Se propaga cepa Delta en BCS

Ante falta de unidades de traslado de pacientes COVID, grupos voluntarios apoyaron con 45 traslados de pacientes en una semana
Destacadas BCS sábado, 17 julio, 2021 5:10 PM

“54 casos es lo que llevamos ahorita, se están mandando las muestras como lo pide el InDRE y hemos mandado 300 muestras, aún nos quedan pendientes algunas”, reconoce el secretario de Salud, Víctor George Flores, ante el aumento de contagios de coronavirus con la variante hindú. Sector turismo incumple medidas sanitarias

 

 

 

Hace apenas dos semanas fueron detectados los primeros casos de la cepa de coronavirus (COVID-19) de la variante Delta, proveniente de India, situación que preocupó al Comité Estatal de Seguridad en Salud.

Al cierre de edición, el número de infectados supera los 50 y con miras a aumentar proporcionalmente.

Al principio de la detección de la cepa eran cinco infectados, y al miércoles 14 de julio, cinco fallecimientos por la variante Delta y 54 casos activos, “es lo que llevamos ahorita, se están mandando las muestras como lo pide el InDRE (Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos) y hemos mandado 300 muestras; aún nos quedan pendientes algunas de las muestras que hemos estado enviando para dar seguimiento”, reconoció el secretario de Salud del Estado, Víctor George Flores.

Preocupa porque el virus es más contagioso y la población no ha entendido el mensaje. Los Cabos, el municipio con más de mil 200 casos activos, mantiene operaciones en bares, restaurantes y centros nocturnos, cierra a las diez de la noche, pero en horarios activos están llenos. Y qué decir de la ocupación hotelera cabeña, no se han brindado las cifras oficiales, pero están muy por encima del aforo permitido. A las autoridades les tiembla la mano frente a este sector, debido a que no pueden sacar a la gente, como sí lo hacen en bares y restaurantes.

“En lo que respecta a la comunidad de Los Barriles, no está incrementando el número de casos, en la vigilancia sanitaria no vemos el incremento, en cuanto a la vigilancia epidemiológica vemos que se mantiene de 3 a 5. ¿Va a llegar la variante Delta? Claro que sí va a llegar ahí, como en todos lugares, va a ser la cepa predominante, también la Gamma nos va a llegar, que son de más fácil infección”, adelantó el secretario de Salud.

El Comité Estatal de Seguridad en Salud ya reconoció que están rebasados, y en lo que se refiere a la llegada de Delta, Gamma y otros linajes, si no hay cierre del flujo de turistas, mucho menos se les aplica una prueba COVID a la llegada.

Si bien, la vacunación avanzó a un 58% y contemplando a los jóvenes de 18 años y más, las nuevas variantes afectan a personas con esquemas completos de vacunación, y lo peor, sus víctimas mortales principales son los jóvenes.

“Esto va para largo, ahorita están las mutaciones Delta, Gamma, Alfa, que ya las tenemos y van a seguir, así como llegó la influenza para quedarse, llegó el COVID para quedarse. Debemos aprender a vivir con esa amenaza latente, así como cada año se vacuna contra la influenza por nuevas cepas, van a seguir habiendo nuevas cepas y linajes del COVID”, refirió George Flores.

Comerciantes siguen sin entender la gravedad del problema sanitario, se han tenido que aplicar multas y clausuras

127 MUERTES EN UNA SEMANA

Peligrosamente, el semáforo sanitario de la entidad se encuentra en Naranja, pero con un crecimiento exponencial de casos de coronavirus. El caos sanitario se ha estacionado entre los 2 mil 200 y 2 mil 300 casos activos, las cifras más altas en el flujo de la pandemia.

La Paz y Los Cabos son los municipios que más casos activos y defunciones aportan a las estadísticas estatales, sin embargo, los del Norte ya presentan las secuelas de la infección del Sur. El repunte es importante.

“El nivel de alerta sanitaria que prevalecerá aquí en Baja California Sur se anuncia y se toma la determinación por parte del Comité, cada semana es un tema que nos pega mucho y siempre hay opiniones encontradas. Seguimos en el mismo nivel de Alerta Sanitaria (Naranja).  No podemos irnos para un lado y para el otro completamente, en la numeralia hay dos puntos que resaltar: primero, en La Paz y Los Cabos vemos una meseta ya establecida, una tendencia hacia la baja; segundo, la alerta que queremos destacar, es el incremento de casos en los municipios del Norte del Estado, sobretodo Comondú, Loreto y después Mulegé”, confirmó Víctor George Flores.

