Tienen miedo de ser víctimas de delito la mitad de las niñas en BC: World Vision

Foto: Ernesto Eslava.- “Son niños que tienen muchas condiciones de vulnerabilidad”.
Ezenario lunes, 23 agosto, 2021 12:00 PM

La mitad de las niñas y adolescentes en Baja California se sienten inseguras de acuerdo al reciente estudio realizado por la organización mundial World Vision. Actualmente, 53.3 por ciento de las menores de edad sienten que pueden ser víctima de algún delito; 60 por ciento cree que el peligro pudiera estar en casa. En contraste con los niños y adolescentes, solo el 33 por ciento se siente inseguro y el 55.6 por ciento cree que puede ser víctima de algún delito en la escuela o en la calle.

Entre los focos rojos que se deben vigilar están las zonas de alta incidencia delictiva, donde los niños pueden convivir en un entorno con adultos relacionados con crímenes como el narcomenudeo, incluso la prostitución; debiéndose atender y dar seguimiento a los programas de prevención del delito y aplicar programas de desarrollo social, explicó Tonatiuh Magos, director de incidencia política y movilización para World Vision México, sobre los niños en zonas con altos índices delictivos.

“Son niños que tienen muchas condiciones de vulnerabilidad. Las condiciones de trabajo de los cuidadores: primero tienen pocas capacidades para el acompañamiento de estas niñas y adolescentes que están viviendo de esta manera. Estos niños son mucho más proclives que replicar estas conductas y es ahí donde el Estado y los gobiernos locales tienen que enfatizar más; porque están alejados de los servicios y eso los hace presas fáciles para grupos de tratantes y de traficantes, o para ser movilizados por el crimen organizado”, añadió Magos.

La contingencia sanitaria incrementó la vulnerabilidad de los niños, pues el impacto que tuvo la economía familiar los llevó a abandonar la escuela, y a otros a sumarse en la búsqueda de recursos para el gasto corriente del hogar.

“Hay muchos indicadores preocupantes que se han pronunciado con la pandemia. Primero: la tasa de deserción escolar ha aumentado considerablemente. La capacidad de los sistemas educativos formales no ha podido atender sobre todo a los que tienen mayor cercanía en la pobreza. Esto los ha expulsado de los sistemas educativos, los ha acercado al trabajo infantil y también los hace presa fácil para grupos criminales. El ingreso familiar ha caído y eso ha provocado que los lleven al trabajo infantil”, compartió el representante en México de World Vision.

En el estudio se revela que entre el 53.3 y 62.9 por ciento de los encuestados respondieron que se ha hecho algo, pero no mucho. Los que mayor participación tienen en estos programas son: el gobierno con el 60 por ciento de acciones preventivas y 72 por ciento de respuesta; Sistemas de Justicia con 36 por ciento de prevención y 40 por ciento de respuesta; y Organizaciones de la Sociedad Civil con 40 por ciento en prevención y 38 por ciento en reacción.

Comentarios

Tipo de Cambio