Asesinan a 2 funcionarios municipales

Domicilio de Moreno Padilla
Edición Impresa lunes, 22 marzo, 2021 1:00 PM

Criminales aliados con policías de Rosarito, involucrados en el homicidio de Diana Montes de Oca, jueza municipal de Tijuana. Los homicidas del jefe de arrastres de Tijuana, Adrián Moreno, le preguntaron por un arma. Entre el 1 de enero y el 17 de marzo, en Baja California se han cometido 660 homicidios; 582 víctimas han sido hombres y 78 mujeres. Tijuana con 403 muertes y Ensenada con 113, son los municipios a la cabeza

El domingo 14 marzo, Alejandro Adrián Moreno Padilla, jefe del Departamento de Supervisión y Arrastre y Almacenamiento de Vehículos del Ayuntamiento de Tijuana, fue asesinado a balazos frente a su esposa Mirna O. quien labora como inspectora en la misma dependencia.

Moreno es uno de los 582 hombres que han sido asesinados en Baja California entre el 1 de enero y el 18 de marzo, y destaca porque al ser asesinado se desempeñaba como funcionario municipal en Tijuana, y por las dos versiones que hay del contexto en que fue ejecutado.

Confundida por el impacto violento, de acuerdo con información que obra en poder de las autoridades, la mujer hizo dos relatos.

Explicó que era muy temprano, alrededor de las 06:00 horas de ese domingo. La pareja -que tiene una hija de 10 años en común- dormía, cuando dos hombres vestidos de negro y armados, irrumpieron en la casa localizada en calle Papantla número 548 del fraccionamiento Baja Malibú, en el distrito Playas, y se metieron hasta la habitación.

En el lugar empezaron a golpear al hombre, ella les pidió que no le pegaran porque está embarazada, y los agresores no la tocaron. Los delincuentes le preguntaban al funcionario por el dinero y “por la pistola”.

La mujer les dio la combinación de la caja fuerte, pero no pudieron abrirla, así que ella lo hizo. Moreno no respondió nada de ninguna arma.

En el siguiente momento es cuando la información recabada por los municipales y los ministeriales se distinguen y confunden:

  1. La primera versión indica que los delincuentes robaron 350 mil pesos de la caja fuerte, salieron de la casa con el dinero, y minutos después regresaron y asesinaron a Moreno.
  2. La segunda declaración registrada, reporta que robaron 250 mil pesos, y antes de irse, los hombres dispararon y mataron al funcionario.

Alrededor de las 12 del día sobre la calle Bahía candiles de la colonia vista Marina en Playas de Rosarito se reportó detonaciones de arma de fuego que provocaron la muerte de Diana Marlene Montes de Oca de 43 años quien fuera juez municipal en Tijuana y de su madre, Rosa Ramos de 72.

De acuerdo con la pareja de la víctima, el dinero era producto de los ahorros que estaban haciendo para comprar un lote.

Diana Marlen Montes de Oca presentó
siete impactos de arma de fuego en la
región de la cabeza, tórax, brazos y piernas
y su muerte fue declarada en el Hospital
General de Rosarito.

La mujer pidió auxilio, y a las 07:06 horas del domingo quedaron registrados los reportes de parte de los primeros respondientes: el primero, en el que recibieron la denuncia del ingreso de dos hombres armados a un domicilio en el que robaron y dispararon en la cabeza a un hombre; y el segundo informando que la víctima tenía heridas de bala en cabeza y espalda, y fue encontrado sin vida por los paramédicos.

Sin formación profesional, ni experiencia en la administración pública, Moreno Padilla llegó a la jefatura del Departamento de Arrastre en octubre de 2020 e ingresó a la nómina municipal a su pareja. Ambos llegaron a la Secretaría de Desarrollo Territorial Urbano y Ambiental (SDTUA) con la nueva administración morenista.

A través de un comunicado, el Ayuntamiento informó que Moreno estaba de licencia médica por COVID-19.

Pedro Cruz Camarena, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana Municipal, reprobó “cualquier conducta violenta que atente contra la vida de un ciudadano; como Municipio buscamos un gobierno con transparencia y honradez, por ello lamentamos este hecho violento donde perdió la vida un funcionario de nivel medio”.

También, dijo que colaborarían con la Fiscalía General del Estado (FGE) en el esclarecimiento “y la detención del o los presuntos responsables, lo más pronto posible”.

