del estado de Sonora. También controlaba la siembra y producción de amapola así como de marihuana en esa zona serrana.

El presunto narcotraficante era considerado uno de los principales generadores de violencia en ambas entidades, ya que mantenía una pugna con otro grupo delictivo por el control del territorio, la venta y trasiego de droga, de la que se encargaba de su transporte hacia los Estados Unidos.

A Salgueiro Nevarez se le decomisó un arma larga, cinco armas cortas, 19 teléfonos celulares, un vehículo, 18 mil 900 dólares, y, 500 gramos de heroína. El detenido y todo lo asegurado fue a puesto disposición del Ministerio Público de la Federación, adscrito a la SEIDO.

Su hermano, Noel Salgueiro Nevarez, alias “El Flaco”, presunto operador de “El Chapo” Guzmán Loera en Chihuahua, fue extraditado a Estados Unidos, el 17 de diciembre del 2019, por el Gobierno Federal mexicano, encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Comentarios

Tipo de Cambio