Para las autoridades sanitarias La Paz y Los Cabos están en buenos números, entre ambos municipios llegan a los 2 mil casos, los más altos registros de la historia y no quieren retroceder el semáforo. Aseguran que también es importante la economía, aunque esté trayendo graves consecuencias y muerte. Personas no mayores de 45 años están perdiendo la batalla ante el nuevo coronavirus, la cepa es muy letal en los organismos, se contagia rápidamente y tiene severas afectaciones.

Desde la última sesión del Comité, se contaba con mil 728 defunciones registradas, y una semana después, se tienen mil 855 muertes por coronavirus; 127 personas perdieron la vida a causa del virus, es decir, 18 pacientes al día perdieron la batalla frente a la COVID-19.

“En el índice de positividad por semana epidemiológica, Los Cabos con el índice de positividad más alto, con 59.6, se mantiene en meseta con relación a la semana anterior, que era de 59.2; Loreto, con el segundo índice positividad más alto, 59.2%, que representa un aumento muy importante en comparación con la semana anterior, de 33%. La media estatal es de 49.44%, es decir, 49.44 de cada 100 pruebas que se realizan en el Estado son positivas; después tenemos a Comondú con 48.6%; La Paz con 40.20%, que es un indicador importante para la Capital, porque se ha mantenido por debajo de 50. En cuanto a Mulegé, se mantiene con positividad baja”, apuntó el epidemiólogo Miguel Romero Calderón.

Las peores cifras se están registrando en BCS cuando a las autoridades sanitarias más les está temblando la mano, cada hora y 20 minutos muere un sudcaliforniano a causa de SARS-CoV-2. Esa es la información que no brinda el Comité Estatal de Seguridad en Salud, la peor crisis pandémica y todavía están los hoteles al doble de la ocupación permitida, bares y centros nocturnos operando con normalidad.

“La Semana 25 cierra con 2 mil 297 casos en meseta con la Semana 26, algo que ya se pronosticaba, y la Semana 26 une filas con las semanas 24 y 25. Esta meseta de casos por el inicio de signos y síntomas, actualmente tiene 2 mil 238, pero recordemos que la Semana 26 cierra el próximo sábado, pero con una velocidad reproducción de 0.8 que traemos, la semana anterior 0.95, ya inició la semana 26 con 0.95, y vemos que vamos a mantener el cierre de la Semana 26 por debajo de los 2 mil 300 casos. Sí hay meseta con esas tres semanas, la Semana 25 con mil 151 casos activos al día de ayer, se pronostica que sea la primera que se empiece a observar, ahora sí, una disminución de nuevos casos”, dijo Romero Calderón.

Tratándose del número de casos COVID, al cierre de esta edición se contaba con 2 mil 377 casos activos, 95 casos más que la semana pasada. La “meseta” está demasiado alta, 2 mil 200 a 2 mil 300 son los números que establecieron como “normales”.

En el registro “oficial”, los fallecimientos apenas y subieron a 85, pero solo haciendo una suma y resta de una semana a la otra, el número se eleva de manera exponencial. De la edición anterior a la corriente de ZETA, en siete días hubo 127 fallecimientos por COVID-19, así lo indica la página oficial.

“En lo que refiere a defunciones por semana epidemiológica, las semanas 26 y 27, como se preveía, tuvimos picos de 85 y 81 defunciones en estas semanas respectivamente, de los cuales fueron 56 para la Semana 26 para Los Cabos y 27 para La Paz; en la Semana 27, de las 81 que tuvimos, fueron 52 de Los Cabos, 24 para La Paz, y en lo que va de esta semana (tres días) ya llevamos 24 defunciones, 18 para Los Cabos y tres para La Paz”, confirmó el epidemiólogo estatal.

Protección Civil de La Paz sancionó a comercios que no cumplieron con medidas sanitarias

FIESTA EN SAN JUANICO

La noticia le ha dado vuelta en redes sociales, los habitantes de la comunidad de San Juanico, municipio de Comondú, piden a gritos la intervención del Comité Estatal de Seguridad en Salud. Aseguran que se acabaron los espacios en unidades de medicina y no cuentan con traslados.

En cambio, el Comité Estatal de Seguridad en Salud respondió que el conflicto actual sanitario por COVID, no es por la falta de unidades médicas, sino por un contagio masivo registrado tras una fiesta del pueblo.

