Pamela Jiles Moreno 

Foto: Internet/Pamela, enemiga acérrima de la sangrienta dictadura de Pinochet
Opinionez lunes, 12 abril, 2021 12:00 PM

Es una periodista, activista y diputada chilena que reconocí en televisión “Llegó tu hora”. Resulta muy valiente e interesante, para el invitado o invitada que acepta responder cualquier tipo de pregunta sobre su vida profesional, personal o familiar, sus oficios, etc. Los entrevistadores son 12 invitados del medio periodístico, unos más rudos que otros, unos vengativos otros más suaves y comprensivos. Pamela es una mujer fuera de serie de una familia de inmigrantes italianos de la industria textiles, y su padre fue fundador y dirigente del Partido Comunista Chileno.

Pamela (Santiago, 1960) es de raíces sociales profundas y nieta de una personalidad. Elena Caffarena Morice (Iquique, 23.03.1903-Santiago, 19.07.2003), abogada, jurista y política que luchó por la clase obrera y la emancipación femenina en Chile. Atenta a los reclamos de las sufragistas inglesas, junto a Olga Poblete y otras adelantadas de la época, fundó el Movimiento Pro-Emancipación de las Mujeres de Chile (MEMCH) en 1935, que durante veinte años se abocó a la organización de mujeres en pro de su “emancipación económica, biológica y política”.

Fue la primera organización femenina política en pro de sus reivindicaciones. Durante los años ochenta, la casa de Elena, se transformó en un lugar de encuentro y debate para feministas. Pasaron por ella amigas de los tiempos universitarios y de todos los que siguieron, feministas antiguas y nuevas, e investigadoras chilenas y extranjeras en busca de un pedazo de la historia. Se desarrollaron tertulias sabatinas que llegaron a ser famosas y se realizaron reuniones clandestinas durante la dictadura, lo cual la hizo víctima de un allanamiento.

Caffarena trabajó por la defensa de los derechos humanos que estaban siendo sistemáticamente quebrantados. En la década de 1980, se convirtió en una de las fundadoras del Comité de Defensa de los Derechos del Pueblo (CODEPU), que en la actualidad funciona como una corporación encargada de la defensa jurídica, social y médica de las víctimas de la dictadura y sus familias.

Artículos suyos en la revista Punto Final nos hablan de su interés social: “Aborto en Chile”, “Divorcio con antifaz”, “El divorcio vincular y la familia” (1994). También los textos que publicó en la Revista de Derecho, Jurisprudencia y Ciencias Sociales confirman lo que en su vida fue una constante: la defensa de los oprimidos, la visibilidad de los excluidos, su lucha por la democracia y la exigencia de derechos para las mujeres.

Su abuela Elena se dedicó principalmente a promover los derechos jurídicos de la mujer, ya que entonces las leyes –y hasta hace muy poco– consideraban a las chilenas como menores de edad, atadas a la voluntad del padre o del marido o hasta de los hermanos mayores.

En Chile, diecisiete años después, en 1935, lograron uno limitado a las elecciones municipales, y sería en 1949 que se obtendría para la mujer el derecho a voto para todas las elecciones.

Ella, que tanto hizo por conseguirlo, no fue invitada por el presidente Gabriel González Videla a la ceremonia en que se promulgó tal ley en el Teatro Municipal. Se le aplicó la Ley de Defensa Permanente de la Democracia, llamada “Ley Maldita”, que despojó sus derechos y perseguía a las personas afiliadas al Partido Comunista. Elena nunca fue militante, pero sí su marido, el abogado Jorge Jiles, quien era dirigente de esa colectividad.

Como abogada, Caffarena realizó grandes aportes a la sociedad chilena. Entre ellos, destaca la publicación de su libro “Capacidad de la mujer casada con relación a sus bienes”, texto que incluía ideas revolucionarias para la época, como, que en el matrimonio es vital y obligatorio que exista el amor. Esos son los antecedentes familiares de Pamela Jiles.

Siendo de una ideología liberal, en 1976 Pamela con solo 16 años fue secuestrada por la dictadura fascista pinochetista, estuvo un año, por su filiación política, sin noción del tiempo siendo humillada, torturada y violentada física, emocional y sexualmente por sus captores. Fue a base de prolongadas terapias que se liberó de las huellas del terror militar golpista.

Pamela es enemiga acérrima de la sangrienta dictadura de Pinochet, militar que jamás peleó contra los enemigos de su patria. Dedicó vida, a secuestrar, torturar, asesinar y desaparecer a su pueblo, y a cometer abusos financieros en el ejército que goza de absoluta impunidad.

 

M.C. Héctor Ramón González Cuéllar es Académico del Instituto Tecnológico de Tijuana. Correo electrónico: profe.hector.itt@gmail.com

Comentarios

Tipo de Cambio