Un maestro de campeones 

Foto: Marcos Angulo
Deportez lunes, 31 mayo, 2021 12:15 PM

Don Rómulo Quirarte ha sido el mejor entrenador en la historia del Boxeo tijuanense y uno de los mejores en México. Desde hace casi 50 años se dedica a enseñar a niños y jóvenes en el gimnasio del CREA y ha forjado gran cantidad de campeones

A lo largo de la historia, Tijuana ha sido una de las plazas más importantes del Boxeo para México. En esta ciudad se han forjado grandes figuras del deporte de los puños, la mayoría en manos del entrenador Rómulo Quirarte, empezando por el más grande que ha dado nuestro país: Julio César Chávez, además de José “Dinamita” Estrada, Raúl “Jíbaro” Pérez, Manuel “Mantecas” Medina, José Luis Castillo, Humberto “Zorrita” Soto y Antonio Demarco, por citar algunos.

A sus 75 años, don Rómulo se mantiene activo en su escuela y sigue operando su Fábrica de Campeones. Diariamente, como desde hace casi 50 años, llega a las instalaciones del gimnasio que se ubica en la Unidad Deportiva CREA.

Un nutrido grupo de pugilistas esperan por él para comenzar a entrenar y perseguir su sueño de ser campeones mundiales. Se pueden observar desde niños de 7 años y por supuesto a jóvenes que buscan abrirse camino.

Aunque el tiempo no perdona, Quirarte mantiene intactas las ganas de seguir instruyendo a las nuevas generaciones de púgiles a través de su legado.

“Me encanta sacar a los peleadores desde abajo, me gusta hacer los cimientos. En realidad, nunca recibimos gente de otro gimnasio, respeto el trabajo de todos los demás compañeros”, comentó en entrevista con ZETA.

Algo que ha caracterizado a don Rómulo, es que nunca ha cobrado un peso a sus alumnos por ejercitarlos, “ni un cinco por entrenar, los motivamos para que estudien, inclusive les ayudamos para que entren a la universidad; hemos tenido niños desde los cinco años con nosotros en el gimnasio, a lo mejor fui un niño frustrado, no tuve mamá ni papá, y quise estudiar”, recordó, para después compartir:

“Como entrenador empecé a intercambiar calificaciones por entrenamientos, la condición era que tenían que estar estudiando. No cobro porque muchos papás no tienen dinero para mandarlos a entrenar; tengo un lugar que no me cuesta, así que no tengo por qué lucrar”.

El sueño de don Rómulo Quirarte era ser boxeador, pero un accidente acabó con sus aspiraciones drásticamente, “la verdad quedé frustrado, ya que a los 17 años me moché la mano y no pude ser boxeador”, confesó.

Desde 1998, sus hijos Bobby y Roberto le han apoyado en la esquina con cada boxeador, al igual que en el gimnasio.

“Nosotros nunca vamos a cambiar el sistema y esquema que puso mi papá en este gimnasio, porque muchos chamaquitos no tienen ni para el camión, todos estudian y la mayoría ya son profesionales, o están cursando la universidad. Mi papá ha tenido una gran labor siempre con los niños y jóvenes que han venido a entrenar con él, ayudándolos y motivándolos a no caer en malos vicios, a estudiar y hasta económicamente para que terminen su carrera”, expuso Bobby Quirarte.

Los frutos comenzaron a cosecharse al surgir varios prospectos en el gimnasio, pero al no tener mucha oportunidad para que sus pupilos pudieran pelear, la familia decidió crear una promotora bajo el nombre Fábrica de Campeones.

“La hicimos para proyectar a los muchachos porque faltaban oportunidades, de esta manera los fogueamos y tratamos de llevarlos a plataformas más grandes y de otro nivel, lo que nos ha dado mucho resultado. Hasta ahora llevamos 30 eventos, hemos hecho mancuerna con otras empresas y vamos a seguir así, trabajando en pro del Boxeo. Queremos continuar con el legado de nuestro papá de la mejor manera, con el mismo sistema y respeto”, afirmó Bobby.

Jíbaros Boxing Promotions es una de las empresas con las que la familia Quirarte estará colaborando para llevar a cabo funciones. La promotora es dirigida por el ex campeón mundial Raúl “Jibaro” Pérez, quien fuera pupilo de don Rómulo.

“Don Rómulo nunca ha recibido un sueldo por ser entrenador, siempre lo ha hecho por amor al arte y al Boxeo. En el camino le han salido chamacos con talento, pero nunca ha cobrado por enseñar. Es un gran entrenador que siempre ha trabajado con el objetivo de que los chamacos salgan adelante”, resaltó Raúl, quien ahora sigue los pasos de su maestro en la Unidad Deportiva de la Zona Norte.

La función en conjunto de ambas promotoras será el sábado 5 de junio en las instalaciones de Arena Big Punch, en la cual participarán tanto pupilos de don Rómulo Quirarte, como de “Jíbaro” Pérez.

Comentarios

Tipo de Cambio