Tokio sigue vibrando

Foto: Cortesía CONADE/La delegación mexicana
Deportez lunes, 30 agosto, 2021 12:00 PM

El tradicional fuego regresó al Estadio Olímpico de Tokio para encender el pebetero de la edición XVI de los Juegos Paralímpicos, los cuales se desarrollarán hasta el 5 de septiembre.

La ceremonia de apertura, que tuvo por lema “Tenemos Alas”, destacó el poder del deporte y un sentido de esperanza para el futuro, en una edición que será diferente a otras porque tuvo que superar el obstáculo de la pandemia del COVID-19, para poder llevarse a cabo. En esta ocasión, la ciudad sede mostró aspectos de su cultura tradicional fusionados con sus grandes avances tecnológicos, en un colorido espectáculo ambientado con una ecléctica combinación musical.

El emperador de Japón, Naruhito, fue el encargado de realizar la declaratoria oficial de inauguración para los XVI Juegos Paralímpicos, con los que la capital de Japón hizo historia al ser la primera ciudad del mundo en organizar unos Juegos Paralímpicos por segunda ocasión (fue sede en 1964). Tras el encendido del pebetero paralímpico, cuyo fuego recorrió previamente más de 880 municipios, en las 47 prefecturas de Japón, la ceremonia concluyó entre una fiesta de luces multicolores y fuegos pirotécnicos, para dar paso a las competencias.

México se hizo presente en la fiesta deportiva con la selección, encabezada por sus abanderados Amalia Pérez Vázquez, triple campeona paralímpica de para powerlifting, y Diego López Díaz, campeón mundial de para natación. La delegación mexicana está integrada por 60 atletas, 29 mujeres y 31 hombres, quienes buscan el podio en 11 disciplinas, con la meta de llegar a la cifra histórica de 300 medallas; y también conquistar la presea de oro número 100 para nuestro país, en lo que va de la justa.

“Mi expectativa es venir a Tokio 2020 a hacer mis mejores Juegos. Tengo 21 años en estas competencias, pero 30 dentro del para powerlifting, y en cualquier momento estoy esperando mi descenso; porque como todo tiene un principio, tiene un final. Es sorprendente conocer tus capacidades, saber cómo te das la oportunidad de que tu cuerpo siga fortaleciéndose, superando récords y marcas”, destacó Amalia Pérez, quien cuenta con 21 años de experiencia paralímpica.

Pérez Vázquez acumula cinco preseas en Juegos Paralímpicos: plata en Sídney 2000, plata en Atenas 2004, oro en Beijing 2008, oro en Londres 2012 y oro en Río 2016.

“Cada competencia es increíble, cada ciclo ha sido realmente inspirador para mí, pero creo que Sídney 2000 es especial porque fueron mis primeros Juegos Paralímpicos. Gracias a esa edición conocí el mundo del deporte paralímpico, que me permitió conocer diferentes países y personas. Sé que a través de estos años han venido generaciones nuevas y me siento orgullosa de compartir con ellas”.

La mexicana, considerada por los medios internacionales como una “súper estrella del para powerlifting”, competirá el 28 de agosto en el Foro Internacional de Tokio.

“Se que voy a dar lo mejor de mí, es parte de la estrategia. Voy a enfrentar a una muy buena competidora y es muy respetable su trabajo; creo que cada una de nosotras venimos con la misma ilusión, compromiso y orgullo de representar a una nación y eso para mí es muy respetable”.

“El saber, esperar y soñar que veníamos a estos Juegos Paralímpicos, me hace vivir al máximo cada momento, porque ha sido una gran expectativa. Desafortunadamente vivimos todavía una tercera ola de la COVID-19, con los focos rojos, y saber que a lo mejor podrías salir infectado y truncarse ese sueño… es una zozobra para los deportistas”, reconoció la originaria de la Ciudad de México.

Comentarios

Tipo de Cambio