“Fueron 512 expuestos y 22 confirmados, no ese 50% afortunadamente de contagios, hay 10 hospitalizados aparte de estos y una defunción en San Juanico, el motivo. Fue una fiesta que organizaron, y aquí es donde entra precisamente la conciencia, porque fue una fiesta autorizada en un local del pueblo, por las autoridades locales, eso es lo que nos preocupa y hay que tener conciencia. En esta fiesta trajeron grupos de fuera para amenizar”, denunció el secretario de Salud, Víctor George Flores.

Rápidamente algunos pobladores subieron mensajes a través de redes sociales, negando que se haya realizado una fiesta y que la crisis sanitaria no es privativa de la pandemia; desde hace mucho vienen cargando con las necesidades de hospitalización y traslados.

“Una alerta nuevamente para los municipios del Norte de nuestro Estado, para que no pase lo mismo que en Los Cabos, para que vayan tomando las medidas y no incrementan los casos tan abruptamente, como en Los Cabos y La Paz. Sabemos lo difícil para poder vigilar esto, pero sí es necesario, porque siempre estamos luchando contra la clandestinidad, contra las personas que no creen en la COVID, hay personas que piensan que nunca les va a llegar esto y siguen socializando, realizando festejos o fiestas, y eso es motivo de que jamás se terminen los brotes”, lanzó el funcionario.

Lo que ya se confirmó es que hay 22 casos activos y la comunidad, pesquera, es muy pequeña, no cuenta con servicios esenciales como luz, agua y drenaje; también carece de unidades hospitalarias de calidad, solo hay un centro de salud y en pésimas condiciones, como lo denunciaron los habitantes.

“Hoy más que nunca se requiere del apoyo de la ciudadanía para evitar que las cifras de contagios sigan en aumento, entendemos la necesidad de salir a trabajar, de continuar con los comercios abiertos, sin embargo, es importante que para evitar el cierre total de estas negociaciones, se atiendan las medidas sanitarias ya conocidas por todos. El virus no es un juego, y todos corremos el riesgo de enfermar”, exhortó Germán Wong López, secretario de Seguridad Pública Estatal.

Sobre la fiesta, los pobladores desconocen si hay fotografías, lo que sí facilitaron son las denuncias por falta de unidades de medicina y de traslado de pacientes COVID.

Pese a restricciones en todas las playas de La Paz, más de 500 familias fueron sorprendidas en las playas

PLAYAS CERRADAS, CON VISITANTES

En La Paz no ha quedado muy claro, la pandemia está afectando gravemente a la población, al grado de aumentar el número de camas de hospital ocupadas, más casos activos y lamentablemente, un aumento preocupante de fallecimientos.

Basta con sumergirse un rato en las redes sociales para dar cuenta de la cantidad de personas que perdieron la batalla frente al virus, y aun así, las personas no entienden. Pese al cierre de las playas en la Capital, cientos de familias acudieron a divertirse, pero fueron desalojadas.

“Estuvimos en colaboración en todo momento con Seguridad Pública, personal de Protección Civil, a partir del viernes (9 de julio) estuvieron con mucha visitación algunas de las playas y el personal de Zona Federal Marítimo Terrestre permaneció en algunos de los filtros de las playas más concurridas haciendo la invitación, tuvimos algunos reportes, por mencionar algunas playas, El Sonorense, El Mogote, Tecolote y Balandra vía marítima; por ahí tuvimos algunos videos, fotografías que se estuvieron enviando, y nosotros le dimos el seguimiento correspondiente”, reveló Susana Rubio Lucero, directora de la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat) La Paz.

Todo depende de la baja en el número de contagios para que las familias puedan disfrutar de nuevo, “tenemos ya poco personal, muchos de ellos están bajo resguardo por adulto mayor o alguna otra situación, hemos estado laborando desde las cinco de la mañana hasta las nueve de la noche, entonces ha sido un poco pesado.

“Tenemos 158 playas en La Paz, y obviamente se vuelve un poco complicado cubrir todas las playas, poder estar recordándole a la ciudadanía que estamos en pandemia y tenemos que seguirnos cuidando; el personal de Zofemat seguirá las instituciones que se dieron en un principio, cuando se determinaron estas medidas”, indicó la funcionaria.

En La Paz, la ocupación hospitalaria ya ronda en el 60%, pese a que se abrieron nuevas camas y muchas personas salieron del hospital; la mayoría fallecieron.

