Se infiltra delincuencia organizada en campamento de El Chaparral; sin coordinación Municipio y Federación

Destacados miércoles, 28 julio, 2021 10:00 AM

José Luis Pérez Canchola, director de Atención al Migrante en Tijuana, señaló que entre el Municipio y la Federación no han llegado a un acuerdo para solucionar la situación en el campamento migrante en El Chaparral, en donde ya se ha infiltrado la delincuencia organizada.

“Se dio un acuerdo que promovió la presidenta municipal, Karla Ruiz, en rentar instalaciones por parte del Municipio, pero los propietarios de estas instalaciones entraron en duda si la nueva administración iba a continuar con el asunto, y entonces se canceló el acuerdo, de tal manera que el tema regresa a la mesa de la Federación. Lo que significa que no se está trabajando de manera coordinada, sino que Municipio y Federación tratan de solucionar de manera separada”, expresó Pérez Canchola quien estuvo como invitado en la Agrupación Política de Baja California (APBC), la mañana de este miércoles 28 de julio.

El director de Atención al Migrante informó que el Municipio tiene toda la voluntad de apoyar a los  desplazados que se encuentran en El Chaparral al haber autorizado 50 mil pesos mensuales para pasajes de los connacionales a su lugar de origen, y 100 mil para alimentos. Insistió en que la facultad plena es de la Federación por ser zona federal donde se encuentran los migrantes.

Mencionó que el Municipio está preocupado porque entre las personas hay muchos niños y mujeres embarazadas, además de que se han infiltrado asaltantes, polleros y vendedores de droga, por lo que buscan que los migrantes vayan a albergues para ser atendidos y alejarlos de las personas que buscan aprovecharse.

Agregó que ya han sido recibidos en Estados Unidos cerca de 509 migrantes, 60 en la última ocasión, de los cuales la mitad eran niños.

La principal labor que ha llevado a cabo a partir de su designación como director de Atención al Migrante es haber multiplicado las constancias de identidad, para que las personas en éxodo  puedan viajar por territorio nacional o para obtener un trabajo.

“No es una migración laboral, es una migración para salvar la vida”, remarcó el director, pues aunque hay migrantes de Honduras, El Salvador y Haití, entre otras nacionalidades; de los connacionales, el 20 por ciento es de Michoacán y Guerrero, quienes vienen huyendo de la violencia e inseguridad.

Comentarios

Tipo de Cambio