Va extradición del “Chapito” Leal

Edición Impresa lunes, 3 mayo, 2021 12:00 PM

La cancillería concedió la extradición de Octavio Leal Hernández a finales de 2020, asegura el presunto narcotraficante. “El Chapito” Leal tramita demanda de amparo ante Juzgado Federal en Tijuana. Cancillería mexicana admite el acto reclamado y remite las constancias. Aún no son públicos la acusación y cargos en contra del hombre que ha trabajado para los cárteles Arellano Félix, de Sinaloa y Beltrán Leyva. En diciembre le concedieron un amparo para anular su proceso por robo de vehículos y disparar contra autoridades policiales

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) declaró procedente la extradición internacional a Estados Unidos de América del presunto operador del crimen organizado Octavio Leal Hernández, mejor conocido como “El Chapito Leal”, quien ha militado en por lo menos tres cárteles dedicados al trasiego de drogas y también ha actuado en forma independiente, según versiones de autoridades estatales y federales.

La información fue revelada por el propio líder de células, quien acudió ante un Juez de Distrito en Materias de Amparo y Juicios Civiles Federales de Baja California para reclamar: “La resolución de dieciséis de diciembre de dos mil veinte, emitida por la Secretaría de Relaciones Exteriores, en la que se concedió al Gobierno de los Estados Unidos de América mi extradición”.

Como suele ocurrir en estos casos, el Juez de Amparo concedió al quejoso la suspensión provisional “para que las cosas permanezcan en el estado que actualmente guardan, no se ejecute la resolución reclamada y no sea extraditado o entregado a autoridad extranjera alguna, quedando a disposición de este Juzgado, con residencia en esta ciudad, en el lugar de su reclusión, por lo que respecta a su libertad personal”.

Las autoridades responsables ya confirmaron la existencia del acto reclamado a través de sus informes y remitieron al Juzgado las constancias las apoya el mismo. Dada la voluminosidad de las constancias allegadas, fue necesario abrir varios tomos de prueba. De lo anterior ya fue noticiado el implicado, quien se encuentra recluido en el Centro de Reinserción Social de Tijuana.

Aunque se conoce que la Agencia para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) le busca, e incluso apoyó a autoridades mexicanas en ocasiones anteriores para detenerle, no se conocen a ciencia cierta los cargos de los que se le acusa ni la autoridad judicial extranjera que le dictó orden de aprehensión, motivo por el cual la defensa de Leal Hernández se ha inconformado y espera conocer toda la información mediante el amparo promovido.

Octavio Leal Hernández, “El Chapito”

Actualmente Leal Hernández se encuentra procesado ante jueces del fuero común y del ámbito federal por delitos como robo de vehículo, robo con violencia y disparo de arma de fuego contra persona, así como portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, por los cuales se le dictó como medida cautelar la prisión preventiva oficiosa.

Además, tiene un procedimiento de extradición que es llevado por la cancillería en forma de juicio, sin que tampoco tenga oportunidad a alguna medida de libertad provisional.

Durante más de una década, “El Chapito Leal” ha sido vinculado con diversas organizaciones criminales. Primero para el Cártel de los Arellano Félix (CAF), luego para el Cártel de Sinaloa (CS) y últimamente para el Cártel de los Beltrán Leyva, a través de uno de sus máximos exponentes: Fausto isidro Meza Flores “El Chapo Isidro”, quien dirige la célula de “Los Mazatlecos”, con ramificaciones en Nayarit, Sinaloa, Sonora y Baja California.

El extraditable fue detenido luego que la tarde-noche del 19 de enero de 2020, junto con un comando, arribara a un lote de autos sobre Vía Rápida Oriente en Tijuana para robar tres vehículos. Al atender el servicio, elementos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana se enfrentaron a balazos con el grupo delictivo y, tras una persecución y abandono de automotores, fue posible la captura de varios de ellos.

Octavio Leal fue localizado después de abandonar un vehículo tipo Cherokee color negro a la altura de la calle Rosario Castellanos, donde él y sus acompañantes dispararon contra sus perseguidores sin lograr lesionarlos. Sobre el piso, cerca del radio de acción donde fue detenido “El Chapito”, los uniformados aseguraron una pistola marca Smith &Wesson modelo FNS-50 de color negro, abastecida con ocho cartuchos. Se señala que el arma estaba nueva y no tenía uso.

Se trata de la cuarta captura de Leal Hernández, quien fue detenido en la primera ocasión en Tijuana por el Ejército mexicano el 26 de abril de 2012 en posesión de dos fusiles, dos pistolas, doce cargadores y 243 cartuchos. En aquel entonces, se señaló que la DEA apoyó para su ubicación. También se le implicaba en por lo menos ocho homicidios registrados entre 2010 y 2011, sin embargo, el 17 de abril de 2015 fue dejado en libertad por un Juzgado de Distrito.

Posteriormente se conoció de una nueva aprehensión de “El Chapito” sobre quien pesaba una orden de captura dictada por el Juez Décimo de lo Penal de Tijuana por los delitos de homicidio calificado y delincuencia organizada. Se le juzgó por el homicidio de Vicente Pérez de la Cruz “El Chente”, acontecido el 17 de noviembre de 2010, y como fue cometido por más de tres sujetos, se creyeron cubiertos los requisitos legales del tipo penal de delincuencia organizada.

Algunos de los cómplices de Leal detenidos al día siguiente del asesinato le señalaron. Confesaron trabajar para “El Chapito” y este a su vez para Danilo, quienes les pagaban 5 mil pesos semanales por levantar “chapulines”, es decir, personas que se dedican a vender droga sin permiso para bandas contrarias. Supuestamente “El Chente” vendía droga para el CAF, pero luego traicionó a la organización, narcomenudeando para los de Sinaloa.