“Estamos participando en algunas de las delegaciones, con cinco filtros en las playas más concurridas en La Paz, vamos a seguir haciendo las invitaciones y la atenta invitación a los ciudadanos a que permanezcan en sus casas, que se cuiden, porque muchas de las autoridades tenemos responsabilidad, pero la cuestión de la salud es de todas y todos, tenemos que cuidarnos”, solicitó Rubio Lucero.

 

NO ENTIENDEN LA CRISIS SANITARIA

El operativo coordinado entre Protección Civil Municipal y Estatal, Comercio, la Policía Municipal y la Guardia Nacional, sigue encontrando negocios que no están cumpliendo los protocolos sanitarios, incluso algunas actividades o negocios no permitidos por el nivel de alerta.

“Encontramos un gimnasio que tuvimos que aplicar multa y clausura, por el tema de que no está permitido la actividad; en el caso del sector restaurantero, nomás tuvimos en una ocasión un negocio de mariscos que rebasó el aforo permitido. En salones de eventos, y aquí sí abrir un paréntesis, un atento llamado a los padres de familia, porque el fin de semana clausuramos y sancionamos un salón de eventos donde encontramos a menores de edad, sabemos que el virus está afectando a los jóvenes, a los menores, niños y niñas menores de meses de edad. Es un atento llamado los padres de familia, que no permitan que los jóvenes acudan a estos eventos sociales”, señaló Vindo Vázquez, director de Protección Civil de La Paz.

Muchos comercios están abriendo sin autorización, aunque el Sistema de Alerta Sanitaria no lo permite. No los han sancionado, pero de ser así, piden descuentos o que les retiren la multa por necesidad.

En cambio, operan al amparo de la impunidad, hay familias que respetan los lineamientos y no exponen a otros a contagios, es el caso de salones de eventos sociales, que actúan en la clandestinidad.

“Hemos trabajado todos los días en operativos por sectores con los inspectores, verificamos todas las cadenas comerciales, que la venta cerveza sea hasta las cinco de la tarde en los supermercados, que los restaurantes cierren a las diez de la noche. Esos son los principales operativos durante el fin de semana”, agregó el director de Protección Civil La Paz.

Óscar Leggs, Alcalde electo de Los Cabos hizo donación de tanques de oxígeno a familias de escasos recursos

BROTE EN CASA CUNA

La situación se torna cada vez más delicada, y por más despreocupadas que suenen las autoridades al no limitar la movilidad por no afectar la economía, el virus está llegando cada vez más a lugares que estaban “aislados” en cierta manera del exterior, donde el flujo de personas es más controlado.

La Casa Cuna de La Paz, ubicada en el Bulevar Forjadores, a la altura de la colonia 8 de Octubre, al menos 18 de 25 niños que la habitan resultaron positivos a coronavirus y no hay otra fuente de contagio que los trabajadores que llegan al lugar.

“Ocho colaboradoras de Casa Cuna Casa Hogar y 18 menores de edad resultaron positivos a la prueba de COVID-19, quienes se encuentran estables con sintomatología leve y aislados para evitar mayores contagios”, expuso Cristina Herrera Infante, directora del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (SEDIF).

Incluso surgieron las denuncias del propio personal, hay un empleado que se dedica a una segunda labor, como masajista en Los Cabos, particularmente en la zona hotelera, donde los casos COVID se encuentran descontrolados y el flujo de cepas como Gamma y Delta persisten.

No obstante, la directora del SEDIF confía en el trabajo de aislamiento de los pequeños contagiados y evitar que el problema sea mayor.

“Siguiendo el protocolo sanitario por coronavirus, una vez detectado el primer caso, se solicitó apoyo a la Secretaría de Salud para la realización de pruebas al personal y menores de edad, se procedió a la desinfección de las áreas y al aislamiento de quienes resultaron positivos, por lo que el brote está controlado”.

Ahora, la labor de contención será indispensable para disminuir los efectos en el resto de la población. Hay informes que en ocasiones los pequeños dejan la casa cuna para convivir con familias, lo cual sin duda pone en riesgo de contagio, sobre todo cuando el virus circula en el aire.

“Desde el inicio de la pandemia por COVID-19, en todas las instalaciones del Sistema Estatal DIF se colocaron filtros sanitarios y se han seguido los protocolos establecidos por las autoridades de salud, lo que ha permitido mantener la operación de los programas esenciales, cuidando en todo momento la salud de colaboradores y de las familias sudcalifornianas”, finalizó Herrera Infante.

 

 

 

 

Comentarios

Tipo de Cambio