PEMEX acuerda con Odebrecht modificar contrato de suministro de gas etano

Foto: Captura de pantalla de YouTube
Destacados miércoles, 3 marzo, 2021 6:34 AM

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó este miércoles 3 de marzo, que la paraestatal Petróleos Mexicanos (PEMEX), llegó a un acuerdo con dos empresas brasileñas, la constructora Odebrecht y la petroquímica Braskem, así como con la compañía mexicana Grupo IDESA (que se dedica a la producción, almacenamiento, distribución y transformación de hidrocarburos), en la modificación de un contrato para el suministro de gas etano, lo que significará un ahorro de 13 mil 749 millones de pesos para el Gobierno Federal.

“Se llegó a un acuerdo con la famosa empresa y sus socios, Odebrecht, ¿si saben de esta empresa no? Que es famosa porque sobornaba en países, y llevó a la cárcel, ese procedimiento, para decirlo amablemente, esas irregularidades, a presidentes de naciones y a funcionarios del más alto nivel”, indicó el mandatario nacional.

“Y en el caso de México, esta empresa, pues también entregó sobornos, es parte de las investigaciones que tiene la Fiscalía. Y el propósito nuestro ha sido pues, no permitir la corrupción, no permitir la impunidad y procurar recuperar todo lo que se pueda”, señaló el político tabasqueño.

“Que se repare el daño, por eso hemos revisado contratos que se hicieron, que consideramos leoninos, que se firmaron para que particulares, nacionales y extranjeros, hicieran jugosos negocios al amparo del poder público”, agregó el titular del Poder Ejecutivo Federal.

“Pues a costa del presupuesto, que es dinero del pueblo. Nos robaban a todos los mexicanos. Nomás que hay algunos que todavía no se quieren dar cuenta, hay que avisarles. Hay que mandarles telegramas, ahora, correos electrónicos”, señaló el presidente, durante su conferencia de prensa matutina.

“Entonces, se está también optando por llegar a arreglos, a acuerdos, siempre y cuando sean benéficos, para la hacienda pública. Y no irnos a tribunales, en estos casos hay la práctica de ir a tribunales internacionales, y eso lleva mucho tiempo, y no sabemos si en esos tribunales internacionales se actúa con rectitud”, enfatizó.

“Entonces hemos optado por hablar, con todas estas empresas y decirles: ‘hubo un tiempo en que les permitieron cometer atrocidades, abusos, actos de corrupción, eran los tiempos del soborno, del moche, ya eso terminó, y en ese tiempo pues tú firmastes (sic) un acuerdo con el gobierno un acuerdo leonino, es decir, perjudicial para el pueblo de México'”, agregó López Obrador.

“‘Y, lucrativo para tu empresa, no se puede llamar ni siquiera negocio, no se trata de una ganancia razonable, sino de una apropiación indebida del presupuesto. Entonces hay que castigar a quien te permitió que hicieras eso, y lo estamos haciendo, y hay denuncias, y la Fiscalía va a resolver, pero, al mismo tiempo, vamos a llegar a acuerdos, repara el daño, y puedes seguir, con tu empresa, en condiciones de justicia, de legalidad'”, abundó.

“Entonces eso es lo que se hizo en el caso de una planta de Odebrecht que produce polietileno, en Coatzacoalcos, en Nanchital, Veracruz, y sobre este tema va a informar el director de PEMEX, que le pedí que él directamente informara al pueblo de México, porque él llevó a cabo todo este proceso, de acuerdo con la empresa, y pensamos que fue un buen acuerdo”, enfatizó.

En su turno, Octavio Romero Oropeza, director general de PEMEX, recordó que en febrero del 2010, baja la administración de Felipe Calderón Hinojosa, la paraestatal firmó un “lesivo” contrato con Braskem-IDESA, “empresa en la que Odebrecht tenía importante participación accionaria”, para el suministro “obligatorio de 66 mil barriles diarios de gas etano, por un periodo de 20 años, más prórrogas de hasta 15 años adicionales.