El juicio de amparo 514/2017, promovido por la defensa de Octavio, permitió al capo recuperar su libertad meses después.

Brando Arturo González Ramírez, Juez Segundo de Distrito en Materia de Amparo y de Juicios Federales en el Estado de Baja California con residencia en Tijuana, le amparó, ordenando que quedara insubsistente el auto de formal prisión dictado en su contra el 17 de marzo de 2017.

El juzgador federal fue enfático en su resolución para el Juez del Fuero Común: “Con base en los argumentos que se precisaron en esta resolución, dicte otra en la que determine que no se acredita la probable responsabilidad de Octavio Leal Hernández, en la comisión de los delitos de homicidio calificado y delincuencia organizada”, se leyó en la sentencia de garantías. El juez del proceso no tuvo más remedio que acatar lo ordenado. Así Leal salió una vez más de la cárcel.

Ahora, con motivo de la última aprehensión del año pasado, el mismo Juez Segundo de Distrito en Materia de Amparo y de Juicios Federales, nuevamente concedió el amparo 321/2020 el 23 de diciembre para efectos de que la Juez de Control responsable, dejara insubsistente el auto de vinculación a proceso emitido contra “El Chapito” el 4 de marzo de 2020 por los delitos de robo con violencia, robo de vehículo con violencia agravado por pandillerismo, disparo de arma de fuego contra personas y delitos cometidos contra servidores públicos.

El Juez de Amparo ordenó emitir otra resolución tomando en cuenta el valor correspondiente a los datos de investigación que fueron puestos a su consideración, “y con base en la apreciación conjunta, integral y armónica de todos y cada uno de los datos de prueba que valoró, tanto en su conjunto como individualmente, con libertad de jurisdicción, resuelva lo que en derecho corresponda respecto de la formulación de imputación hecha por la fiscalía”.

 

ORDENA JUEZ ANULAR CAPTURA DE “CHAPO ISIDRO”

En una resolución sorpresiva, un Juez de Distrito del Estado de Sinaloa, con residencia en Culiacán, concedió el amparo y protección de la justicia de la unión en favor del presunto narcotraficante Fausto Isidro Meza Flores “El Chapo Isidro”, dejando sin efecto la orden de aprehensión dictada en su contra en causa penal que data de 2012 por delitos contra la salud y delincuencia organizada.

La demanda de garantías presentada desde el 25 de mayo de 2020 por la defensa del presunto operador del Cártel de los Beltrán Leyva, a través de la célula de “Los Mazatlecos”, terminó en el otorgamiento del amparo para efectos “a fin de restituir a la parte quejosa en el pleno goce de sus derechos constitucionales violados”. De acuerdo con el Juez de Distrito, el amparo y la protección de la justicia federal se otorgan para los efectos siguientes:

“Para que el Juez Quinto de Distrito en el Estado de Sinaloa con residencia en Los Mochis, deberá dejar insubsistente la resolución dictada el 10 de octubre de 2012, en la causa penal 198/2012, que se encuentra acumulada a la diversa causa penal 186/2012, en la que contiene la orden de aprehensión reclamada por el quejoso”, advierte la resolución constitucional.

Continúa: “Y en su lugar, emita otra resolución, donde atendiendo los lineamientos fijados en la presente resolución, emita otra en la que niegue la orden de aprehensión en contra del quejoso Fausto Isidro Meza Flores, por no acreditarse los elementos del cuerpo de los delitos de delincuencia organizada y del diverso contra la salud, ni la probable responsabilidad del quejoso en su comisión”.

Hasta el momento, la sentencia de amparo no se ha materializado, a razón de que el Agente del Ministerio Público de la Federación adscrito, interpuso el recurso de revisión, por lo que el asunto ya fue turnado a un Tribunal Colegiado en Materia Penal del Decimosegundo Circuito.

Meza Flores, es uno de los objetivos prioritarios para los Estados Unidos de América en materia de narcotráfico, ya que la División Criminal del Departamento de Justicia de aquel país, presentó una acusación formal en diciembre de 2019 en una Corte del Distrito de Columbia en Washington, en contra del capo sinaloense. La acusación fue firmada por Arthur G. Wyatt, jefe de la División de Narcóticos y Drogas Peligrosas de la División Criminal del Departamento de Justicia estadounidense; y Jason Ruiz, abogado de la misma institución.

Al “Chapo Isidro” se le acusa de conspirar desde 2005, junto con otros individuos, para traficar al menos 500 gramos de metanfetaminas, cinco kilogramos de cocaína, uno de heroína y cuando menos una tonelada de marihuana. También cuenta con el cargo de posesión de armas de fuego, con las cuales supuestamente se apoyó para cometer las actividades de trasiego de droga por los que se le acusa.

Meza Flores nació en 1982, en la sindicatura de Bamoa, municipio de Guasave, Sinaloa. Entre sus antecedentes, se sabe que en su juventud perteneció al Cártel de Sinaloa, pero, según reportes de la DEA, se pasó al lado del Cártel de los Beltrán Leyva, del cual fue uno de sus últimos líderes, a través de la célula de “Los Mazatlecos”. Debido a su filiación con los Beltrán, Fausto Isidro se convirtió en uno de los principales y más enconados enemigos de Joaquín Archivaldo “El Chapo” Guzmán Loera.

El expediente del amparo concedido al sinaloense fue remitido a mediados de abril para que se sustancie el recurso de revisión ante el Tribunal Colegiado en Materia Penal con residencia en Mazatlán. Mediante oficio 642/2021, el Juez de Distrito envío el expediente original del amparo, así como original y copia del escrito de expresión de agravios del Ministerio Público Federal inconforme con el fallo.

Comentarios

Tipo de Cambio