Preocupa infiltración de delincuencia organizada en campamento migrante de El Chaparral

Ezenario lunes, 2 agosto, 2021 12:00 PM

José Luis Pérez Canchola, director de Atención al Migrante en Tijuana, informó que el gobierno municipal está preocupado porque en el campamento migrante en El Chaparral, se han infiltrado asaltantes, polleros y vendedores de droga, por lo que urge que las personas  desplazadas sean atendidas en albergues alejados de los delincuentes.

El funcionario municipal señaló que hace meses entre el Ayuntamiento y la Federación se había llevado un acuerdo para brindarle atención a los migrantes que buscan asilo en Estados Unidos, pero hasta la fecha no se ha concretado.

“Se dio un acuerdo que promovió la Presidenta Municipal, Karla Ruiz, en rentar instalaciones por parte del Municipio, pero los propietarios de estas instalaciones entraron en duda si la nueva administración iba a continuar con el asunto, y entonces se canceló el acuerdo, de tal manera que el tema regresa a la mesa de la Federación”.

Señaló que en el campamento hay actualmente alrededor de mil personas, entre ellas mujeres embarazadas y niños; y que a la fecha han sido recibidos en Estados Unidos cerca de 500 migrantes, 60 en la última ocasión, de los cuales la mitad eran menores.

“(Al campamento) Está llegando gente nueva, pero también gente indigente que se está alojando ahí, se está convirtiendo en una población mucho más complicada. Hay venta de drogas, ya les hemos llamado la atención a las autoridades federales para que intervengan ahí, la facultad plena es de la Federación por ser tema migratorio, por ser zona federal; y en ese sentido nuestra preocupación es atender familias y niños”.

Agregó que la preocupación es la gente que se está encubriendo ahí, que son asaltantes, polleros: “La idea es cómo llevar a los migrantes a lugares seguros, y lo demás va a desaparecer por sí solo porque ya no habrá negocio ahí. Sí hay un riesgo en términos de vulnerabilidad de estos migrantes, y yo esperaría que en los próximos días, antes de que cambie la administración municipal y estatal, se encuentre una solución a este caso”.

Pérez Canchola comentó que de cada 100 migrantes, hay dos o tres delincuentes que andan viendo cómo sacar ventaja: “Lo importante es que no los hagan víctimas y haya más y más problemas, como secuestros e intentos de violación de menores”.

El director de Atención al Migrante dijo que la principal labor que ha llevado a cabo a partir de su nombramiento es  haber multiplicado las constancias de identidad, para que las personas migrantes puedan viajar por territorio nacional o para obtener un trabajo.

“No es una migración laboral, es una migración para salvar la vida”, remarcó el director, pues aunque hay migrantes de Honduras, El Salvador y Haití, entre otras nacionalidades, de los connacionales, el 20 por ciento es de Michoacán y Guerrero, quienes vienen huyendo de la violencia e inseguridad, que vienen para salvar sus vidas, entonces es una crisis humanitaria”.

Además la Federación, a través del Instituto Nacional de Migración (INM), tramita la estancia legal en la entidad en lo que resuelven los migrantes su asunto de solicitud de asilo político, trámite que ha sido muy lento. Otra iniciativa que ha propuesto el gobierno federal es invitar a las personas migrantes al Centro Integrador del Migrante “Carmen Serdán”, que es de la Federación, pero se detuvo por el brote de varicela entre algunos niños, y que obligó a mantenerlos separados para su atención.

Pérez Canchola aseveró que el municipio tiene toda la voluntad de apoyar a los migrantes que se encuentran en El Chaparral, al haber autorizado 50 mil pesos mensuales para pasajes de los connacionales a su lugar de origen, y 100 mil para alimentos. E insistió en que la facultad plena es de la Federación por ser zona federal donde se encuentran los migrantes.

Sobre la infiltración de delincuentes entre los migrantes, el doctor Alejandro Ruiz Uribe, delegado federal de Baja California, declaró que se investiga a los líderes que se encuentran en El Chaparral, ya que son los que han alentado esos plantones estando en una situación de pandemia, ya que ponen en riesgo la vida de niños y mujeres; pero aclaró que no puede asegurar que haya delincuentes entre los desplazados: “Tendría que ser Gobernación la que lleve el seguimiento, o en todo caso la Procuraduría Federal de Justicia”.

Por su parte, el delegado federal mencionó que el gobierno federal se ha reunido con el municipio y el gobierno estatal, a través del INM, DIF estatal y municipal, para atender el tema de los migrantes que se encuentran en El Chaparral. Y sobre la propuesta de la presidenta municipal de Tijuana de rentar instalaciones para albergar a los migrantes, se acordó que la Federación apoyaría con todo el avituallamiento de dicho albergue, o sea, con camas, cobijas y alimentos, entre otros, cuyo albergue se contemplaba estuviera en la Zona Centro.

Comentarios

Tipo de Cambio