Además, en dicho contrato se establecía que el costo total del transporte del gas etano (nacional y de importación) corría a cargo de PEMEX. Asimismo, las penalizaciones establecidas eran “desproporcionadas” o “inequitativas”, ya que por cada barril no suministrado debajo de los 66 mil diarios, la paraestatal debía pagar 200 por ciento de penalización.

En cambio, según Romero Oropeza, Braskem-IDESA sólo pagaría el 30 por ciento de penalización, lo que significaba que a PEMEX le costaba 7 veces más cada incumplimiento. Además, en cualquier momento de vigencia del contrato, en caso de terminación anticipada por incumplimiento de la paraestatal mexicana, esta debía pagar una pena igual al valor del negocio en marcha, a la fecha de la firma, cantidad que ascendía a 5 mil 300 millones de dólares.

El funcionario federal detalló que el 30 de noviembre del año pasado, el Gobierno Federal, a través de su empresa Centro Nacional de Control del Gas Natural (CENAGAS), determinó no renovar el contrato de transporte de gas natural.

Luego, en diciembre del 2020, se establecieron mesas de trabajo para modificar el contrato de suministro de gas etano entre PEMEX y Braskem-IDESA. El 26 de febrero de este año concluyeron las negociones entre ambas partos, al firmar un “memorando de entendimiento”.

En dicho documento la paraestatal mexicana y las empresas privadas llegaron al acuerdo del suministro diario de 30 mil barriles diarios de gas etano, por 3 años. Por otra parte, a partir del 2021 no habrá obligación de suministro para PEMEX.

El acuerdo establece, también, que la paraestatal mexicana acepta colaborar para que Braskem-IDESA invierta en una terminal de importación de gas etano -resolviendo sus necesidades de suministro determinado- por lo que PEMEX dará el Primer Derecho de Preferencia al conglomerado privado, sobre el hidrocarburo que Petróleos Mexicano no utilice para sus procesos.

Aunado a ello, tras el acuerdo, el costo del transporte del gas etano, nacional e importado, correrá por cuenta y cargo del conglomerado privado Braskem-IDESA. Según Romero Oropeza, como resultado de la negociación, se logró un incremento en el precio de venta del gas etano nacional del 73 por ciento y de 185 por ciento en el importado, “reconociendo todos los costos de PEMEX”.

Por otra parte, en las bases del memorando de entendimiento se establecen penas equitativas y bilaterales, en condiciones justas de mercado, que garanticen la consecución del contrato. Asimismo, se eliminan las clausulas que establecen penas “desproporcionales y leoninas”.

Por último, Romero Oropeza informó que “aún y cuando [dicho acuerdo] se trata de una acción favorable para PEMEX y la Hacienda Pública, se presentará el costo al Consejo de Administración para su análisis y, en su caso, ratificación”.

Respecto a cuánto pagará Odebrecht, el titular del Poder Ejecutivo Federal indicó que eso lo determinará la Fiscalía General de la República (FGR), ya que existe una denuncia presentada y siguen las investigaciones.

“Porque, además, hay que ver, como lo mencionaba, quién autorizó la firma de este contrato, a todas luces leonino, contrario al interés nacional. Todo esto está en las investigaciones sobre sobornos […] Nosotros no podemos seguir pagando en los mismos términos”, acotó.

“Desde que entramos se dio la instrucción de que no podíamos pagar por los supuestos incumplimientos, 3 mil millones, entonces, porque no aceptábamos el contrato, ellos se negaban a negociar. Legalmente generamos ese contrato y ellos alegaban de que se tenía que respetar ese contrato, aún en estos términos”, aseguró.

“Ellos estaban renuentes y con ganas de pelear […] como sucedió en otros casos, no pensaban que iba a haber un cambio de gobierno, pensaban que iban a seguir igual”, insistió el presidente de la República.

Comentarios

Tipo de Cambio