Hombre en estado de ebriedad atropella a voceador y lo liberan; DSPM lo defiende

Foto: Cortesía.- Francisco Javier Alarcón atropellado, con graves lesiones y el resposable Flavio Molina puesto en libertad.
Ezenario lunes, 19 abril, 2021 12:00 PM

En Mexicali, Francisco Javier Alarcón de 70 años, voceador de diversos medios de comunicación, fue atropellado la madrugada de este martes 13 de abril, cuando transitaba a bordo de su bicicleta sobre las calles de la Zona Centro de la ciudad; el responsable, un hombre de 31 años de edad, fue detenido en estado inconveniente y tras pocas horas fue dejado en libertad.

Desde ese momento, el voceador conocido como “El Torito” o “El Torombolo” permanece en cuidados intensivos en un nosocomio de la Capital del Estado, mientras que el presunto responsable fue dejado en libertad, aunque bajo investigación judicial.

Su sobrino Francisco Sandoval, hizo público lo ocurrido a través de redes sociales, donde enfatizó que su tío lleva 55 años vendiendo periódicos y viviendo al día.

El reporte de emergencias -del cual ZETA tiene una copia- establece que el acusado se encontraba en estado de ebriedad, motivo por el cual Flavio Molina Gregorio de 31 años, fue asegurado y presentado a los separos de la Policía Municipal. (Se presume inocente, mientras no se declare su responsabilidad por la autoridad judicial Artículo 13 del Código Nacional de Procedimientos Penales)

Francisco Sandoval comentó en entrevista que los policías le pusieron “precio a la salud de mi tío”, pues la víctima presenta lesiones serias en el pulmón, fractura de costilla y de cráneo, por lo que permanece bajo cuidados en el Hospital General de Mexicali, a donde fue trasladado por elementos de la Cruz Roja.

El parte policíaco está firmado por los agentes Gustavo Gutiérrez Contreras y Miguel Herrera Gutiérrez, tripulantes de la patrulla 615, y establece que el acusado conducía un vehículo Chevrolet S-10, color morado, modelo 2000, y sin placas, el cual, según el director Alejandro Lora Torres, permanece bajo resguardo de la corporación municipal.

La narrativa del parte policíaco establece que el victimario huyó de la escena hasta estacionarse sobre la avenida Tabasco y Salina Cruz, muy cerca de donde ocurrió el hecho. Ahí fue detenido gracias al apoyo de un testigo de la escena.

La inconformidad de Francisco Sandoval fue que al filo de las 11 de la mañana del mismo martes 13 de abril, el acusado fue dejado en libertad tras pagar una multa infracción de tránsito, pese a que las heridas de su pariente requieren más de 15 días en sanar.

 

Policías actuaron conforme a derecho: Lora Torres

Tras el incidente, el director de la Policía Municipal, Alejandro Lora Torres, fue entrevistado por lo ocurrido y respaldó la acción de sus agentes policíacos, pues -afirmó- no había suficientes pruebas para mantenerlo privado de la libertad por más tiempo.

A juicio de Lora Torres, el testigo no observó el momento del percance, sino que solo escuchó el ruido generado por el accidente; tampoco se pudo establecer la responsabilidad de los implicados en el siniestro.

Debido a que no se cuenta con cámaras de vigilancia en la zona ni testigos, decidieron ponerlo en libertad, pues no le podrían fincar una responsabilidad si no había una acusación directa, según comentó.

Lora Torres aseveró que el caso fue turnado ante el Ministerio Público para que sea éste el ente encargado de valorar la situación, y aseguró que el caso no está cerrado. Sin embargo, en ese momento -dijo- no había manera de responsabilizar al agresor del hecho delictivo.

ZETA tuvo acceso a los informes de la Policía Municipal en torno al caso y confirmó que en una primera instancia intentaron responsabilizar al ciclista del accidente, pero posteriormente aclaran que no cuentan con información para implicarlos.

Sin embargo, el documento que se presenta ante el Ministerio Público tiene una firma de recibido a las 22:48 horas; es decir, casi un día después de ocurrido el hecho y 12 horas después de ser liberado.

Sandoval dio a conocer que dentro de los próximos días presentará ante la Sindicatura Municipal una denuncia contra los policías, toda vez que -según dijo- los uniformados presentaron al acusado solo por conducir en estado de ebriedad, pero no por las heridas ocasionadas a la víctima, y por ello fue dejado en libertad rápidamente.

A juicio de Sandoval no hay otra forma de explicar lo ocurrido, más que como un acto de corrupción y protección de los agentes implicados.

Comentarios

Tipo de Cambio