Grieta

Fotos: Archivo
Columnaz lunes, 8 febrero, 2021 12:00 PM

El martes 2 de febrero, a través de redes sociales, se hizo público un audio en el cual se escucha a la encargada de Zona Costa de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris), Juliana Vidal Marián, supuestamente ofreciendo protección al propietario de un negocio de Tijuana. Aunque el tema se apagó en poco tiempo, el audio, replicado por diversos medios de comunicación, causó molestia en el titular de la Secretaría de Salud, Alonso Pérez Rico, pero no por los motivos correctos. Resulta que el principal sospechoso de hacer pública la información es nada menos que el encargado de la Coepris en Baja California, David Gutiérrez Inzunza, quien ha tomado un rol muy importante durante el periodo de pandemia, pero al parecer no le gustan las imposiciones, como la de Juliana Vidal. Resulta que la funcionaria fue una cuota que le solicitó Pérez Rico, lo que ha causado ciertos conflictos entre Gutiérrez y Vidal, pues no le hace caso y prefiere reportarse directamente con el secretario de Salud y no con su jefe directo. Es bien sabido dentro de tal dependencia que este no es un caso aislado, toda vez que es común que ambos funcionarios se metan zancadillas para hacerse quedar mal mutuamente, pero en esta ocasión se pasaron de la raya y el mismo Pérez Rico se vio obligado a llamarlos a una reunión, donde les puso la regañada de su vida. El tema ahora está en manos de la secretaria de Honestidad y la Función Pública, Vicenta Espinosa, que dicho sea de paso, tiene una mala, pero muy mala relación con el titular de Salud en la entidad, lo que abre una grieta en el círculo principal del gobernador Jaime Bonilla.

Comentarios

Tipo de Cambio