Hugo Reyes Almanza “El Cholo”

Al cierre de esta edición, jueves 18 de marzo, la carpeta de la FGE no registraba avances.

De acuerdo con un informe de la Guardia Estatal de seguridad e Investigación (GESI), entre el 1 de enero y el 17 de marzo, en Baja California se habían cometido 660 homicidios, 140 durante marzo; 403 en Tijuana, 113 en Ensenada, 75 en Tecate, 42 en Mexicali, 26 en Rosarito y dos en San Quintín

En cuanto a las 78 mujeres asesinadas, 42 de los homicidios ocurrieron en enero y dos fueron clasificados como feminicidios; 21 en enero, uno clasificado como feminicidio y 16 homicidios de mujeres en lo que va de marzo.

 CRIMINALES Y POLICÍAS CORRUPTOS EN HOMICIDIO DE JUEZA

En el caso del asesinato de Diana Marlén Montes de Oca Ramos, de 43 años -una de 76 mujeres asesinadas en 2021-, quien se desempeñaba como Jueza Municipal de Tijuana y fue acribillada junto a su madre el domingo 17 de enero, hay más avances.

Las balearon alrededor del mediodía, cuando estaban a bordo de una camioneta Toyota roja, estacionada sobre la calle Bahía Cantiles de la colonia Vista Marina en Rosarito. La madre murió con dos tiros en el cuerpo.
Diana Marlén recibió siete impactos de bala en cabeza, tórax y sus extremidades. Testigos reportaron el ataque y a dos homicidas que huyeron en una trimoto.

Desde el inicio, la principal línea de investigación gira en torno a un pleito por tierras.

La jueza y su madre se dedicaban a la venta y regularización de tierras en Rosarito.

A partir de agosto de 2020, se enfrascó en un pleito legal por los 5 mil 505.891 metros cuadrados del lote 260, manzana 701 del fraccionamiento Vista Marina.

En el mencionado litigio, Montes de Oca había denunciado a un grupo de policías que invadieron el predio apoyados por Pedro Fausto Fernández López “El Cremas”.

Este hombre, aliado con agentes locales, fue identificado como parte de una célula delictiva en Rosarito por las autoridades ministerial. De hecho, a tres meses denunciar el pleito legal con la jueza, “El Cremas” fue asesinado y su hermano continúa el conflicto por las tierras.

De la muerte de “El Cremas”, se sabe que a las 08:36 horas del 28 de noviembre de 2020, los números de emergencia recibieron el reporte de “detonaciones de arma de fuego” en el número 11 de la calle Guadalupe Victoria y Niños Héroes, Colonia La Ladrillera, en Playas de Rosarito.

Minutos más tarde, elementos de la Policía Municipal y de la Cruz Roja informaron que la víctima era Pedro Fausto Fernández López, de 52 años de edad. En el ataque usaron tres armas calibre .40; el cuerpo de “El Cremas” tenía ocho lesiones que impactaron en cabeza, cuello, pecho y brazos.

El mismo día, y reportado a la misma hora, también en Rosarito, pero sobre el Kilómetro 42 de la Carretera Libre Ensenada-Tijuana, frente al restaurante El Pescador, los números de emergencia atendieron otra denuncia de homicidio calificado. La víctima, Jesús Noé Díaz Barajas, de 43 años.

El reportante informó: “Hay una persona tirada sobre la carretera”, por lo que los primeros respondientes atendieron el llamado, y antes de llegar al lugar, les informan que hay detonaciones de fuego en La Ladrillera -Pedro Fernández-, por lo que otros agentes de la Policía Municipal atendieron el otro incidente.

En la escena de la muerte de Noé Díaz, también encontraron casquillos de armas calibre .40, pero la víctima presentaba 12 lesiones en cara, tórax y brazos.

Además de haber sido asesinado el mismo día que Fernández, el contrincante en el litigio de la jueza Diana Montes de Oca, resulta que una de las armas usadas para asesinarlo, fue utilizada para dispararle al auto donde murió la funcionaria, y con la misma le quitaron la vida a la madre de esta.

