Ex socios, los autores del regalo bomba en Salamanca

Ezenario lunes, 27 septiembre, 2021 12:00 PM

Una deuda millonaria del propietario del restaurante Barra 1604 con dos ex socios fue el móvil del paquete explosivo que cobró la vida de dos personas y causó lesiones a otras cinco, la tarde del domingo 19 de septiembre en Salamanca, Guanajuato, informó el fiscal general de esa entidad, Carlos Zamarripa Aguirre.

El funcionario reveló que los presuntos autores del “regalo bomba” ya fueron detenidos. Se trata de Georgina “N” y Eduardo “N”, con quienes Mauricio Salvador Romero Morales, dueño del negocio gastronómico y uno de los fallecidos, conformó una sociedad comercial que terminó en conflicto y encono.

Zamarripa Aguirre indicó que la pareja viajó desde Cortazar hasta Salamanca para consumar una venganza, recorrido que fue corroborado a través de videos de seguridad obtenidos por agentes investigadores, en los que se advierte que la pareja llevaba el paquete con forma de regalo, destinado a Mario Alberto Hernández Cárdenas, gerente del restaurante que cumplía años y que fue la otra víctima mortal.

El fiscal agregó que tanto Georgina como Eduardo habían establecido una sociedad de facto para poner en funcionamiento el restaurante Barra 1604, apenas unos meses atrás. Al parecer los ahora capturados aportaron una importante cantidad de dinero para el proyecto, pero al final no fueron incluidos en la constitución de la empresa, situación que les molestó a los imputados y al parecer es el móvil del crimen.

La Fiscalía investigó a la empresa de mensajería que realizó el envío, pues a través del teléfono celular del repartidor, quien resultó lesionado por la explosión del regalo abierto por Mario Hernández, se conoció de la solicitud de entrega del paquete a Mauricio, el propietario. El mensaje decía “llevarlo al bar Barra 1504 (sic) y preguntar por el dueño”.

Trascendió que la pareja contrató el servicio de una compañía de mensajería de Salamanca a través de un mensaje de WhatsApp. La mujer entregó el paquete en un punto del municipio guanajuatense y dio instrucciones al mensajero, advirtiéndole que tuviera mucho cuidado con el regalo porque su contenido era frágil y que tenía que ser entregado al dueño.

El resto de la historia es conocido: la tarde noche de ese domingo, Mauricio y el cumpleañero Mario Alberto salieron a la puerta del restaurante ubicado en la avenida Faja de Oro para recibir el paquete con globos y serpentinas. El gerente abrió el regalo y el explosivo, de fabricación casera, se activó, produciéndose el estallido.

Los detenidos fueron imputados por los delitos de homicidio calificado y por tentativa de homicidio calificado.

Comentarios

Tipo de Cambio