Reforma eléctrica amenaza inversiones, dicen empresarios; Monreal pide “prudencia” a CFE

Foto: Cuartoscuro
Destacados lunes, 18 octubre, 2021 12:08 PM

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) advirtió, este lunes 18 de octubre, que las recientes declaraciones de Manuel Bartlett Díaz, director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), ponen en “grave riesgo” el cumplimiento de las leyes y la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

“Con las recientes declaraciones es evidente que el respeto y cumplimiento de las leyes y la Constitución en nuestro País están en grave riesgo y la solución no es que un grupo de personas dicten normas inconstitucionales, sino todo lo contrario, debemos reforzar y consolidar aún más nuestro Estado de Derecho”, advirtió el CCE en un comunicado.

El Consejo subrayó que quieren impedir que desde el Gobierno Federal se vulneren y se pasen por alto, de forma arbitraria, los diques de contención legales, porque sería admisible que cualquiera lo haga o que cualquier ciudadano que considere que una ley no le favorece, la desconozca.

“Utilizar el nacionalismo como pretexto para atentar contra nuestro Estado de Derecho es realmente un ataque contra todos nosotros. Es un atentado contra el sistema que tantos años nos ha costado construir y contra los preceptos legales que nos protegen de la arbitrariedad del autoritarismo. No vayamos contra la historia de nuestro País que creó y fortaleció el Estado de Derecho”, subrayó el CCE en un comunicado.

“Reformar la ley con base en la ideología y la manipulación de los distintos sectores de la ciudadanía es totalmente inaceptable. Es una estrategia política que sólo genera, como resultado, el engaño y la división de la sociedad”, señaló la CCE en un comunicado.

“Las 12 organizaciones que integran el CCE hacemos un enérgico llamado a respetar el Estado de Derecho e invitamos al Poder Legislativo a emitir un voto sustentado y responsable. No a la provocación y a la polarización, sí al diálogo respetuoso para mantener una industria eléctrica fuerte, sana y competitiva, generadora de empleos y crecimiento en favor del bienestar de México”, subrayó el Consejo.

Por su parte, la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) dijo que es falso afirmar que los empresarios no pagan y no invierten. “Rechazamos categóricamente cualquier tipo de descalificación y señalamiento sin fundamento en contra de las empresas e inversionistas”, indicó en un comunicado.

“Estas imputaciones irresponsables en contra de un sector no abonan al crecimiento de nuestro país y al interés común de impulsar el avance de la industria eléctrica -particularmente de la CFE- en condiciones de justicia, donde se respete el Estado de Derecho y se promueva la libre competencia”, señaló la COPARMEX.

La Confederación Patronal añadió que los empresarios han actuado en el marco de la ley para contribuir a la generación de energías limpias, que para los usuarios finales sean más baratas y menos contaminantes, pues hasta el momento, el marco regulatorio lo permite.

El organismo empresarial hizo un llamado para que el sector público y el sector privado sentemos las bases de una colaboración respetuosa, que piense primero en México, donde se dejen a un lado las diferencias y los conflictos, además que en ambas partes asuman “con responsabilidad nuestra obligación de encontrar soluciones a los grandes desafíos de México”.

“En COPARMEX, queremos energía para todos. Que sea limpia, que sea barata, que impulse el desarrollo de México y nos permita como nación, cumplir con nuestros acuerdos internacionales”, declaró. Los errores y abusos de los empresarios deben ser señalados y corregirse con base en la ley para que contribuya a la transparencia y certidumbre en la industria, expresó.

“Los empresarios no estamos en contra de que exista una regulación firme en materia energética, pues esperamos que el Estado continúe siendo garante de la electricidad para los mexicanos […] Sí estamos a favor de que los mexicanos contemos con un servicio de mayor calidad y a un mejor precio, lo que en el corto plazo resulta imposible para la CFE, pues no cuenta con recursos para invertir en generación, transmisión, distribución y comercialización”, manifestó.

La Confederación Patronal de la República Mexicana estimó pertinente que la CFE fortalezca sus capacidades en la transmisión y distribución, y se complemente con inversión privada en la generación, principalmente de energías verdes cuyos procesos de producción son menos contaminantes y de bajo costo.

