Bonito nombre

Internet
Columnaz lunes, 11 octubre, 2021 12:00 PM

— ¿Cómo se llama tu mujer?

“Lucía Fernanda”.

— Bonito nombre.

“De cariño le llamo Lucifer”.

Autor: Mejor así lo dejamos.

 

Borracho de madrugada

Suena el timbre de una casa a las tres de la mañana. El dueño abre la puerta y se encuentra con un completo desconocido, borracho, diciéndole:

— Señor, por favor, ¿me haría el favor de empujarme un poco, que…?

“Pero, ¡cómo se atreve a tocar a mi puerta a las tres de la madrugada! Yo a usted ni lo conozco, y en tres horas me tengo que levantar para irme a trabajar. ¡Deje de molestarme y váyase de mi casa!”.

El borracho se disculpa y se va obediente y cabizbajo. El dueño regresa a su cuarto, muy molesto; se queda insomne y empieza a sentir un poco de remordimiento de conciencia:

“Y si me hubiera pasado a mí… ¿Si mi auto se quedara tirado en medio de la madrugada y nadie me ayudara a empujarle? Debemos ayudar al prójimo, ¡sabe Dios lo lejos que estará ese hombre de su casa! Hay que ser solidario”.

Total, que decide salir a buscar al borracho. Abre su puerta y ya no hay nadie, más que el parque de en frente, medio a oscuras, y decidió gritar:

“¿Dónde está el que necesita que le empujeeeeee?”.

En eso el borracho responde a lo lejos:

“¡Aquiiiiiiiií! ¡En el sube y baja!”.

Autor: Un sobrio y desvelado.

 

La secre

Enfadado, un jefe dice a la secretaria:

¿Es que no oye el teléfono, señorita? ¿Por qué no contesta?

“¿Para qué, si todas las llamadas son para usted?”.

Autora: La que se dice “asistente”.

 

La cocinera nueva

– Mi nueva cocinera es un sol.

“¿Guisa bien?”.

– No, ¡lo quema todo!

Autor: El chef.

 

Lotería

Una mujer quería comprar un número de lotería, pero estaba indecisa sobre qué números escoger. Se dirige al joven vendedor:

Quiero jugar a la lotería, pero la verdad es que no sé cómo escoger los cinco números.

¿Me puede ayudar?

“Claro. Por ejemplo, dígame. ¿Cuántas veces ha salido usted del país?”.

Cuatro veces.

“Perfecto, ese es su primer número, el 4. Ahora dígame, ¿cuántos hijos tiene?”.

Dos hijos.

“Okey, ese es su segundo número. ¿Y cuántos libros ha leído este año?”.

Cinco.

“Ahora cuénteme, ¿cuántas veces al mes hace ya sabe qué con su marido?”.

Oiga, eso es muy personal, ¿no cree?

“Bueno, ¿quiere o no ganar la lotería?”.

Bueno… dos veces al mes.

“Bien. Ahora que ya entramos en confianza, dígame: ¿Cuántas veces en su vida le ha puesto los cuernos a su marido?”.

Perdone, joven, pero ¡no soy de esas mujeres sueltas!

“Está bien, está bien, no se enoje, eso quiere decir que cero veces. Ya lo tengo. Su número es el 4-2-5-2-0.

Efectivamente la mujer compra la serie completa y al día siguiente lo primero que hace es mirar el periódico. Encuentra que el número ganador del premio es 4-2-5-2-7 y, furiosa, exclama:

“¡¡¡Eso me pasa por mentirosa!!!”.

Autor: Anónimo del Super Lotto.

 

La nocturna

Dos obreros de la construcción hablan durante el almuerzo:

¿Sabes quién es Miguel de Cervantes?

“Pues no…”.

¡Qué tonto eres! Deberías ir a la nocturna.

Y al día siguiente, vuelve a preguntar:

¿Sabes quién es Albert Einstein?

“Pues no…”.

¡Qué tonto eres! Deberías ir a la nocturna.

Y otra vez, al siguiente día, el mismo obrero pregunta:

¿Sabes quién es Karl Marx?

“Pues no…”.

¡Qué tonto eres! Deberías ir a la nocturna.

Ya harto, el compañero responde:

Y tú, ¿sabes quién es Pedro Toro?”.

“Pues no…”.

¡Qué tonto eres! Es el tipo que sale con tu mujer ¡mientras vas a la nocturna!”.

Autor: Pepe Toro.

 

La novia del marido

Dos amigas conversan de amores, cuando una le dice a la otra:

¡Lo que hay que ver! Resulta que después de dos años de relación, ayer mi novio me habló de matrimonio.

“¿Y qué te dijo?”.

– ¡Que es casado y tiene dos hijos!

Autor: Ex novio

Comentarios

Tipo de Cambio