La pistola calibre .40 fue localizada por las autoridades “oportunamente” en Rosarito, tres meses después de la muerte de Noé Díaz, y un mes posterior al asesinato de la mujer de 72 años. La encontraron al atender una denuncia por riña que terminó en un expediente iniciado por privación ilegal de la libertad.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana de Rosarito informó que a las 17:22 horas del jueves 25 de febrero, los tripulantes de la unidad BC-487-A1 recibieron la instrucción de trasladarse a los condominios Oceana, sobre las calles Roble y Mar Adriático de la Zona Centro. Lo enviaron a atender el reporte que en la habitación número 712, había una persona agresiva, y en el interior se escuchaba una riña.

En el informe policiaco, los uniformados dijeron que al aproximarse vieron un hoyo en la pared, la puerta frontal abierta y desde dentro escucharon una voz pidiendo auxilio a gritos.

Al ingresar, sobre el pasillo principal, “a escasos 3 m de distancia se encuentra tirado los que al parecer es un arma de fuego, motivo por el cual ingresan al apartamento y al realizar una inspección ocular”, reportarían los policías.

En la cocina del departamento, encontraron a “una persona del sexo masculino de vestimenta pants gris y camisa negra el cual se encontraba agazapado y pidiendo ayuda, el cual dijo llamarse Austin Lee Waller, de 26 años de edad, mismo que se encontraba con golpes en el rostro y cuerpo y tenía una herida cortante en el brazo derecho y de manera verbal nos manifestó ser ciudadano americano, y que la persona que le había ocasionado los golpes lo tenía privado de su libertad”.

Conforme al parte informativo, la víctima dijo que el responsable era “El Cholo”, quien estaba en la habitación principal y vestía pantalón gris y camisa negra de camuflaje.

Los uniformados reportaron la captura de Hugo Reyes Almanza “El Cholo”, de 40 años, a las 17:35 horas del 25 de febrero y lo presentaron por lesiones y privación de la libertad.

Interrogado, el detenido empezó por negar que el arma fuera suya, sino que los policías se la sembraron, aunque admitió que tenía retenido a Austin Lee Waller en contra de su voluntad. Detalló que ambos trafican droga a Estados Unidos, pero habían perdido un cargamento y el joven Lee quería ir por su mujer, para evitar que sus jefes se desquitaran con ella y huir. Pero Reyes lo obligó a quedarse para que respondieran juntos por la pérdida del enervante.

Arna usada para asesinar a la madre de la jueza

UNIFORMADOS INVESTIGADOS

Aunque la FGE ya trabaja en la solicitud de dos órdenes de aprehensión de dos sospechosos, la investigación ministerial indaga la posible intervención de elementos de la Secretaría de Seguridad de Rosarito.

Primero, porque partir del inicio del litigio por tierras, Diana Montes de Oca Ramos y su familia reportaron haber recibido amenazas en dos ocasiones: una de policías municipales de Rosarito, a los que no pudo identificar a pesar de que su hermano labora en la mencionada corporación; y la segunda advertencia llegó en voz de dos hombres, a los que también mencionaron como desconocidos.

Particularmente después que el arma “apareció” en la escena del crimen intervenida por oficiales de la unidad BC-487-A1 en febrero.

 

EN DOS AÑOS, SIN AVANCES EN HOMICIDIO DE BOMBERO

En seguimiento a los homicidios de funcionarios, ZETA preguntó acerca del asesinato del bombero Samuel Santiago Acosta, de 49 años. Tenía incapacidad médica y no laborara desde 2010.

La ejecución del hombre quedó grabada en una cámara de vigilancia, las imágenes proyectaron cómo a las 19:04 horas del jueves 30 de mayo de 2019, la víctima se acerca, como si conociera a los tripulantes, de un automóvil que circulaba sobre la calle Pino, frente al número 2785 de la esquina con Calle Olivo, Colonia Ciudad Jardín, Delegación San Antonio de los Buenos. El vehículo se detiene brevemente, para que desde el interior le disparen.

Los homicidas huyeron a bordo de la unidad Ford Escape color negro, modelo 2000, sin ser identificados. En el lugar de los hechos, peritos encontraron ocho casquillos de un arma calibre 9 milímetros.

Después de casi dos años, la carpeta no registra avances, tienen los ocho casquillos, una huella en ellos, los videos del homicidio y un dictamen de criminalística, todos datos incorporados a la investigación que data de hace dos años.

Comentarios

Tipo de Cambio