“Reiteramos nuestra disposición para aportar ideas que generen acuerdos, pues los mexicanos y el Gobierno de México cuentan con la experiencia del sector empresarial para encontrar juntos mecanismos que nos garanticen la generación de energía eléctrica desde el respeto a las leyes y normas que rigen este importante sector de la vida nacional”, aclaró la CFE.

NO HABRÁ INDEMNIZACIÓN PARA EMPRESARIOS EN CASO DE CONTRATOS CANCELADOS, DICE BARTLETT

El pasado 15 de octubre, el titular de CFE declaró que si se aprueba la reforma eléctrica, no habrá indemnización en el caso de los contratos cancelados. Además, Bartlett Díaz afirmó que las unidades de autoabasto se llevan casi la mitad de la energía.

“Se van a cancelar [los contratos] y no [se va a indemnizar]. Ya se acabaron. Por eso los invitamos [a las empresas] a que participen en un sistema que les conviene, porque esta telaraña que inventaron no es sostenible y no lo vamos a aceptar en el Gobierno mexicano”, indicó el funcionario federal.

“No hay aquí indemnizaciones porque es una decisión de la Constitución de México. Entonces, eso de que los vamos a indemnizar, no […] La Constitución tiene la facultad para reformar todo y no creo yo que deba de haber una disputa de este tipo”, agregó Bartlett Díaz.

La propuesta de reforma presentada el pasado 1 de octubre contempla la cancelación de todos los permisos de generación eléctrica otorgados y los contratos de compra-venta de electricidad, así como las diversas figuras de generación privada y las solicitudes pendientes de resolución.

El funcionario federal aclaró que, pese a la cancelación, las empresas pueden continuar en el mercado hasta con 46 por ciento de la participación, siempre y cuando vendan su energía únicamente a la CFE y bajo las reglas que el Estado determine.

“La CFE acepta la inversión privada con el 46 por ciento. Hay una inversión privada que no se va a expropiar, se va a respetar en un nuevo modelo […] Les estamos invitando a que participen. Ellos quieren participar, ellos dicen que quieren mucho a México, que se quieren quedar aquí, muy bien, pero bajo las reglas del Estado”, abundó el director general de la CFE.

Asimismo, Bartlett Díaz calificó de ilegal la figura de autoabasto, afirmando que las empresas que construyeron centrales simularon tener socios cuando en realidad tenían clientes, además de no pagar por la transmisión de la energía.

Por ello, señaló que las grandes empresas consumidoras de energía, como Walmart, Femsa-Oxxo, Telcel y Chedraui estarán obligadas a comprar la energía “legal” que venderá la CFE. Además, aseguró que el esquema de autoabasto desaparecerá por ser ilegal y los grandes consumidores tendrán que comprar la energía “honesta” de la empresa estatal.

MONREAL PIDE A CFE ‘RECATO Y PRUDENCIA’ EN TORNO A REFORMA ELÉCTRICA

Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) del Senado de la República y coordinador del grupo parlamentario del partido Morena en la Cámara alta, consideró, a través de su cuenta de la red social Twitter, que la CFE, así como quienes laboran en dicha empresa paraestatal, “están obligadas a mantener recato y prudencia”.

El ex gobernador de Zacatecas y ex jefe delegacional de Cuauhtémoc, en la Ciudad de México, dijo, en el mismo tuit, que el Senado de la República actuará “con responsabilidad y congruencia” en este tema.

AMLO AMENAZA INVERSIONES DE ESTADOS UNIDOS, SEGÚN ARTÍCULISTA DEL WSJ

Con la reforma eléctrica, el Gobierno encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, busca apoderarse de la inversión de Estados Unidos en México, según acusó un artículo de opinión, publicado ayer domingo 17 de octubre, en el diario estadounidense The Wall Street Journal.

