La ausencia de justicia, motivo para la delincuencia (Segunda parte)

Foto: Internet
Opinionez lunes, 4 octubre, 2021 12:00 PM

“Los hombres no quieren la verdad; piden solamente una mentira disfrazada”

-Louis Dumur

 

Respecto a la incapacidad del Estado Mexicano para solventar el tema de la seguridad pública, basta con que les mencionemos que al menos el 84% de las carpetas de investigación de delitos federales -que en números llegaron a 108,668- que se atendieron durante el año 2018, por supuesto, dentro del sistema acusatorio ya vigente en todo el país, se enviaron al archivo temporal o se declaró incompetencia; mientras que apenas un escaso promedio del 14% se judicializaron, estos datos de acuerdo con la segunda entrega de la Cuenta Pública que reportó la ASF (Auditoria Superior de la Federación).

Como consecuencia de lo anteriormente expuesto existieron múltiples delitos que no derivaron en una consecuencia punitiva; sin lugar a duda, este es un factor que contribuye al incremento de la incidencia delictiva, por una sencilla razón: se comete un delito y no hay quien investigue o trate de esclarecer el mismo y menos aún se trate de ubicar al o a los presuntos responsables, lo que representa un aliciente para el delincuente pues sabe que sus actos punibles nunca serán perseguidos.

En el mes de diciembre del 2018 la Auditoria Superior de la Federación detectó un rezago de por lo menos 36,125 indagatorias, de las cuales, 22,741 son carpetas de investigación dentro del sistema de justicia penal. Quisiera destacar que entre el 2000 al 2020, México perdió más de un centenar de periodistas que estuvieron al servicio de los desprotegidos. Solamente Afganistán y Siria—países en guerra—han registrado más muertes de periodistas.

Con las muertes de estos periodistas, han quedado truncas las investigaciones sobre el crimen organizado, la pobreza, el despojo de la tierra de los pueblos originarios por las empresas multinacionales, el desvió de dinero, la devastación de selvas, bosques. La impunidad avasalló a la tragedia.

Al momento de escribir las presentes líneas, más del 99% de los casos no se resolvieron, lo que se traduce en que no hubo culpables y por supuesto existió una ausencia de castigo; nada se sabe sobre los asesinos materiales, menos aún, sobre los intelectuales, ni de sus por qués. Lo cierto es que es de alta peligrosidad en México ejercer el periodismo, ya que tiene dos actores estelares: uno es la violencia desatada por la guerra en contra de los carteles de la droga y el otro es la impunidad. Los dos riñen por el protagonismo. Pero… son codependientes.

 

Benigno Licea González es doctor en Derecho Constitucional y Derecho Penal. Fue Presidente del Colegio de Abogados “Emilio Rabasa”, A. C. 

Correo: liceagb@yahoo.com.mx

Comentarios

Tipo de Cambio