Regreso a clases, opcional en BCS

Foto: Cortesía de SEPBCS
Edición Impresa martes, 24 agosto, 2021 8:13 PM

El sector docente manifiesta su temor ante el retorno a las aulas, mientras que las autoridades estatales preparan los inmuebles escolares para quienes decidan enviar a clases presenciales a sus hijos e hijas; se estima que en el Estado hay unos 240 mil alumnos de educación básica. En la Asociación de Padres de Familia de BCS, consideran que los estudiantes no deberían regresar a clases si no están vacunados

 

 

 

A poco más de una semana de que inicie el ciclo escolar 2021-2022, el gobernador del Estado de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis, confirmó que habrá regreso a clases voluntario. Los salones estarán habilitados con protocolos de bioseguridad, listos para recibir a las y los alumnos cuyos padres y madres decidan enviarlos a las escuelas.

Mendoza Davis expuso que han trabajado de la mano con el gobernador electo, Víctor Castro Cosío, en mesas de educación para atender este tema luego de la instrucción del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Gobernador, Carlos Mendoza

El mandatario dijo estar de acuerdo con Víctor Castro en darle hacia adelante con la apertura voluntaria del ciclo escolar presencial, y apoyará a su sucesor en esa decisión.

“Estamos trabajando de manera muy cercana con la nueva administración en la Mesa de Educación, realmente son ellos los que tienen que tomar las decisiones a propósito de lo que habrá de suceder; nosotros vamos a estar 10 días del siguiente ciclo escolar”, afirmó.

No hay un estimado de cuántos alumnos podrían regresar a clases presenciales el próximo 30 de agosto, ya que las primeras semanas servirán para calcular la respuesta de los padres y madres de familia.

“Estoy seguro que los padres de familia van a tomar su decisión hasta el último momento, como ustedes saben, el COVID no es un tema que tenga una evolución uniforme en todo el Estado. Estoy seguro que será algo que, de manera paulatina, en la medida que puedan comenzar a regresar los primeros y se vea que no hay incidencias, seguramente los padres de familia comenzarán a tomar confianza para que esto suceda”, expresó Carlos Mendoza.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Educación Pública (SEP), en Baja California Sur hay 240 mil estudiantes, de los cuales alrededor de 150 mil son de primaria y secundaria.

La SEP contabiliza más de 13 mil 500 docentes en la entidad, aproximadamente 8 mil 500 laboran en educación básica. Todos se encuentran en estos momentos en talleres intensivos de capacitación.

DECISIÓN ESTUVO EN MANOS DE LA FEDERACIÓN

Desde el inicio de la pandemia por COVID-19, en marzo de 2020, el Comité Estatal de Seguridad en Salud de Baja California Sur determinó que no habría regreso a clases presenciales hasta que el Semáforo de Alerta Sanitaria avanzara a Verde.

El titular de la Secretaría de Salud, Víctor George Flores, informó que el escenario cambió, pues esta decisión ya no estuvo en manos de autoridades estatales, sino del Gobierno Federal.

“Ahorita la autoridad federal dice y está con la situación de que, aunque no esté en Verde, se va a regresar y, probablemente, se va a hacer una actividad esencial. Si lo clasifica así la autoridad federal, cada Estado tendrá que acatar la situación de las autoridades federales”, declaró.

“Dependemos de esas decisiones de la Federación, cada caso es particular. No puedo decirte si en un lugar sí o en otro no se puede regresar a clases. No podemos generalizar, depende del lugar, la localidad, la escuela”, agregó.

Con más miedos que preguntas, las y los docentes de Baja California Sur se preparan en cursos para el regreso a clases presenciales, al no haber certezas ni garantías ahora que la variante Delta es de circulación común.

El secretario de Salud dijo que las escuelas de zonas rurales tienen condiciones que permiten calcular riesgos, protegiendo a alumnos y maestros. Asegura que el tamaño, la cantidad de estudiantes y docentes que conviven en estos espacios, reduce la probabilidad de contagios del virus SARS-CoV-2 (causante de COVID-19).

Reiteró que los primeros inmuebles escolares en abrirse podrían ser los salones que reúnen entre 5 y 10 alumnos, mientras que en las ciudades hay aulas que tienen hasta 40 estudiantes.

Desde su visión personal y como experto en materia de salud, el funcionario estatal considera que, si las y los niños vuelven a las instituciones educativas el 30 de agosto, debe aplicarse en la modalidad virtual-presencial.

Por su parte, el epidemiólogo estatal Miguel Romero Calderón agregó que este tema requiere un apoyo federal por los recursos y lineamientos. “Regresar a clases, desde el punto de vista epidemiológico, lo veo muy poco probable, sobre todo porque apenas tenemos muy poco control de la tercera ola, y empezar a exponer personas que no se han vacunado o todavía no tienen el esquema total, sería un poquito complicado”, compartió.

