Celebran la vida Farruko y Ozuna al ritmo del perreo

Espectáculoz domingo, 28 noviembre, 2021 9:53 AM

Brindan los reggaetoneros boricuas dosis de música urbana ante la algarabía de los mexicanos, quienes se vieron deleitados con la interpretación de sus éxitos

 

Los cantantes puertorriqueños encendieron el escenario del festival Coca Cola Flow Fest en la Ciudad de México la noche del sábado 27 de noviembre cuando hicieron su aparición en el encuentro sonoro de música urbana, aclamado por más de 50 mil personas que se dieron cita en el complejo deportivo Autódromo Hermanos Rodríguez.

 

Con temas como “La tóxica”, “Si se da”, “Vamos pa la playa”, “Cositas que hacíamos”, “6 a.m.” y su éxito más reciente “Pepas”, la audiencia enloqueció con Farruko, quien provocó que el suelo retumbara entre brincos y el famoso perreo. Sin embargo la fiesta reggaetonera se vio opacada unos minutos cuando el intérprete interrumpió el tema “Passion Wine” para llamar la atención a un grupo de personas que peleaban entre la multitud.

“Si no paran ahora, me bajo del escenario, me voy yo, porque eso no es para hacerse acá”, reclamó a quiénes peleaban, sin embargo eso no logró acabar con el cálido ambiente, pues el de Farruko, fue de los show más esperados de la noche.

Finalmente, agradeció a sus fans mexicanos por el recibimiento y enfatizó la victoria sobre la pandemia:

“Me siento muy agradecido de poder estar de nuevo en un escenario después de tres años, todos los que estamos aquí vencimos al COVID, así que demos un aplauso por los que no la libraron”.

 

La multitud se encaminó poco a poco al show de Ozuna, que entre pirotecnia, humo y un espectacular show de drones, subió al escenario poco después de las 22:30, apenas unos minutos retrasado. “Baila, baila” fue el tema elegido para abrir la pista del perreo, seguido de los éxitos “China”, “Caramelo”, “Una locura”, “Diles”, y “Del mar”.

 

Ozuna inició su carrera en 2012 y desde entonces se ha posicionado como uno de los más aclamados exponentes del género y no dudó en agradecer el apoyo de todos los presentes: “Los amo mucho, mucho, gracias por recibirme en su casa, por darme su cariño y me corazón”, añadió mientras en el cielo drones formaban diversas figuras: las banderas de México y Puerto Rico, y un cálido “Gracias México”.

De esta manera se despidió el también llamado “negrito ojos claros”, dejando tras su presentación a miles de fanáticos satisfechos y enardecidos casi al cierre del festival. (Melanie M. Pérez Aparicio / Especial para ZETA)

 

Comentarios

Tipo de Cambio