El colmo

Foto: Internet
Columnaz lunes, 7 junio, 2021 12:00 PM

No tan buena fue la gestión de Elvia Martínez, coordinadora de Gabinete y Enlace con la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), y de Jaime Figueroa Tentori, director de Infraestructura del XXIII Ayuntamiento de Ensenada, en la obra de construcción del malecón y núcleos de servicios en Playa Hermosa. Si bien se logró que el Ayuntamiento bajara de la Sedatu recursos por alrededor de 200 millones de pesos para la ejecución de siete obras de mejoramiento urbano, recientemente la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró la de Playa Hermosa por no contar con permiso ambiental. El colmo: una obra con recurso federal clausurada por una dependencia federal. Además, la dependencia determinó que afecta las dunas costeras, por ello se entiende que “un trámite que hubiera tardado tres años fue posible en seis meses”, como alardeó a inicios de marzo el gobierno municipal a través de un comunicado. Como los permisos ambientales tardan inclusive meses, seguramente la obra en la parte de las dunas se retrasará, a menos que la constructora siga trabajando sin importar lo actuado por la Profepa, o bien, que desde el centro del país se ordene dar celeridad al tema. Por cierto, historiadores y antropólogos han señalado que al demoler el quiosco del Parque Revolución (obra también ejecutada con el mismo recurso federal), los encargados no repararon en su importancia histórica, vaya, ni preguntaron.

Comentarios

Tipo de Cambio