Según datos del Comité Estatal de Seguridad en Salud, desde que inició la pandemia hasta la fecha, se han acumulado 3 mil 925 contagios de menores de 18 años de edad y seis defunciones.

Conferencia de la Secretaría de Salud

MANIFESTACIONES EN CONTRA Y A FAVOR DEL REGRESO A CLASES

La opinión se dividió en BCS una vez que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, instruyó que se prepararan las escuelas en todo el país.

En Los Cabos se registraron diversas protestas en apoyo a la decisión del Ejecutivo federal, padres y madres de colegios particulares realizaron caravanas para exigir que la reapertura de inmuebles para que sus hijas e hijos retomaran su educación presencial.

Denominaron a movimiento #AbreMiEscuela, y en la última manifestación, lograron reunir más de 30 vehículos que salieron desde la zona hotelera hacia el Palacio Municipal de Los Cabos, reclamando lo que califican como “su derecho”.

Argumentan que las condiciones de los colegios particulares, son distintas a las que presentan las escuelas públicas, pues en los primeros sí se cuenta con los servicios necesarios para mantener las medidas sanitarias.

Además, recalcan que la adaptación y aplicación de protocolos sanitarios debe ser una responsabilidad que compartan el personal de los colegios y los tutores de los alumnos.

En contraste, el presidente de la Asociación de Padres de Familia de Baja California Sur, Óscar Montaño, califica como infundada la orden de regresar a clases el 30 de agosto en todo el país.

Enfatiza que el escenario de la pandemia es complicado, especialmente en Sudcalifornia, donde la tercera ola de contagios ha afectado, incluso de gravedad, a menores de edad.

“Los niños no pueden regresar a clases si no están vacunados, independientemente de que digan que los docentes están vacunados, hay muchos factores que intervienen en esto”, agregó.

Los padres y madres de familia de la asociación han manifestado que, ante el retorno a las aulas, no mandarán a sus hijos e hijas a las escuelas.

“Siendo realistas, lo vemos muy difícil. Es muy arriesgado exponer a los niños. No estamos en las condiciones óptimas para regresar a las clases presenciales”, mencionó, para agregar que el regreso a clases debe iniciar hasta que haya vacuna contra el nuevo coronavirus que pueda aplicarse en menores, esto por el cambio del comportamiento epidemiológico que provocó la variante Delta.

Montaño recordó que, al inicio de la pandemia, las y los niños no presentaban síntomas si se contagiaban de COVID-19. “Necesitamos la protección primeramente de los niños, independientemente que estén en semáforo Verde. Ha habido estados, como Campeche, que han estado en Verde y no han expuesto a los niños, no los han mandado”, ejemplificó.

Por último, acusó que las protestas que han hecho padres y madres de escuelas privadas en Los Cabos, son peticiones infundadas, y calificó como un error solicitar firmas para regresar a clases. “¿Cómo vamos a exponer a los niños? Tal vez no les haya pasado en su familia algo, que quieren que retornen los niños a clases. No compartimos esta decisión de estos padres de familia, porque primero está proteger a los niños”, reiteró.

DOCENTES, CONTRA UN REGRESO TAN APRESURADO

Representantes de la Expresión Magisterial de Baja California Sur, agrupación gremial dentro del sector educativo que busca una real y justa representación, así como una reivindicación sindical, hablaron con ZETA para fijar la postura y sentir de las y los docentes.

Se manifiestan en contra del regreso “tan apurado y a la ligera” programado para el 30 de agosto, ya que las escuelas tienen carencias y no cuentan con los recursos y estructuras para hacer frente a la logística que se requiere.

Piden estrategias bien diseñadas, sin apuros, sin incertidumbres, y que las autoridades cuiden al alumnado y a los trabajadores de la educación por igual.

“No nos oponemos al regreso a clases, al contrario, es nuestra función y compromiso. Pero sí pedimos un regreso con garantías, seguro, ordenado. No se ha tomado en cuenta al trabajador, a nosotros, que somos realmente quienes estamos frente a grupo y conocemos realmente el funcionamiento de las escuelas”, afirmaron.

Proponen un regreso a clases a distancia, mientras se da la organización con padres y madres de familia para determinar la forma más segura y paulatina de abrir de nuevo las aulas. Quieren ser escuchados y participar en la creación de la estrategia, sin sentirse amedrentados o coaccionados en sus derechos laborales, ya que, aseguran, contraer COVID-19 ni siquiera se considera como un riesgo de trabajo.

“Estamos obligados a regresar. Regresaríamos, pero obligados a diseñar una estrategia para manifestar nuestra inconformidad ante las condiciones epidemiológicas y de salud que tenemos”, sostienen.

 

 

Comentarios

Tipo de Cambio