En el artículo titulado ‘México se mueve para apoderarse de los activos estadounidenses: ¿Por qué López Obrador tiene la impresión de que a Biden no le importa?’, la articulista Mary Anastasia O´Grady acusa que la iniciativa de reforma eléctrica que el político tabasqueño envió el Congreso de la Unión, es un retroceso que pone en peligro 45 mil millones de dólares en capital privado, extranjero y nacional.

“El proyecto de ley viola el T-MEC, ya que deroga contratos, despoja caprichosamente de valor a los inversionistas, elimina la competencia basada en el mercado, discrimina al capital privado, cancela el acceso a actividades no reservadas como exclusivas en el acuerdo y elimina los registros independientes”, señala el texto.

La articulista denunció también que el mes pasado, la Guardia Nacional, “al amparo de la oscuridad”, cerró por órdenes del ente regulador de energía del país una terminal de combustible de Monterra Energy, de la firma estadounidense KKR en Tuxpan, Veracruz, lo que significa “una fracción del problema”.

SIN REFORMA, TARIFAS DE LUZ A LAS NUBES: AMLO; NO SE NACIONALIZARÁ NADA: NAHLE

El pasado 11 de octubre, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que sin la reforma constitucional al sector energético que su Gobierno impulsa, las empresas se apoderarían del mercado eléctrico y las tarifas de la luz se irían “a las nubes”.

Durante su conferencia de prensa matutina, el mandatario nacional adelantó que se daría una explicación respecto al contenido de la reforma a la Constitución, en materia eléctrica, para que los mexicanos sepan porqué conviene al pueblo. Acotó que algunos no desean que esto suceda, porque les beneficia el actual marco legal.

“Lo que fue la llamada reforma energética, que favorece a un puñado de empresas, a los potentados, a los que se sentían dueños de México, a costa del sufrimiento de la mayoría de la gente”, puntualizó el político tabasqueño, quien destacó, además, que las grandes corporaciones pagan “muy poquito” por la luz y, según él, los 46.2 millones de usuarios tienen que pagar más.

“Las grandes corporaciones pagan muy poquito por la luz, los más de 40 millones de usuarios tienen que pagar más que los que tienen grandes corporaciones, centros comerciales, los que utilizan la luz con propósitos comerciales y el que tiene uno dos focos, tiene que pagar proporcionalmente más que los machuchones”, dijo el presidente.

“Todo esto lo fueron tramando para ir debilitando a la Comisión Federal de Electricidad [CFE], que es una empresa pública que no propósitos de lucro, que es para servirle al pueblo, para que todos tengamos acceso a la electricidad. Le fueron quitando el mercado y fueron apoyando a empresas particulares que sí tienen propósitos de lucro”, agregó el mandatario nacional.

El titular del Poder Ejecutivo Federal insistió en que si no se hace la reforma a la Constitución, estas empresas, “que se sentían dueños de México”, terminarán apoderándose de todo el mercado eléctrico y las tarifas de luz para los usuarios estarían “por las nubes”.

Por su parte, Rocío Nahle García, titular de la Secretaría de Energía (SEBER), destacó que con la reforma eléctrica las empresas privadas todavía tendrán para operar el 46 por ciento del mercado. Asimismo, rechazó que se expropie la industria, ya que, según la funcionaria federal “no se les va a nacionalizar nada, ni un tornillo, ni una tuerca”.

La titular de la SENER aseguró que la CFE “mantiene la misión de servicio social y con ello las tarifas de la luz se podrán mantener a un precio por debajo de la inflación”, mientras que “los privados van a estar en el mercado en el 46 por ciento y no se les va a nacionalizar nada”.

“El Estado preservará la seguridad y autosuficiencia energía de la nación y el abastecimiento continuo de energía eléctrica a toda la población como condición indispensable para garantizar la seguridad nacional y el derecho humano a la vida digna”, aseveró la funcionaria federal.

“La electricidad es un suministro básico quien no lo tiene genera pobreza social, por eso está considerada como seguridad nacional y derecho humano […] Se fijó un orden: nuclear, solar y eólica, geotermia, gas y hasta sexto lugar las hidroeléctricas, térmica y carbón”, detalló Nahle García.

Comentarios

Tipo de Cambio