Protestas en arribo y despedida de López Obrador en Mexicali

Destacados viernes, 25 junio, 2021 4:40 PM

Los manifestantes no fueron atendidos, aunque las protestas fueron variadas, familiares que exigen la liberación de un grupo de policías capturados -acusan injustamente- de secuestro, jubilados que exigen liberación de un recurso federal relativo a su seguridad social, ex braceros y otros colectivos, fueron parte del grupo de manifestantes que se dio cita para recibir y despedir al presidente Andrés Manuel López Obrador en su breve visita a Mexicali, Baja California este 25 de junio.

Pasadas las 11 de la mañana, el Presidente de México acudió a las instalaciones del Poder Ejecutivo estatal, en Centro Cívico, para encabezar el acto relativo a las acciones para proteger el Alto Golfo de California, mientras López Obrador y el gobernador Jaime Bonilla Valdez, los manifestantes lo esperaron a fuera para entregarles pliegos petitorios y tener una breve conversación con el mandatario nacional, no los doblegó el intenso calor que registró Mexicali durante la mañana del viernes.

La señora Yadira, familiar de uno de los agentes retenidos por secuestro, en el Centro de Reinserción Social de Mexicali, denunció que las autoridades locales solo han puesto trabas en el juicio en el que aseguró, ninguno de los policías detenido participó en el secuestro de un empresario mexicalense el 6 de agosto, en el Rancho Los Venados, en la colonia Castro, al Oriente de Mexicali.

Ofendida por los hechos, dijo que era injusto que los elementos permanecieron presos por un delito que no cometieron y reclamó que ese empresario está escondido, pero no por miedo, sino porque ya no quiere participar en el juicio.

Otro colectivo que se manifestó a las afueras del recinto fue la Asociación de Jubilados y Pensionados del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), presidida por Fernando García Bastidas, quien reclamó que desde el año 2015, el Gobierno Federal no les ha pagado, la devolución de un dinero que les corresponde por Ley, y que a la fecha son más de 80 mil afectados en el país, dando un total de 21 mil millones de pesos de los cuales se desconoce su destino.

Comentó que se han sostenido reuniones con diversos sectores del Poder Ejecutivo Federal, pero no les han dado respuesta.

Lo único que saben es que este dinero -que representa un bono- les fue suspendido y desde el 2015 se ha integrado a la bolsa del Gobierno de México, cuando es dinero de los trabajadores.

También estuvo presente, María García Castillo, madre y abuela de Rosa Icela Viveros y Leah Fregoso, quienes fueron atropelladas por un hombre en estado de ebriedad, a quien la Policía Municipal solo le fincó la responsabilidad del consumo de enervantes y lo dejó en libertad, también estuvo presente entre los colectivos junto a familiares y amigos, con la intención de manifestarse y exigir una audiencia con el presidente López Obrador.

Familiares de las víctimas han emprendido una fuerte campaña mediática y de presión hacia las autoridades, sobre todo hacia los mandos policíacos, pues consideran que hubo corrupción al dejar salir a una persona detenida por un doble homicidio de esta naturaleza.

A la llegada del Presidente López Obrador, no hubo un gran movimiento, la mayoría de los que rodearon el automóvil fueron simpatizantes del mandatario federal, quienes acapararon los espacios alrededor de la unidad para mostrar su apoyo y solo unas cuantas personas alcanzaron a entregar un pliego petitorio.

Pero una situación totalmente diferente se vivió al salir, pues desde la salida de la comitiva, los grupos de manifestantes bloquearon el acceso e intentaron acercarse al mandatario nacional, pero no lo lograron, pues este ni siquiera descendió los cristales de su vehículo.

El trayecto desde el sótano del Poder Ejecutivo a la calzada Independencia, fue de gran tensión, debido a que los grupos impedían el flujo de la comitiva, y aunque varias mujeres suplicaban entre lágrimas que les permitiera cruzar palabras, el Presidente se mantuvo inmutable en el asiento del copiloto.

Un momento crítico se vivió cuando entre la multitud fue empujado el activista Sergio Tamai, quien solicitaba un acercamiento para plantear el precio justo de las tarifas eléctricas, pero fue repudiado por varios de los grupos manifestantes, reclamándole que su hijo, el actual regidor que lleva su mismo nombre, era un corrupto.

La unidad de López Obrador siguió avanzando mientras algunos integrantes del círculo cercano de AMLO intentaban convencer a las personas que se separaran del vehículo, no sin antes solicitarles sus nombres y el motivo de su protesta, pero los colectivos insistían en conversar con el jefe nacional sin éxito.

El presidente Andrés Manuel López Obrador continuará con su gira en el municipio de Tecate, donde encabezará un evento junto con el mandatario local, Jaime Bonilla Valdez.

Comentarios

Tipo de Cambio